THDA




Alianza FADIP - Zona Pediatrica

Hiperactividad y Déficit de Atención

Trastornos de Hiperactividad con Déficit de Atención
Un acercamiento y unos ejemplos

Cuando escuchamos protestar a algunos padres, sobre todo a las madres, quejándose de los chicos, hay frases que son comunes para muchas de ellas. Deja todo tirado", "hace lo que quiere", "parece sordo", "en la hora de la comida es un movimiento constante", "es una locomotora imparable" etc.

Sin embargo, agregan casi de inmediato: "sabe todos los jingles de la tele", "es superinteligente para encontrar excusas", "cuando quiere puede", etc.

Esta contradicción que se plantea, entre lo que el hijo puede hacer y lo que realmente hace, es, en muchos casos, la característica de la conducta de las personas que sufren de Déficit Atencional (D.A.).

El D.A. es un problema que obedece a causas no evidentes, que se confunde con mala educación, caprichos, falta de límites, no tiene características particulares y tampoco duele, pero constituye una de las principales causas de consulta. Entre el 5 y el 10 % de la población lo sufre.

Generalmente se revela cuando se ingresa a la escolaridad, incluso a jardín, porque las normas a cumplir se vuelven más restringidas. Son niños que se muevan más que los otros compañeros, son más rebeldes, más desprolijos, olvidan o pierden cosas, o están como ausentes. También suelen presentar conductas impulsivas que les acarrea dificultades de adaptación social porque pelean con los compañeros o contestan antes de escuchar toda la consigna o la pregunta.

Los síntomas más comunes que presentan las personas con D. A. son:

Distractibilidad: no están atentos a lo que sucede en el medio.

Dificultad para concentrarse:no terminan lo que empiezan, cambian de una actividad a otra dejando abandonando tareas que abordaron con entusiasmo.

Hiperactividad: tienen dificultad en permanecer quietos, sentados, el sueño está alterado, a veces sufre de sonambulismo.

Impulsibilidad: tienen baja tolerancia a la frustración, actúan antes de pensar, tienen dificultad de anticipación para las acciones lo cual provoca desorganización en el pensamiento y en la actividad.

Los casos con hiperactividad son detectados con mayor facilidad que los que son solamente inatentos Estos últimos corren el riesgo de ser evaluados como poco inteligentes debido a su bajo rendimiento, lo cual les acarrea múltiples conflictos personales.

Las personas que tienen D.A con o sin hiperactividad, son generalmente de inteligencia normal o superior, pero por fallas en la organización y en la planificación de la conducta, y en las dificultades de prestar atención, obtienen logros inferiores a los esperados.

Si esta dificultad no es atendida causará problemas conductuales y académicos que a la larga o a la corta se complicará con un sentimiento de desvalorización, de baja autoestima, con el consabido "no puedo" que tanto aflige a los padres.

En algunos casos y especialmente en la adolescencia esta dificultad se nota porque presenta conductas oposicionistas, dificultades escolares, desorganización en sus pertenencias y en sus actividades.

Los tratamientos que se proponen para modificar la conducta de los sujetos con Déficit Atencional son multidisciplinarios, combinan psicopedagogía, terapia y administración de fármacos.

La detección precoz de éstas dificultades es la mejor garantía de resolución satisfactoria del problema, porque de ser tratado adecuadamente, se revierte sin serias consecuencias tanto en lo académico como en lo vincular.

Consultar cuanto antes si se está preocupado o desorientado es una medida preventiva que se debe adoptar.

Veamos algunos ejemplos:

Carlitos tiene 5 años, asiste a jardín de 4 años porque nació en octubre. Su comportamiento en la escuela es siempre motivo de quejas para los padres, deambula, dice palabras obscenas, se baja los pantalones para mostrar la cola, etc. En lo intelectual rinde de acuerdo a lo esperado, aunque en su casa tiene un desempeño superior. El embarazo y parto fueron normales, aunque la mamá relata que siempre lloró mucho, tuvo dificultades con el sueño, y en el cambio de tipo de comida. Iniciando hoy el tratamiento adecuado, Carlitos no perderá aprendizajes académicos, sus padres tendrán un asesoramiento puericultor que los orientará e la puesta de límites y esto permitirá a la vez relajar las situaciones reiteradas de enojo tanto en la casa como en la escuela. Si después de seis meses de tratamiento siguen presentándose los síntomas, el pediatra intervendrá con la medicación apropiada.

Rubén, un adolescente de 14 años, repite primer año del secundario, siempre tuvo dificultades en la escuela y en la casa, sus padres están desorientados, han acudido a tratamientos de diversa índole sin resultados satisfactorios. El nivel intelectual es superior, pero en la preparación académica está por debajo a los requisitos de la escuela secundaria.

Los fracasos escolares han hecho que Rubén sienta que sus dificultades sean inamovibles, y que es inútil cualquier esfuerzo. Falta a la escuela sin aviso en la casa, no estudia, siempre la culpa de lo que pasa es de otro.

Rubén va a poder modificar su comportamiento, pero con más esfuerzos que Carlitos. Los huecos académicos, la autodesvalorización y la falta de confianza de quienes lo rodean complejizan el cuadro.


Lic. en Psicopedagogía Sarah Rofman*
Lic. en Psicopedagogía Marta Valín Arias*
Lic. en Psicopedagogía Beatriz Elpiner*

* Miembros de F.A.D.I.P. (Fundación para la Asistencia, Docencia e Investigación Psicopedagógica) Buenos Aires- Argentina. E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Hiperactividad de déficit de atención
Caracteristicas del Déficit de atención
El niño con THDA en la escuela
Diagnostico y observacion del Deficit Atencional
Organizacion FADIP
Que es el deficit atencional o addl
El déficit de atención ADD
Indicadores de detección del THDA
Famosos con hiperactiivdad y deficit de atención
Qué es el deficit de atención ?
El caos perceptivo
Abordajes del deficit de atención
Ejemplos sobre hiperactividad y deficit de atencion
Trastornos de deficit de atencion con hiperactividad

Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp