Gastroenterologia



Los niños con antecedentes de constipación tienen una mayor tendencia a producir un cuadro llamado "Bolo fecal" que consiste en la impactación de las heces en el recto (región del intestino grueso ubicado en la parte final del colon descendente).

Esto produce una dificultad mecánica para la eliminación de las deposiciones con el consiguiente malestar que esto genera.

La irritación del tipo mecánico que es producida, da lugar a un aumento de la secreción mucosa en la pared del recto, esta secreción se elimina en forma semejante a heces diarreicas, recibiendo el nombre de pseudodiarrea, escurrimiento o diarrea paradojal.


Causas:
Toda causa de constipación predispone a la presencia de bolo fecal


Criterios de Internación
Habitualmente la presencia de un bolo fecal no requiere internación, salvo que sea imposible el tratamiento del tipo ambulatorio.
Los bolos fecales no requieren de examenes complementarios de rutina, salvo aquellas enfermedades generales que se acompañen con sintomas de constipación.


Tratamiento.
El manejo de la constipación crónica es la manera más efectiva para evitar estos cuadros.
Cuando el bolo fecal está instaurado es necesario el tratamiento con enmas a retener.



Sobre los Enemas
Los enemas que se usan en pediatría son enemas que se preparan con solución salina (solución fisiológica) y aceite mineral, deben tener una proporción adecuada para cada edad.

Los microenemas que se venden en farmacias pueden resultar en casos leves, pero su volúmen es muy bajo y no hay garantía de exito.

Además poco sirve el plan de enemas si no se sigue una dieta adecuada que contenga , jugos naturales (naranja, ciruela); vegetales y fibra de los granos de cereales.
El uso de supositorios rectales realmente están en discusión ya que las constipaciones leves pueden solucionarse con dieta o eventual uso de medicamentos orales y las constipaciones moderadas requieren de enemas que son mucho más efectivas que estos productos.

El uso de medicamentos como lubricantes debe ser bajo la estrica supervisión del pediatra, entre estos productos encontramos la vaselina líquida que puede indicarse en mayores de 1 año.

Esto es de destacar ya que el uso de estos sin ningún control pueden llevar a pérdidas de vitaminas A,D y K, también llevar a un "acostumbramiento intestinal" con la consiguiente persistencia de mala función del intestino.

Otros medicamentos usados son el sorbitol , lactulosa o hidróxido de magnesio.

El tiempo del tratamiento depende de cada caso en particular pero habitualmente no son tratamientos cortos.

Nuevamente nos parece importante destacar que los niños pueden variar su ritmo de defecación, pudiendo presentar deposiciones infrecuentes de consistencia normal, representando su patrón habitual de defecación y no una enfermedad.

Un niño normal puede tener un ritmo defecatorio cada 2 a 5 días sin dificultad, lo que no implica que sea constipado.

 

Preparación de enemas
La aplicación de enemas debe ser realizada por personal experimentado para evitar lesiones que puedan afectar la salud del paciente.

Habitualmente se utiliza una sonda rectal Nro 18 o 16, introducida entre 10 a 15 cm del orificio anal.
Estas sondas deben estar conectadas a una pera de goma de unos 250 cm3 o jeringa de gran tamaño.

Primera enema: utilizar 50 cm3 de aceite de cocina
Segunda enema: aplicarla 2(dos) horas después y cada 30 minutos. Estas enemas puede conntener entre 150 y 250 cm3 de Solución Salina (Solución Fisiológica). El volúmen de la solución dependerá de de la edad del paciente.

Muchas veces el tratamiento puede tener una duración de entre dias y semanas para lograr la completa evacuación del bolo fecal y volver a lograr deposiiones del tipo voluntario.




Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Artículos relacionados

Buscar en ZP

Quién está en línea

Tenemos 223 visitantes y ningun miembro en Línea

Necesitás ver al Doctor ?