Prevención de accidentes


Comisión de Seguridad en Productos al Consumidor - EEUU
Advertencia a los consumidores sobre el peligro de sofocación
asociado al uso de globos en niños


Niño con Globo

La Comisión de  Seguridad de Productos al Consumidor de los EEUU advierte a los padres y cuidadores de niños pequeños sobre el peligro de sofocación que se presenta con los globos no inflados o bien las partes de globos rotos.

De todos los productos para los niños, los globos son la causa principal de muerte por sofocación de acuerdo a los datos de la CSPC de los EEUU. Desde 1973, más de 110 niños han muerto como resultado de sofocación debido a globos no inflados o a restos de globos. La mayoría de las víctimas eran menores de 6 años, pero la CSPC tiene datos ahora de niños mayores que han sufrido sofocación con globos.

Los accidentes con los globos pueden ocurrir de 2 maneras. Algunos niños succionan globos desinflados colocados en la boca, a menudo con la intención de inflarlos. Esto puede ocurrir cuando el niño que está inflando el globo inhala o inspira en forma profunda para preparar la próxima espiración, con lo cual el globo es desplazado hacia atrás en dirección a la garganta. Algunas muertes pueden resultar cuando los niños se tragan globos desinflados que estaban succionando o masticando. Uno de los casos registrados es de un niño que masticaba un globo desinflado y cayó al suelo repentinamente. Luego de golpear en el piso, el niño en un acto reflejó inspiró en forma brusca, sofocándose con el globo.

La segunda clase de accidentes involucra a restos de globos. Los niños pueden colocar en su boca, restos de globos rotos con los cuales estaban jugando. Si los globos rotos no son desechados, cualquier niño puede seguir jugando con ellos, masticando restos del mismo o intentando estirarlo dentro de la boca o succionarlo o hacer “burbujas” con el. Estos restos de balón son succionados fácilmente dentro de la boca y los pulmones. Los globos se amoldan a las paredes de la garganta y los pulmones pudiendo bloquear totalmente la respiración.

Debido a los peligros de sofocación, la CSPC recomienda a los padres y cuidadores de niños que no permitan que los menores de 8 años jueguen con globos desinflados sin supervisión paterna. La CSPC no cree que un globo totalmente inflado represente un riesgo para los niños pequeños. Sin embargo, si el globo se rompe, la CSPC recomienda que los padres inmediatamente recojan los restos del globo roto y lo desechen fuera del alcanze de los niños pequeños.


Nota de quien suscribe:
Una práctica común no sólo de los médicos sino de otros profesionales de la salud que trabajan con niños (por ejemplo dentistas) es la de entregar a los menores luego de la consulta un guante inflado para que el niño juegue.
Yo mismo he seguido esta práctica hasta hace pocos meses, cuando me informaron de un accidente por sofocación con un guante inflado ocurrido a una menor en un hospital de Buenos Aires.
Esta práctica es muy riesgosa y nos puede costar no solo una vida humana sino toda una carrera.
Es más, pienso que los guantes inflados son más peligrosos que los globos, ya que instintivamente los pequeños succionan los dedos del guante, con lo cual no pasa mucho tiempo hasta que se rompe.
Por esta vía, aprovecho a todos a que tengan mucho cuidado con esta práctica

. Dr Juan Alba
Pediatra
Ushuaia - Tierra del Fuego
Argentina



Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar