Fecunditas Medicina Reproductiva de Alta Complejidad


Buscas turno con un doctor?


Alimentacion Infantil Academia Americana de Pediatria PDF Imprimir E-mail
Viernes, 28 de Septiembre de 2012 15:10


Alimentación infantil: Recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría

Cada vez se presta mayor atención a la prevención del sobrepeso, la obesidad y los factores de riesgo cardiovasculares en niños y adolescentes.
Fuente: http://pediatrics.aappublications.org/cgi/content/full/117/2/544

Se estima que entre un 75% a un 90% de la epidemia de enfermedad cardiovascular está relacionada con hipertensión arterial, hiperlipemia, diabetes, tabaquismo, falta de actividad física, y obesidad. Las causas principales de estos factores de riesgo cardiovasculares es la existencia de conductas inadecuadas, incluyendo una nutrición pobre.

El proceso arteriosclerótico comienza en la juventud, culminando en el desarrollo de placas arteriales y el consecuente riesgo vascular entre la tercera y cuarta década de la vida. Una nutrición adecuada, un estilo de vida que incluya actividad física en forma regular, y la ausencia de consumo de tabaco contribuyen a disminuir el riesgo e inclusive demoran o previenen la aparición de una enfermedad vascular declarada.

La Academia Americana de Pediatría publicó en febrero de 2006 de la revista “Pediatrics” una versión corregida de sus recomendaciones en cuanto a dieta y actividad física para niños y adolescentes sanos. En el artículo se discute además el actual contenido de la dieta infantil, se revisan las consecuencias adversas para la salud de las dietas hipercalóricas, ricas en grasas saturadas y en colesterol.
Recomendaciones nutricionales de la Academia Americana de Pediatria

Las recomendaciones que realiza la American Academy of Pediatrics apuntan tanto a lo que deben consumir los niños y adolescentes como a las conductas que deben adquirir los padres y todos los encargados de cuidar a los niños. Se incluyen consejos diversos para favorecer en los niños las conductas saludables, haciendo hincapié en el “predicar con el ejemplo”.



En concreto, las recomendaciones para los niños mayores de 2 años y sus familias son las siguientes:
  • Balancear el ingreso diario de calorías con la cantidad de actividad física para mantener un peso normal o un crecimiento normal en los niños.
  • Hacer 1 hora de juego o actividad física moderada a vigorosa por día.
  • Comer frutas y verduras todos los días, limitando los jugos.
  • Utilizar en la dieta aceites vegetales y margarinas con bajo contenido en grasas saturadas y en ácidos grasos trans en vez de manteca u otras grasas animales.
  • Comer pan preparado con granos enteros y cereales más que productos elaborados con granos refinados.
  • Reducir la ingesta de bebidas y comidas azucaradas.
  • Utilizar leche descremada y lácteos con bajo contenido en grasa.
  • Comer más pescados, especialmente los oleosos, cocidos a la parilla o al horno.


En el documento también se incluye una lista de consejos para padres destinados a ayudarlos a implementar en la práctica las recomendaciones enumeradas.

  • En la preparación de las comidas, utilizar aceite de maíz, de soja u otros poliinsaturados en lugar de grasas sólidas.
  • Incluir frutas y verduras frescas, congeladas o enlatadas en todas las comidas; ser cuidadosos con los condimentos y con el azúcar.
  • Introducir y servir pescado en forma regular como entrada.
  • Quitarle la piel a las aves antes de servirlas.
  • Utilizar solamente cortes de carne magros y productos cárnicos reducidos en grasa.
  • Reducir la ingesta de salsas con alto contenido en calorías, como las salsas cremosas y las salsas de quesos.
  • Evitar los productos elaborados con harinas refinadas; reemplazarlos por aquellos preparados con granos enteros.
  • Leer siempre las etiquetas de los productos elaborados atentamente, prestando especial atención al contenido de sodio, azúcar, grasas, y a las fechas de elaboración y de vencimiento.
  • Comer más legumbres. Se pueden usar para reemplazar a las carnes rojas.
  • Los panes envasados, los cereales para el desayuno y las comidas elaboradas, por ejemplo, las sopas, pueden tener un alto contenido en sodio y/o azúcar. Elegir los que tengan mayor contenido en fibra, bajo contenido de sodio y menor contenido de azúcar agregada.


Tanto los padres como todos aquellos involucrados en el cuidado de los niños, deben ofrecerles un modelo adecuado a seguir a través de su propia conducta. Los expertos destacan que existen prácticas culturales nocivas, mensajes de los medios masivos de comunicación y otras fuentes de desinformación que es preciso contrarrestar. Lo más importante en este sentido, según recomiendan los autores, es que los padres comprendan que deben favorecer el “haz lo que yo hago” en vez del “haz lo que yo digo”. También se llama a combatir la creencia popular que sugiere que los niños “gorditos” son los más sanos.


Para los niños menos, se recomienda obviamente la lactancia materna hasta el año de edad si fuera posible. Otras recomendaciones para padres y cuidadores incluyen algunos tópicos que no siempre se abordan en forma adecuada.

- Controlar la comida que se encuentra disponible y cuando puede ser consumida (calidad de los nutrientes, tamaño de las porciones, los horarios de las comidas, evitar el “picoteo”).


- Brindar a los menores el contexto social para estimular una conducta alimentaria saludable (comer en familia, el rol de la comida en las relaciones sociales).


- Enseñar a los niños sobre alimentos y nutrición mientras se compra y mientras se cocina.


- Contrarrestar la información errónea de los medios y otras influencias negativas.


- Instruir a los cuidadores, por ejemplo babysitters o asistentes, sobre lo que usted quiere que sus hijos coman.


- Servirles siempre de modelo, ya que los niños imitarán la conducta de los padres y cuidadores.


- Promocionar y participar en actividades físicas en forma regular.


La Academia subraya que existe una brecha importante entre las actuales recomendaciones y lo que sucede en la realidad en cuanto a la dieta de los lactantes, niños y adolescentes. Por este motivo insta a los profesionales a extremar los cuidados y las indicaciones principalmente en lo referido a la adquisición de conductas alimentarias adecuadas, el consumo de frutas y verduras, y la realización de actividad física.

Temas para padres

alt
alt
alt
alt

alt

alt



Trackback(0)
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
Tienes que estar logueado para escribir un comentario. Puedes registrate si no tienes ya una cuenta creada.

busy
Última actualización el Domingo, 07 de Octubre de 2012 18:19
 
Avales / Alianzas / Staff / Privacidad / Publicidad / Sitemap / Contacto

Zonapediatrica.com
Copyright 2014 © / Todos los derechos reservados ®
Sitio realizado y mantenido por el EPZP - Equipo de Programacion de Zona Pediatrica