Anemia Ferropenica



Zona Anemia - Zona Pediátrica

Campaña contra la AnemiaAlimentación completa y variadaSuplementos de Hierro si se necesitanHierro preventivo para los bebés de 6 a 24 meses


Por qué darle hierro al bebé?

A partir de los 4 meses de edad en los bebés nacidos a término y a los 2 meses de vida en los bebés nacidos pre- término o a veces antes , se indica hierro en forma diaria como suplemento a su alimentación.

El hierro se indica debido a que el organismo necesita de este elemento para su adecuado crecimiento, se previene así la aparición de anemia y sus consecuencias como el aumento de infecciones, trastornos del crecimiento, trastornos del desarrollo intelectual, etc. (no es poco...) 


En su primer año  , el bebé presenta el más importante crecimiento de la vida extrauterina, y al ser tan rápido y de tanta proporción, sus reservas de hierro no dan abasto. 


A esto se le suma que su nutrición, en un principio, es predominantemente láctea y luego es complementada con papillas de bajo contenido en hierro.


El bebé recibirá alimentos con mayor contenido de hierro luego del 6to a 7mo mes de vida, aún así requieren del hierro hasta completar su primer año de vida, o en algunos niños un poco más.


La leche humana permite una mayor proporción de absorción del hierro con respecto a la leche artificial, pero de todas maneras es recomendable el suplemento con este hasta los 12 a 18 meses de vida.


Los efectos adversos de su administración son leves, y superables. Entre los más frecuentes, el cambio de color de las deposiciones por un tono más oscuro, vómitos aislados,  constipación (leve) o aumento de la frecuencia de las deposiciones (leve también).


El rechazo del hierro se relaciona con su sabor,  que hace que algunos niños no quieran tomarlo, se observa con mas frecuencia con el uso del sulfato ferroso. Otra forma de hierro, el complejo polimaltosado férrico o hierro polimaltosado, es mejor tolerado por su sabor, siendo esta cualidad muy importante , al asegurarnos que los niños recibirán en tiempo y en forma adecuada, el hierro para prevenir anemia.


Una forma de mejorar el sabor del sulfato ferroso es darlo asociado a jugos naturales que contengan vitamina C, por ejemplo,  naranja, usando una cucharita de té o postre. Esto mejora también su absorción a nivel intestinal. Otra característica a tener en cuenta con este tipo de hierro, es su relación con los alimentos y su absorción, necesita de un breve ayuno ( 30-45 minutos) previo a su administración, para asegurar su absorción.


Es el pediatra, el encargado en indicar que tipo de suplemento debe recibir el niño, ya que existen diferentes marcas comerciales, y diferentes tipos de hierros, algunos con mayor o menor poder de ser absorvidos.
  

Se aconsejan las siguientes formas de hierro medicamentoso para la prevenci:

Sulfato ferroso
Hierro polimaltosado o complejo polimaltosado férrico

Recomendaciones

  • Iniciar el uso desde los 4 meses aprox. en el niño nacido de término, (2 meses o antes en los prematuros).


  • Darlo en forma diaria con una cucharada de jugo exprimido preferentemente de naranja, en caso del sulfato ferroso, esto no es necesario si se usa hierro polimaltosado.
  • Si el niño lo rechaza insistir en su uso, si continúa el rechazo consultar a la brevedad con el pediatra de cabecera.
  • El cambio de color de las deposiciones , la constipación leve o el aumento en la frecuencia de las mismas, son efectos esperables y no contraindican su uso.
  • Es recomendable darlo una vez por día y dentro del mismo horario, para evitar el olvido (hay niños que por distintas razones deben recibirlo 2 veces por día, eso lo decide su pediatra).


Temas relacionados para padres

Evite problemas de salud en sus hijos.
Cumpla con la indicación de complemento de hierro.




Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar