filesmonster.biz
Cardiologia infantil

Libreta de salud infantil familiar digital




Conducto Arterioso Persistente - Ductus

 


La circulación fetal es diferente a la circulación sanguínea del niño recién nacido y del adulto.

El ductus es muy importante en la circulación sanguínea del feto. La función del ductus es llevar sangre de menor contenido de oxígeno desde la arteria pulmonar hacia la aorta, desde donde es transportada hacia la placenta que cumple la función de oxigenar la sangre ( cumple la función del pulmón ). Con el nacimiento y en condiciones normales, se produce el cierre de esta comunicación o ductus.

 

En los niños nacidos antes de las 37 semanas de embarazo ( recién nacidos prematuros ); el conducto se mantiene permeable, es decir no se cierra, debido a la falta de madurez y a la hipoxia ( la concentración de oxígeno en los tejidos está disminuida ). No se trata de una cardiopatía .

 

La persistencia de la permeabilidad del conducto se asocia con frecuencia a una infección congénita que puede ocurrir  durante el embarazo, se trata de la rubéola congénita, la cual si ocurre durante el primer trimestre del embarazo puede dar lugar a la aparición de malformaciones serias no tan solo cardíacas ( conducto arterioso persistente ) sino de otros órganos.

 

Las manifestaciones clínicas depende del tamaño de la comunicación.

 

 Si el ductus es pequeño habitualmente no presenta síntomas.

Si el ductus es grande los síntomas y signos expresan insuficiencia cardíaca, con compromiso del crecimiento del niño.

 

Ante la sospecha clínica y con los datos obtenidos de la examinación del niño, se solicita la evaluación
cardiológica
  realizada por el cardiólogo infantil y se completará el estudio del niño mediante el empleo de los métodos complementarios de diagnóstico que incluye la radiografía de tórax, el electrocardiograma y el ecocardiograma.

 

El ecocardiograma es de gran utilidad, aporta datos muy importantes para el diagnóstico y permite descartar otras alteraciones cardíacas asociadas.

 

Ante la posibilidad de duda del diagnóstico con los estudios realizados previamente, está indicado realizar un cateterismo cardíaco, se trata de un método complementario de diagnóstico invasivo  que requiere de anestesia para realizarlo.

 

El tratamiento del conducto arterioso persistente es quirúrgico.

Se recomienda realizar la cirugía antes de cumplir el año de edad.

 

Ante la presencia de síntomas y signos de insuficiencia cardíaca se estabilizará previamente al paciente mediante medicación cardiológica y una vez alcanzada la mejoría se procederá a la corrección quirúrgica.

Los niños recién nacidos prematuros que presentan conducto arterioso persistente que no responde al tratamiento médico deberá ser corregido el mismo por medio de la cirugía.

 


Sitios donde se encuentra información sobre Cardiopatias Cogénitas en la web

 


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Artículos relacionados

Buscar en Zp