filesmonster.biz
Enviar contenido

Libreta de salud infantil familiar digital




Ha fallecido el pediatra Alejandro O´Donnell, defensor de los niños mal nutridos    

miércoles, 13 de febrero de 2008

 


Image
Dr. O´Donnell, foto de La Nación

Una “personalidad sobresaliente”, como muy bien calificó “La Nación”, acaba de fallecer. El pediatra Alejandro O´Donnell, unos de los grandes profesionales que hizo de la defensa del chico bien alimentado en nuestro país una bandera flameando en la rosa de los vientos, falleció en la Capital Federal a los 68 años, publicó el diario porteño en su edición del 11 de febrero.
Fue el fundador del Centro de Estudios de Nutrición Infantil, (Cesni), “en el que formó a cientos de especialistas y realizó investigaciones epidemiológicas que contribuyeron de manera decisiva a la formulación de políticas en relación con la diarrea, el hambre, la desnutrición, la anemia por deficiencia de hierro o la estimulación en los primeros años de vida”.


En estos conceptos de “La Nación” están resumidas las grandes líneas de su humana tarea para ayudar a que miles de chicos que hoy mueren en la Argentina, no sean abatidos por enfermedades que más se deben a la negligencia de los altos poderes de esta nación, que a lo inevitable de la ciencia.


Precisamente, si hay un concepto que las estadísticas de la Unicef destaca, cuando hablan de los 50 chicos que se morían por día en el país años atrás, y los 25 que hoy siguen muriéndose, es el de que un alto porcentaje de estos fallecimientos eran “evitables”.
Gravísima falta la del presidente de la Nación, gobernadores, intendentes, legisladores y concejales de todo el país, permitir con su abulia, irresponsabilidad e ineficiencia que muera un solo chico por causas “evitables”.


Si hay un acto abominable de violencia en una sociedad, es dejar que un chico muera cuando pudo haberse evitado su fallecimiento.
Eso combatió hasta la última hora de su vivir el pediatra desaparecido.
¿Cómo nació Cesni en la cabeza del Dr. O´Donnell?
“La Nación” lo explica así: “Hacia mediados de los años 70 fue distinguido como becario de la Unidad de Nutrición de la Universidad de Iowa y como investigador del Programa Mundial de Alimentos en el Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá (Incap) en Guatemala. Desde allí, regresa a la Argentina con la inquietud de crear un centro destinado a investigar y hacer docencia en cuestiones de nutrición infantil. Así, en julio de 1976 nace Cesni”.


Añade el matutino que mientras continuaba su carrera pediátrica como jefe de la Unidad 1 del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, dirigió más tarde la Unidad de Nutrición del hospital Garrahan. Fue, además, profesor titular de Nutrición en la Universidad del Salvador y profesor asociado de Nutrición Pediátrica en la Universidad de Iowa.


Intervino como miembro, investigador y dirigente en numerosas entidades, todas vinculadas con el patológico mundo de los chicos y sus formas posibles de salvarles la vida.
Presidió las Sociedades Latinoamericanas de Nutrición y de Investigación Pediátrica, así como varios congresos de nutrición; fue consultor de los máximos organismos internacionales, como la Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana de la Salud, Unicef, la Universidad de las Naciones Unidas y el Programa Mundial de Alimentos.


En el campo de la generación documental de sus ideas y propuestas, fue autor y coautor de 135 trabajos publicados, 256 presentados en congresos y 11 libros, puntualiza el redactor de “La Nación” en su meritorio homenaje periodístico.


Entre 2000 y 2006 termina su especializada carrera  como jefe de Pediatría del Hospital Alemán.
Dice el matutino: “Pero, sin duda, fue el Cesni el objeto de su devoción y entrega. Lo dirigió en forma ininterrumpida desde su creación hasta la actualidad, y lo convirtió en un centro de investigación y docencia reconocido en la Argentina y en América latina”.


Destaca bien el diario cuando puntualiza que la misión del Dr. Alejandro O´Donnell, con su empuje, hizo que el Cesni no pasara por alto la misión de esta institución: tratar hasta en los mínimos detalles las necesidades alimentarias de los chicos que menos tienen.
Este concepto de “las necesidades alimentarias de los chicos que menos tienen” es, a nuestro entender,  la columna vertebral de la gestión de un hombre que dedicó la mayor parte de su energía y saber a salvar vidas infantiles.


Este solo título es diploma suficiente para incorporar al Dr. Alejandro O´Donnell a la breve y jerarquizada nómina de los grandes salvadores de la Humanidad.
"Es una gran pérdida para Cesni, para la nutrición y para la pediatría", dijo uno de sus más cercanos colaboradores, el doctor Sergio Britos, señala “La Nación.


Explica bien el redactor cuando subraya que la tarea del Dr. Alejandro O´Donnell “siempre fue identificar, investigar y anticipar los problemas que afectan la salud nutricional infantil, difundirlas en la comunidad científica y proponer soluciones acertadas y efectivas. A lo largo de su existencia, la institución formó a centenares de nutricionistas y pediatras, varios de los cuales hoy desempeñan funciones relevantes en universidades y áreas de gobierno”.


Desde este modestísimo sitio de www.tdperiodismo.com vamos a rendir permanente homenaje a este hombre y su obra.
Con la ayuda de Cesni –entidad con la cual todavía no hemos entrado en contacto porque estamos rindiendo nuestros primeros exámenes en esta materia de la mala nutrición- trataremos de difundir las ideas del Dr. O´Donnell.


Si con ello se consigue aportar un mínimo de ayuda para seguir combatiendo la negligencia del poder de turno, para que la Argentina se incorpore a los países que han eliminado las “muertes evitables de niños”, nuestra tarea se verá conmovedoramente gratificada.

Teódulo Domínguez
Ex La Nación, Clarín, The San Diego Union, California
Director de
www.tdperiodismo.com

 


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp