filesmonster.biz
Gastroenterologia

Libreta de salud infantil familiar digital





La constipación es un problema frecuente en los niños, constituyendo una consulta habitual en la práctica pediátrica generadora de lógica preocupación familiar.
Este artículo tiene la intención de realizar un acercamiento a las causas, tratamiento y comprensión de este cuadro.

Definición - Causas - Cuadro Clínico - Diagnóstico - Tratamiento - Constipación en el bebé


 

Definición
Al intentar definir qué es la constipación nos encontramos con el primer inconveniente, ya que como las personas presentan diferentes ritmos evacuatorios lo que es constipación real para uno no necesariamente lo es para otro.

Para graficar esto en un ejemplo se puede mencionar que un bebé puede tener entre 6 y 8 deposiciones en un día y otro sólo una en 5 a 7 días sin que este último sea considerado necesariamente constipado.

Podemos referirnos a ella como la dificultad de evacuar heces en forma espontánea con características normales y de cantidad suficiente, acompañada o no de dolor en la región anal.

 

Causas
Podemos hablar de dos tipos de constipación:
a) Funcional y b) Orgánica

  • Funcional
    Es el tipo más frecuente de constipación.
    Puede ser de orígen:
    Dietético: ( por alimentación pobre en residuos, anorexia, exceso de leche de vaca, o hipogalactia materna)
    .

    Psicológico:
    (más frecuente en los mayores de 2 años).

    Otros tipos de causas: como la fiebre, viajes, mudanzas, separación familiar y los largos períodos de inmovilización por enfermedad.

    En general la constipación funcional se origina a partir de la negación del niño por defecar debido a la presencia de dolor en la región anal pero existen a su vez factores que pueden exacerbar o empeorar este tipo de constipación.

    a) Modificación de pautas alimentarias.
    b) Presencia de procesos febriles (la fiebre constipa).
    c) Falta de disponibilidad o accesos a sanitarios (en la escuela, guarderías, clubes, etc) o
    d) Negativa del niño a hacer uso de los mismos.
    e) También como factores que aumentan la constipación se encuentran la atención del niño centrada en el juego u otra actividad más importante para él, la adquisición de de pautas normales para el control de esfínteres,etc


  • Orgánica
    Son producidas por enfermedades tanto de localización intestinal como extraintestinal.
    Se destacan:
    Las malformaciones anales, estenosis anal, inflamaciones, hemorroides, fisuras anales, megacolon, Chagas, Enfermedades neurológicas, diabetes, hipotiroidismo, y las debidas a causas medicamentosas (antiácidos, anticonvulsivantes, bismuto, antiespasmódicos, etc.).

A medida que el problema se prolonga la materia fecal va quedando retenida en el intestino, estableciéndose como impactación fecal o fecaloma lo que hace más dificultosa su evacuación y necesitando un manejo específico.

 

Cuadro clínico y consecuencias
Al inconveniente del retardo evacuatorio, el aumento de la consistencia de la materia fecal, la presencia de dolor o no en la región anal se le puede sumar síntomas asociados como distensión abdominal, dolor tipo cólico , inapetencia e incluso puede llegar a palparse una masa en el abdómen inferior.

Puede también ocurrir una pérdida involuntario de heces de consistencia blanda que muchas veces se confunde con diarrea, esto se denomina escurrimiento.

Es importante no reprender al niño por tal situación ya que lo único que se logra es atermorizarlo y avergonzarlo.

Se debe tener una actitud positiva con el niño mientras dure el tratamiento.

 

Diagnóstico
Luego del interrogatorio y la búsquedad de antecedentes el pediatra examinará al paciente y dentro de esta evaluación puede incluir en casos puntuales la realización de tacto rectal para la valoración del tono muscular y tamaño del esfínter anal determinando también si la ampolla rectal (parte final del recto) se encuentra ocupada o no con materia fecal.

En casos específicos puede requerir de estudios complementarios como, radiografías , colon por enema, manometría anorectal (para medir la presión y sensibilidad esfinteriana y rectal) y necesitar en determinados casos la solicitud de una biopsia rectal.

Lógicamente no toda constipación o estreñimiento requiere de este tipo de estudios o maniobras siendo la clínica e historia del paciente lo que justifique su realización.

 

Tratamiento
En este apartado nos referiremos a la constipación del tipo funcional ya que la de orígen orgánico necesitará el tratamiento específico de su causa (malformación, endocrinológica,neurológica,etc).

Para prevenir y tratar estos cuadros la dieta rica en residuos y fibras es un punto fundamental.
A esto se le debe sumar la adecuada tolerancia y comprensión en el núcleo familiar, máxime si es una familia donde hay varios componentes con este problema.

  • Ahora bien que alimentos son los recomendados para prevenir y tratar la constipación y el estreñimiento?

    Jugos frutales exprimidos de cítricos (naranja, mandarina, pomelo); en el desayuno y también en otro momento del día.
    Cereales.
    Verduras de hoja: acelga, espinaca, lechuga, etc.
    Galletitas o pan de salvado.
    Compotas de ciruela
    .

 

Tratamiento medicamentoso
Ante una constipación pertinaz con impactación fecal se puede recurrir a una serie de tratamientos que van desde el uso de ciertos medicamentos como son el aceite mineral, las soluciones electroliticas orales usadas solas o en algunas ocaciones recurrir al apoyo de enemas evacuatorias para desimpactar el fecaloma o bolo fecal.

Enemas
Los enemas que se usan en pediatría son enemas que se preparan con solución salina (solución fisiológica) y aceite mineral, deben tener una proporción adecuada para cada edad.

Los microenemas que se venden en farmacias pueden resultar en casos leves, pero su volúmen es muy bajo y no hay garantía de exito.


Además poco sirve el plan de enemas si no se sigue una dieta adecuada que contenga , jugos naturales (naranja, ciruela); vegetales y fibra de los granos de cereales.
El uso de supositorios rectales realmente están en discusión ya que las constipaciones leves pueden solucionarse con dieta o eventual uso de medicamentos orales y las constipaciones moderadas requieren de enemas que son mucho más efectivas que estos productos.

El uso de medicamentos como lubricantes debe ser bajo la estrica supervisión del pediatra, entre estos productos encontramos la vaselina líquida que puede indicarse en mayores de 1 año.

Esto es de destacar ya que el uso de estos sin ningún control pueden llevar a pérdidas de vitaminas A,D y K, también llevar a un "acostumbramiento intestinal" con la consiguiente persistencia de mala función del intestino.

Otros medicamentos usados son el sorbitol , lactulosa o hidróxido de magnesio.

El tiempo del tratamiento depende de cada caso en particular pero habitualmente no son tratamientos cortos.

Nuevamente nos parece importante destacar que los niños pueden variar su ritmo de defecación, pudiendo presentar deposiciones infrecuentes de consistencia normal, representando su patrón habitual de defecación y no una enfermedad.

Un niño normal puede tener un ritmo defecatorio cada 2 a 5 días sin dificultad, lo que no implica que sea constipado.

Cuando consultar al pediatra?

En el caso de un bebé
Si el bebé se encuentra en buen estado general, sonríe, juega, "Luce bien", se puede realizar la consulta luego del dia 3 o 4 de estreñimiento , siempre en horarios adecuados y preferentemente en el consultorio de su pediatra de cabecera.
Esta recomendación es de destacar ya que es notoria la consulta en guardias de emergencias y en horarios nocturnos por este inconveniente que no es una urgencia y gasta innecesariamente recursos médicos.

En el caso que su bebé presenta un franco (realmente importante) deterioro del estado general o importante dolor abdominal la consulta debe realizarse en forma precoz.

Los niños mayores pueden esperar más tiempo para la consulta siempre y cuando no presenten importante dolor, y su estado general sea bueno.

Si su hijo presenta una alteración importante en el ritmo evacuatorio de materia fecal realizar la consulta oportuna con el pediatra de cabecera es la conducta ideal.

Procure que su hijo reciba alimentos con adecuado contenido de fibras y residuos para evitar este problema.

En la salud de sus hijos el pediatra es irremplazable!!
Consulte a su pediatra


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp