filesmonster.biz
Enviar contenido

Libreta de salud infantil familiar digital




Colecho – Cohabitación

Durante muchos años la comunidad médica debatió (y lo sigue haciendo) sobre los beneficios y riesgos del dormir con el bebé en la misma cama (colecho).

Nadie discute lo importante de compartir la habitación (co-habitación) con el bebé los primeros 6 meses de vida, pero el compartir la cama genera discusiones que hasta la fecha tiene defensores y retractores en todo el mundo.
Colecho, dormir con tus hijos en la misma cama


La co-habitación (el bebé dentro de la misma habitación con los padres) durante un mínimo de 6 meses cumple con verdaderas ventajas como el de facilitar la lactancia materna y proteger contra la muerte súbita infantil.

Pero el punto más crítico en la discusión es,si el colecho (compartir la cama) es necesario, si produce un aumento o no del riesgo de sufrir muerte súbita infantil.

Definiciones
Se define como colecho a la situación en la que el niño duerme en la misma cama que su madre o con otros miembros de la familia, todas las noches, durante por lo menos cuatro horas.
Es claro que el compartir la cama con la mamá favorece la lactancia materna, el contacto piel a piel, la generación de despertares sincronizados entre ambos, una mayor estabilidad cardíaco-respiratoria y en la oxigenación de los niños, una disminución del número de episodios de llanto y mejor regulación térmica corporal (termorregulación), pero el compartir la cama con el bebé requiere del cumplimiento estricto de ciertas condiciones para que sea adecuado y verdaderamente protector.

Cuando una madre pregunta si está bien dormir con su bebé quizás la mejor respuesta sea la siguiente:
"El colecho podrá practicarse siempre que la mamá desee dormir con su bebé, y esto le genere satisfacción, durante el tiempo que funcione pero siempre tomando los recaudos necesarios sin excepción "

Sintesis:

Co-habitación



Compartir la habitación mínimo 6 meses. Recomendado

Colecho


Compartir la cama sólo si se cumplen los recaudos necesarios

 

Discusiones sobe colecho si y colecho no
Es el antropólogo James MacKenna, un referente a favor del colecho , en dos estudios publicados por él en el año 1997, MacKenna comprobó que los bebés que realizan colecho con su mamá duplican el número de veces que se amamantan por la noche, en relación a aquellos bebés que no lo hacen, llegando a prolongar el tiempo de lactancia  hasta en un 40%.
Estos estudios colocarían la práctica del colecho como factor de prevención del Síndrome de Muerte Súbita infantil, por impactar positivamente en la lactancia materna.

Pero hay otros grupos de investigación que no están tan de acuerdo con esto, por el lado del Grupo de Trabajo de la Academia Americana de Pediatría sobre Muerte Súbita Infantil postulan que no hay ninguna investigación que determine fehacientemente que el colecho disminuya el riesgo de SMSL y que incluso, expresan, en ciertas circunstancias actuaría como un factor de riesgo más, y no un factor de prevención como propone MacKEnna.
Estudios realizados en Nueva Zelanda e Inglaterra demuestran que el colecho aumenta el riesgo del SMSL en forma significativa en hijos de madres fumadoras.
Trabajos de La Comisión de Seguridad de Productos al Consumidor de los Estados Unidos, que analizaron durante 8 años, las muertes de niños mientras se encontraban en la cama de los adultos mostraron que de 515 niños fallecidos hasta la edad de 2 años, 181 fallecieron sofocados por aplastamiento mientras compartían la cama con sus padres, hermanos u otra persona.

El resto de las muertes correspondió a sofocación o estrangulamiento relacionados con diferentes situaciones de atrapamiento de la cabeza del bebé entre el colchón y la pared, entre el colchón y ambos respaldos de la cama, y entre los barrotes que se utilizan para evitar una posible caída del infante de la cama.
El Dr. Peter Blair publicó un estudio hecho sobre 325 casos de SMSL. Los resultados indicaron que los niños que comparten un sofá con un adulto durante el sueño tienen un riesgo elevado del SMSL. En cambio, existe menor riesgo cuando el espacio compartido es el cuarto y la cama es más grande.


Del análisis de todos esos casos se desprende que el riesgo de colecho en los niños menores se relaciona con el marcado cansancio de los padres, el reciente consumo de alcohol , las condiciones de hacinamiento.

A menos que la madre fume, la práctica del colecho no incrementaría la incidencia del SMSL
En los países asiáticos, donde el colecho está incorporado culturalmente, hay una baja incidencia del muerte súbita. Es así, que el colecho no debería ser asumido, per se, como una práctica riesgosa, sino son las circunstancias particulares que lo acompañan lo que constituye o aumentan los peligros.
Si uno busca un mayor grado de seguridad , lo más efectivo es que el bebé duerma en una cuna ubicada junto a la cama de sus padres, a una distancia que la mamá pueda tocar al bebé.

