Infectologia





Cuando no ir a la escuela por enfermedad

El título de este artículo puede sonar obvio pero consideramos necesario aclarar las circunstacias más comunes por la que un niño debe ausentarse a clases.

Es importante conocer los tiempos necesarios de ausentismo en determinadas patologías y poner en marcha los mecanismos necesarios para la prevención de enfermedades infectocontagiosas (esto incluye vacunación, aislamiento, lavados de mano, etc) y progreso de la enfermedad.

Es la práctica adecuada consultar con el pediatra cuando un niño no se siente bien, presenta fiebre, tiene vómitos, diarrea, manchas en la piel, dolor, malestar general, etc., etc.

Puede que quien lea esto lo considere básico, pero les aseguro que es necesario aclararlo.

Ahora bien, esto no implica que todo proceso que curse un niño es una urgencia o emergencia que requiera evaluación a las 3 de la mañana por la simple presencia de un moco reciente en la nariz.

Apliquemos el sentido común...

Volviendo al tema que nos convoca podemos asegurar que las causas infecciosas y dentro de estas las de orígen viral son por lejos las principales responsables de ausentismo escolar.

Esto es debido al alto grado de contagiosidad de los virus y su extendida distribución mundial.

Una por una... o casi todas...
Catarros de vias aéreas superiores, resfríos, cuadros gripales
Tienen corto período de incubación, debiendo el niño reiniciar sus actividades una vez aliviados los síntomas, puede regresar a clases con 24 horas de niño sin fiebre y sintiéndose mejor.
Podemos decir que según el tipo de virus el proceso de aislamiento es variable y va de entre 2 a 4 días aproximadamente (pudiendo ser más prolongados en pocos casos justificados).

Cuadros de enfermedades infecciosas con sarpullido (manchas en piel).


Sarampión
Se recomienda reposo por unos 4 días luego de la aparición de los síntomas y si no presenta complicaciones.

Varicela
Se recomiendo reposo hogareño durante unos 6 dias o hasta que todas las lesiones se encuentren en período de costra seca.

Rubeola
7 dias de aislamiento hogareño.

Paperas (parotiditis)
9 dias de aislamiento hogareño.

Otras enfermedades infecciosas
Hepatitis A
El aislamiento mínimo en una hepatitis A sin complicaciones es de 7 dias pudiendo extenderse en caso de necesidad y si el cuadro clínico lo justifica.

Conjuntivitis
El contagio dura mientras existan en el niño síntomas de ojo rojo y con secreciones.

Impétigo
Aislamiento unas 24 horas luego de iniciado el tratamiento antibiótico adecuado.

Pediculosis
Pueden ir a clases luego del uso del tratamiento y la evaluación de la desaparición de liendres y piojos. Se estima que en 24 horas puede regresar a clases si cumple con estos requisitos.

Escabiosis
Se estima que en 24 horas luego de iniciado el tratamiento puede regresar a clases si cumple con estos requisitos.

Otro grupo de enfermedades
Cuadros febriles de otro orígen
Aislamiento hasta que se detecte la causa y presente 24 horas sin fiebre (apirexia).

Diarrea
Hasta 24 horas posteriores a la mejoría de los síntomas.

Anginas bacterianas sin complicaciones
unas 48 horas de reposo con tratamiento antibiótico instaurado.

Otitis media aguda
Si el niño presenta fiebre y dolor de oìdos no debe ir a clases hasta las 24 horas posteriores a la desaparición de dichos síntomas, unas 48 horas luego de iniciado el tratamiento antibiótico.

Enfermedades Crónicas
Asma agudo
El reposo hogareño dependerá del tipo de cuadro que presente (leve, moderado, grave) y su consiguiente mejoría. Por lo que se desprende que en este caso el ausentismo es variable.

Diabetes Mellitus
El reposo se cumplirá hasta valores estables de glucemia.

Otras enfermedades crónicas
Depende del estado general del niño, y la desición del médico de cabecera para el regreso a clases.

 

Síntesis
Según la patología que el niño presente se justifican las ausencias escolares, generalmente el período de dicho reposo depende de la enfermedad que curse el paciente.

Un niño con fiebre (38 grados o más de temperatura axilar ); dolor importante de cualquier orígen, dificultad respiratoria real, decaimiento marcado, diarrea, vómitos, o que cursa una reagudización notable de una enfermedad crónica no debe concurrir a la escuela.

La idea capital es que el niño se reintegre prontamente a sus actividades habituales ya que es un paso que ayuda a su restablecimiento total.

Es vital que ante una enfermedad el niño sea llevado a la consulta de su pediatra de cabecera quien será el encargado de decidir su tratamiento, control posterior y determinar el momento exacto de alta médica.

Este artículo tiene como objeto orientar acerca de los períodos de reposo habituales en determinadas afecciones, bajo ningún concepto suplanta la consulta OBLIGATORIA con el profesional a cargo.

También recomendamos que usted como padre tome una iniciativa positiva acerca de la salud y enfermedad que sus hijos puedan padecer.

Evite los casos innecesarios de ausentismo escolar, recuerde que la educación es un punto fundamental para lograr la independencia intelectual de su hijo.


Educación = Cultura = Salud = Libertad
= Progreso

En la salud de sus hijos el pediatra es irremplazable!!
Consulte a su pediatra


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Buscar en Zp