filesmonster.biz
Escritorio de un pediatra

Libreta de salud infantil familiar digital




“A una bala de distancia”, “a la distancia de un beso”.

Así vivimos entre la suerte, la convicción y el destino.

Quizás un beso que alimenta el  alma.
El adormecimiento del consumo  en que trascurre la parte civilizada de la sociedad. El purgatorio.
Ni el deseo ni el infierno; suspendidos en la inercia de la rutina .

Mientras ángeles y demonios libran su batalla de partos y muertes en los alrededores.
Hay  que meter los pies en el barro para encontrar lo necesario , lo justo.
Empaparse de sufrimiento, compartir miserias, dejar los lugares cómodos y convenientes.

Respirar el olor de las carencias.
Leguleyos farsantes que impotentizan la verdad, la igualdad , la libertad.
Leyes hipócritas, trampas de los amurallados tras la burocracia, cañón de poderosos.

Cuerpos privatizados , del mundo globalizado, donde la esclavitud es bagatela.
Se la desayuna, se la camina, se la ve, no se la oye. Alienada ,casi no habla y si lo hace  no se la escucha.
Países comprados , amores y sueños. Esfuerzos y dignidades valen menos que una gota de oro negro.

Eso sí con embustes legales y avales internacionales hasta para las masacres.
Capitalismo , lobo del hombre. Paradigma de la incoherencia . Rey de las paradojas.
Cuanto más ensalza al individualismo y sus vicios, más lo precipita a su muerte y a la de los suyos ; pero con un buen auto en la puerta.

Culto al cuerpo perfecto que no encuentra sentido a su vida y no puede valorar la de los demás.
Libertad, igualdad , fraternidad... el amor. Lo más importante nunca se pide. Se hace. Está. Se da. Se toma . O se deja el vacío.
Ante el pedido está el no, el quizás , la transa, el condicional, el potencial.

Hacer, estar , es lo irrefutable del acto que marca un destino,  un antes y después. Un sello a sangre y fuego , lo indubitable del presente, del aquí y ahora. Un beso de sentido en el vértigo de la no existencia que nos consume.
Quizás por todo ésto ...la violencia... que te agujerea la piel.

En el otro extremo , lo mismo, pero sutilmente legalizado.... que te corroe el alma.


Lic.María Pía Bacchi
Psicologa - Zona Pediatrica Staff


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Artículos relacionados

Buscar en Zp