En los casos que los padres deseen practicar el colecho deberán tener en cuenta ciertos requisitos a cumplir, sin excepción.
Compartiendo la cama con tu bebé.

Una guía para madres que amamantan

• Amamantar es lo mejor para la salud de tu bebé y para la tuya propia. Cuanto más tiempo des el pecho, mayores beneficios en la salud de ambos.

• Se recomienda que tu bebé comparta la habitación (co-habitación) contigo por lo menos durante los 6 primeros meses, ya que esto ayuda a la lactancia materna y protege a los bebés contra la muerte en la cuna.

• Traer a tu bebé a tu cama significa que podrás amamantar de forma cómoda. Puede ser esto por lo que las madres que duermen con sus bebés tienden a dar el pecho durante más tiempo que aquellas que no lo hacen.

• Como es fácil quedarse dormida mientras das el pecho, especialmente tumbada, aquí hay algunos puntos importantes a considerar antes de traer a tu bebé contigo a la cama.

• En particular, las camas de los adultos no están pensadas para la seguridad de los bebés. Los bebés pueden morir si quedan atrapados o “atascados” en la cama, o si uno de los progenitores se tumba encima. Así que el lugar más seguro para un bebé a la hora de dormir, es en una cuna adosada a tu cama

.• De todas formas, puedes tomar los recaudos necesarios para reducir el riesgo de accidentes ya que al compartir la cama favorece  dar el pecho.

 


Reduce el riesgo de accidentes y recalentamiento en el COLECHO


Los sofás son muy peligrosos para los bebés porque pueden quedar atrapados bajo los almohadones de los lados. Nunca te duermas o te tumbes con tu bebé en un sofá o una butaca.

Las camas de adultos no están diseñadas para los bebés. Para prevenir el recalentamiento, la sofocación o el quedar atrapado:

• El colchón debe ser firme y liso – las camas de agua y los colchones mullidos no son adecuados.

• Asegúrate de que tu bebé no pueda caerse de la cama o quedarse atrapado entre el colchón y la pared.

• La habitación no debe estar muy caliente (entre 18–22º C).

• Tu bebé no debe estar demasiado vestido – no debe llevar más ropas de las que tú llevarías.

• Los cobertores (o mantas) no deben sobrecalentar al niño ni taparle la cabeza.

• No debes dejar sólo a tu bebé encima o dentro de la cama porque incluso bebés muy pequeños pueden ponerse en posiciones peligrosas.

• Tu compañero debe saber que el bebé está en la cama.

• Si un niño mayor también comparte la cama, tú o tu pareja deben dormir entre el niño y el bebé.

• Los animales domésticos no deberían compartir la cama con el bebé.

• Consulte con el pediatra.

 

Cuando NO practicar el colecho

• Padres fumadores (aumento de riesgo de Muerte Súbita del Lactante)

• Padres muy cansados o fatigados que no podrán responder a los requerimientos del bebé.

• No acostar al bebé sobre superficies blandas (almohada, colchón de agua, colchas mullidas o de piel, etc).

• Evitar el colecho en un sofá.

• No realizar colecho si el padre o madre bebió alcohol, utilizó drogas o si es una persona con depresión o enfermedades que afecten la conciencia.

• Evitar el colecho entre hermanos u otros familiares.

• Evitar el colecho con bebés pequeños por prematuridad o por retardo de crecimiento hasta que tengan un mayor tamaño y sean menos frágiles.

• Evitar el colecho si tu bebé tiene fiebre alta.



A modo de reflexión sobre el compartir la cama con mamá y papá


A pesar de algunas posturas contrapuestas se desprende que el colecho no aumenta el riesgo de muerte súbita, siempre y cuando se cumplan estrictamente las condiciones enunciadas.

Son los padres quienes tienen la opción de elegir el compartir la cama (colecho) o el de optar por que el bebé duerma en su cuna próxima a su madre (al alcance de los brazos maternos) ya que eso cuidaría al bebé de posibles sofocaciones y accidentes.
Es en las sofocaciones y aplastamientos donde radicaría el riesgo del colecho, por tal razón es fundamental seguir las recomendaciones de los expertos en el tema para no sufrir situaciones que no tienen marcha atrás.

Fuentes
- Arrorró mi niño / Manual para padres de bebés que no duermen ni dejan dormir (Zona Pediatrica.com)
- Compartiendo la cama con tu bebé / Una guía para madres que amamantan
- UNICEF UK Baby Friendly Initiative with the Foundation for the Study of Infant Deaths
- Sids.org.ar
- AAP Asociación Americana de Pediatría


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp