filesmonster.biz
Traumatologia

Libreta de salud infantil familiar digital




Caidas y golpes frecuentes


Con frecuencia en los consultorios de pediatría encontramos a padres y otros familiares preocupados por que creen que determinado niño o niña se golpea y cae demasiado al caminar.

Lo más común es que estas percepciones familiares sean erróneas, y simplemente se deban a una exagerada ansiedad del entorno del niño que desea que camine y corra como un experto y en realidad tiene muy pocos meses de "experiencia" y requiere un poco de tiempo para madurar de manera acorde en esa función motora.
Logicamente es responsabilidad de los padres cumplir con los controles de salud, (a un niño no sólo hay que llevarlo al médico cuando enferma...), para sacarse la dudas y para que el pediatra evalúe la marcha del niño con "aparente problema"

A tener en cuenta
Generalmente los niños desde sus primeros pasos hasta los 30 a 36 meses de edad presentan una tendencia "natural" a las caidas.
A medida que pasa el tiempo mejoran sus habilidades motoras, y los golpes tienden a ser menos frecuentes.

Algunos niños son más agiles, corren, saltan, trepan, etc sin sufrir mayores tropezones en relación a otros niños, los cuales presentan una motricidad más torpe.
Por lo que el concepto de madurez en la marcha no es igual en todos los chicos a la misma edad. Algunos necesitan de más tiempo para dominarlo.

Es necesario que los padres comprendan la importancia de los controles de salud o de niño sano ya que el Pediatra en dichas consultas evaluará al niño y determinará si se trata de un problema y si es justificada la consulta con algun otro especialista (ej. Traumatologo, Neurologo,etc)

En los niños deambuladores recientes (entre los 11 y 15 meses) las caidas son muy frecuentes, lo cual no debe ser sobredimensionado.

Se recomienda que los padres implementen medidas de seguridad (en el hogar, calle, etc) para prevenir caidas o accidentes serios (escaleras, balcones, piletas,etc)

Se debe prestar atención al los hitos madurativos alcanzados en tiempo (sosten de la cabeza, sentarse, pararse, inicio de la marcha) y si presenta alguna dificultad en el caminar o desplazarse. Ver la forma de los pies y su pisada.
Es por eso que resaltamos lo importante de contar con un Pediatra de cabecera que no sólo asista al niño en momentos de enfermedad sino también sea motor del control de salud que todo niño debe tener para prevenir, educar y proteger la salud infantil.

Dra Mercedes Ruggeri
Zona pediatrica Staff



Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp