filesmonster.biz
Prevención de accidentes

Libreta de salud infantil familiar digital




+
Consejos de Primeros Auxilios
Es importante tomar estas medidas de primeros auxilios para evitar que una situación empeore si la ayuda médica no está disponible inmediatamente.
Primeros Auxilios en caso de Quemaduras

Si se prende fuego la vestimenta de un niño busque una manta, envuelva al niño y ruede por el piso con el con el objeto de apagarlo

Enfrie inmediatamente la zona quemada, utilice agua fria en abundancia si la quemadura es muy amplia coloque al niño en una bañera de agua fria, puede que sea necesaria media hora para enfria la zona quemada


Mantenga limpia y seca la zona quemada y protéjala con un vendaje suelto, si la quemadura es de mayor tamaño que una moneda grande o la quemadura comienza a convertirse en una ampolla lleve al niño a un agente de salud.No rompa las ampollas ya que protege la zona lesionada.

No ponga nada excepto agua fria en las quemaduras
No retire nada que esté pegado a la zona de la quemadura, procuer que el niño beba liquidos como por ejemplo agua o jugos azucarados y con un poco de sal

Primeros Auxilios en caso de accidente por electricidadSi el niño sufre un shock o quemadura electrica primero apague la electricidad antes de tocar al niño

Si el niño está inconciente mantengalo a una temperatura tibia y solicite ayuda médica inmediatamente.

Si el niño presenta dificultades para respirar o no respira, coloquelo suavemente de espaldas sobre el suelo y sacuda levemente su cabeza hacia atrás.

Ciérrele la nariz y sóplele la boca. Sople con una fuerza suficiente como para que el pecho del niño se eleve.
Cuente hasta tres y sople otra vez.
Continúe soplando hasta que el niño comience a respirar.

 

Primeros auxilios debidos a caidas y accidentes en la carretera

Las lesiones en la cabeza y la espina dorsal son muy peligrosas porque pueden causar parálisis e incluso la muerte. Evite cualquier torsión de la columna que puedan empeorar el cuadro.
Un niño que no logra moverse o que padece un dolor muy agudo puede tener algunos huesos rotos.
No mueva la zona lesionada Mantengala firme y con apoyo. Solicite ayuda médica

Si el niño se encuentra inconciente manténgalo en una temperaturia tibia y solicite ayuda médica inmediatamente.

En el caso de rasjuños o torcerduras de importancia, sumerja la zona lesionada en agua fria o ponga hielo en la lesión durante 15 minutos.
No coloque hielo directamente sobre la piel. Utilice una capa de tela entre el hielo y la piel.

Retire el hielo o el agua, espere 15 minutos y repita la operación si es necesario.
El frío ayudará a reducir el dolor, la hinchazóna y la contusión.

Primeros auxilios para cortes y heridas

Para cortes y heridas de poca importancia:
lave la herida con agua muy limpia o hervida y enfriada
Seque la piel que hay alrededor de la herida
Cubra la piel con un trapo limpio y coloque sobre ella un vendaje

Para cortes y heridas de importancia
Si sobresale un pedazo de cristal u otro objeto en la herida. No lo saque, puede que el objeto esté evitando una mayor hemorragia y al sacarlo empeore la herida.

Si el niño sangra copiosomente coloque la zona lesionada por encima del nivel del pecho y presione firmemente contra la herida con una almohadilla hecha con un trapo limpio doblado. Mantenga la presión hasta que se detenga la hemorragia.
No ponga ninguna sustancia animal o vegetal en la herida ya que puede provocar infección.

Coloque un vendaje sobre la herida, procure no apretar demasiado el vendaje a fin de dar espacio a la hinchazón

Procure ayuda médica de inmediato
Pregunte al personal de salud si el niño no requiere vacuna y suero antitetanico.

Primeros auxilios en caso de asfixia

Si el lactante o niño tose no interfiera, permita que por si solo expulse el objeto.
Si no consigue esxpulsar rapidamente el objeto, trate de sacarselo de la boca.
Si el objeto está todavia atorado en al garganta del niños.

Niños recien nacidos o niños muy pequeños:
Sujete la cabeza y el cuello del niño. Coloque al niño boca abajo con la cabeza más baja que los pies. Dele cinco golpes en espalda entre los omoplatos.

Ponga al niño boca arriba y presiona firmemente en el esternón, entre los pezones, cinco veces, repita la operación hasta que el niño expulse el objeto.

Si no lo consigue, conduzca al niño imnediatamente al agente de salud más cercano.

En caso de niños mayores.
Coloquese detrás del niño con los brazos alrededor de su cintura. Coloque el puño cerrado con el pulgar dirigido hacia el cuerpo del niño por encima del ombligo y por debajo de la caja toraxica. Coloque la otra mano sobre el puño y empuje firmemente contra el abdómen del niño. Repita la operación hasta que el niño expulse el objeto.
Si no lo consigue, conduzca al niño imnediatamente al agente de salud más cercano



Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp