filesmonster.biz
Enviar contenido

Libreta de salud infantil familiar digital




Comprendiendo el Cerebro de los Adolescentes

autor: Andrés Felipe García

Soy Periodista online localizado en Barranquilla, Colombia.
Mis trabajos usualmente tratan sobre Tecnologías, Telecomunicaciones y
Negocios Internacionales.
Me puedes seguir en Twitter @Andyfgarcia08
http://andresfgarcia08.jux.com

 

Los adolescentes, sobre todo a medida que se acercan a la mayoría de edad pueden parecer adultos, tanto en su apariencia física como en cuanto a las responsabilidades a las que aspiran. Jóvenes con barba y chicas con maquillaje que a simple vista parecen mayores de lo que son, que pueden conducir, tener trabajo, vivir por su cuenta, votar o hacer el servicio militar.

Los adolescentes piden que se les trate como adultos e insisten en que son perfectamente capaces de manejar la responsabilidad que viene de la mano de que se les considere adultos.

Sin embargo, cualquiera que tenga hijos en esta fase sabe que las cosas no son del todo así y que los adolescentes son diferentes a los adultos en algunas cuestiones importantes. Estas diferencias se manifiestan más cuando se observa el comportamiento que tienen de cara a la toma de decisiones, que no siempre van acompañadas del análisis de la situación adecuado.


El desarrollo del cerebro adolescente

Contrario al pensamiento popular, la adolescencia es una fase en la que se producen cambios importantes en el cerebro. Aunque un adolescente parezca y se comporte como un adulto su cerebro aún se encuentra en pleno crecimiento y no funciona del mismo modo que cuando está completamente desarrollado. Estudios recientes han descubierto que el cerebro no alcanza su desarrollo pleno hasta los 25 años.

Durante la adolescencia el desarrollo cerebral es de cerca del 80%. La última parte que se desarrolla son los lóbulos frontal y prefrontal, responsables de controlar el juicio, el autocontrol y las emociones. Esta es una fase en la que se crean nuevas conexiones en el cerebro y eso provoca desajustes en el proceso de evaluación de riesgos y toma de decisiones.

Es muy importante que durante esta fase del desarrollo se incentive el desarrollo de buenos hábitos, pues las conexiones cerebrales que se hagan durante la adolescencia estarán muy influenciadas por los comportamientos y actitudes que se tomen durante este período de crecimiento.


Los comportamientos típicos de los adolescentes

Los años de la adolescencia traen consigo muchos factores de riesgo que aumentan por la influencia de las hormonas y los cambios emocionales.
Estas fluctuaciones afectan la forma de pensar de los adolescentes
y los hacen más susceptibles y más propensos a tomar decisiones apresuradas y a ser impulsivos.

Estos cambios biológicos son la razón por la que entre los 15 y los 19 años los adolescentes corran más riesgo de sufrir heridas o accidentes y la tasa de mortalidad se incrementa con respecto a otros grupos de edad por causas relacionadas con los excesos en general.

Es por eso que comprender el funcionamiento del cerebro del adolescente es importante para que padres e hijos puedan trabajar juntos para hacer más sencilla la transición hacia la edad adulta. Un adolescente que comprende que no siempre va a ser capaz de ser verdaderamente consciente de los riesgos que entraña una acción será más proclive a buscar la asesoría de sus padres para tomar una decisión.

Asimismo, unos padres que comprendan la mecánica de la mente de sus hijos serán más comprensivos cuando se enfrenten a situaciones que les resulten difíciles de comprender y se comunicarán de forma más efectiva con sus hijos.

Con la guía de sus padres, el adolescente tendrá mayores posibilidades de superar esa fase de su vida coleccionando solo buenos recuerdos y desarrollando habilidades que facilitarán su desarrollo futuro y la consecución de sus metas.


Un adolescente con buenos hábitos, una buena alimentación, activo y con una vida organizada será más propenso a mantener esos hábitos durante su vida adulta, pues sus conexiones neuronales favorecerán este tipo de actitudes.
Es por eso que los padres deben estar especialmente atentos a la forma en la que se desarrollan sus hijos adolescentes, para promover buenas actitudes que los conviertan en adultos responsables.

Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp