filesmonster.biz
Escritorio de un pediatra

Libreta de salud infantil familiar digital




  • El médico se portará con sus colegas como quisiera que sus colegas se portaran con él.
  • El médico no puede atraer hacia sí los pacientes de sus colegas.
  • El médico observará los principios de la Declaración de Ginebra aprobada por la Asociación Médica Mundial.

    Extractado del Código Internacional de Etica Médica
    Adoptado en Londres, 1949.Enmendado en Sydney, 1968 y en Venecia, 1983.

Cuando el "Buitre de la salud" comienza a preocuparse
Es notable la falta de ética existente en algunos servicios de salud para con los médicos que desempeñan sus funciones.

Es tiempo de aunar esfuerzos para que estos abusivos "empresarios de la salud" sepan que el camino correcto no es el del "cliente-paciente" o el del "prestador médico" como nos quieren inculcar.

Es el tiempo de respetar la vida humana, fomentando el respeto por el cuidado de los pacientes y por el trabajo profesional.

Desde Zona Pediátrica continuamos la lucha personal para con estos oscuros personajes (médicos y no médicos) comiencen a preocuparse, aunque ellos expresen lo contrario.

El futuro es para quienes trabajamos con honradez y hombría de bien.
Si todos somos concientes y fomentamos la honestidad estos "oscuros comediantes" no tendrán salida
Señores se les acaba el tiempo, es hora de preocuparse.

Aqui va un artículo (junto a una modificación de la ley) que redactó el Colegio de Medicos de la Provincia de Buenos Aires - Distrito V para que los profesionales puedan tener las armas legales necesarias y asi enfrentar a estos "nefastos buitres".
Artículo muy interesante para todo profesional de la salud infantil más allá de su país de orígen.
Dr. Jorge Nasanovsky
Director de Zona Pediatrica
www.zonapediatrica.com

Colegio de Medicos de la Provincia de Buenos Aires - Distrito V

En la senda del entendimiento

Pilar básico del accionar de nuestra institución, los conflictos laborales de los colegas son tratados con prioridad absoluta. Con la finalidad de brindar herramientas útiles tendientes a evitar el deterioro de la remuneración del médico, este Distrito en forma dinámica trata de mejorar la implementación de mecanismos idóneos. Es así que pregonamos la resolución aprobada el 13 de febrero de 1999.

 


En virtud de la resolución aprobada el 13 de febrero de 1999 (que publicamos en forma completa en página 11) se han solucionado satisfactoriamente muchos reclamos en la relación económica entre pares. Cuando no fue posible, se generó el correspondiente sumario acorde al reglamento sumarial de la ley 5413/58. Como siempre muy respetuosos de los requisitos allí exigidos, nuestro Tribunal de Disciplina juzgó las actuaciones y dictaminó en consecuencia.

 

De manera totalmente fuera del contexto doctrinario de la defensa del Colega, la instancia de apelación de nuestro Tribunal revirtió una sanción oportuna y adecuadamente efectuada, priorizando intereses empresarios al accionar profesional médico.

 

Esto mereció una toma de posición del Consejo Directivo que expresó que, si bien está claro que el Tribunal Superior no debe sumisión a los Consejos Distritales, debe tenerse en cuenta que todos los órganos del Colegio de Médicos han sido creados y tienen sentido en la medida en que su funcionamiento se enderece al cumplimiento de las finalidades de la creación del Colegio de Médicos. Entre ellas tiene significativa importancia la problemática relativa a la dignidad del trabajo médico, en la defensa del médico trabajador y particularmente al legítimo derecho a su retribución.

 

El Código de Etica no es un Código Penal, vale decir que para sancionar una falta no es menester que la misma este tipificada puntualmente en el mismo. Si así se entendiera, la ética quedaría reducida a un limitado número de acciones puntuales y fácil sería degradarla hasta hacerla desaparecer.

 

Cuando el Código de Ética dice que el médico "... será un hombre honrado en el ejercicio de su profesión como también en los demás actos de su vida..." está enmarcando una serie de principios básicos, cimientos esenciales de la conducta, aún cuando se desempeñe como empresario de la salud.

 

¿Puede dudarse que un médico que no honra sus deudas -y sobre todo las que ha asumido frente a sus colegas- se aparta de las reglas de la probidad y difícilmente pueda ser considerado un hombre honrado?

¿Acaso una determinada coyuntura económica de la empresa comercial del médico resulta excusa adecuada para subsanar la deficiencia ética?

Si así pensáramos, si tal criterio se convalidara, el Colegio habría colaborado a enterrar toda posibilidad de rescate de la dignidad de la profesión que abrazamos con orgullo del marasmo de decadencia que nuestra sociedad vive.

Es nuestro sano razonar que no se requieren más elementos para poder ejercer las acciones en defensa del trabajo y la remuneración de la labor médica. Pero a fuer de ser redundantes, el Consejo Superior del Colegio de Médicos en su reunión Nº 502/02 del 26 de octubre de este año a propuesta del Distrito Vº, decidió incluir en forma clara y explícita las causales de falta de ética, y sancionar en consecuencia, relacionados al tema que nos ocupa

 

Resolución del Consejo Superior Nº 502/02 - 26 de Octubre de 2002

VISTO:
Las disposiciones del artículo 27 inc. 5) del decreto Ley 5413/58

Y CONSIDERANDO:
Que este Consejo Superior a través de las Resoluciones Nº 269/92 y 435/99 ha tipificado una serie de conductas antiéticas.
Que resulta aconsejable incorporar dichas conductas dentro del Código de Etica.

POR ELLO: EL CONSEJO SUPERIOR DEL COLEGIO DE MEDICOS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

RESUELVE

Artículo 1º: Incorpórase como incisos d); e); f); g); h) e i) del art. 88 del Código de Etica los siguientes:

"d) Se considera responsable directo al Director Médico y/o al Directorio del Sanatorio o Clínica en la que se desempeña el trabajador médico, por todo incumplimiento por parte de la empresa de la legislación laboral, Código de Etica Profesional, disposiciones y resoluciones emanadas de autoridad competente en perjuicio del trabajador médico.

e) La utilización de la figura laboral conocida como "Médico Ladero" para reemplazar, desplazar, sustituir y competir con otro trabajador médico preexistente, en su misma especialidad, función u horario, sin el previo acuerdo del mismo y autorización fehaciente.

En todos los casos es imprescindible demostrar:

  • 1.- Un incremento de trabajo o pacientes de más del 50% en los seis meses previos al hecho;
  • 2.- La imposibilidad del trabajo médico preexistente de absorber el incremento en forma fehaciente;
  • 3.- Estar al día con los pagos del Trabajador Médico.

f) Se considera responsable directo al Director Médico y/o Directorio toda actitud de la empresa que signifique hostigamiento del trabajador médico para desplazarlo de su lugar de trabajo sin cumplir la legislación vigente ni las disposiciones y resoluciones del Colegio de Médicos.

Se entenderá por hostigamiento:

  • 1.- Retención de honorarios y/o gastos y/o documentación.
  • 2.- Derivación seleccionada de pacientes.
  • 3.- Cambios de horarios inconsultos o imprevistos.
  • 4.- Cambio de consultorio o superposición de los mismos.
  • 5.- Incumplimiento de normas de trabajo médico.
  • 6.- Incumplimiento de resoluciones y disposiciones del Colegio de Médicos.
  • 7.- Contratación del trabajo médico a valores superiores de los que se le liquidan, sin su autorización previa.
  • 8.- Contratación del trabajo médico a valores inferiores a los de plaza y/o éticos.
  • 9.- Falta de información al trabajador médico en los puntos 7 y 8.
  • 10.- Agresiones físicas y verbales.

g) Contratar o subcontratar el arte y la ciencia de un trabajador médico, sin el acuerdo fehaciente de los trabajadores médicos que se desempeñan en el establecimiento que realiza dichos acuerdos, sobre la modalidad de contratación y los valores pactados. Deben respetarse a tal efecto los valores fijados por los pre-pagos gremiales médicos no lucrativos (no inferiores a los valores éticos fijados por el Colegio de Médicos); la antigüedad del trabajador médico, su especialidad y los aranceles diferenciados correspondientes a las figuras de los Especialistas Jerarquizados y Consultores.

h) Se considera responsable directo al Director Médico y/o Directorio, la falta de cumplimiento de normas de funcionamiento de las distintas especialidades, así como la falta de cumplimiento de normas mínimas, disposiciones y legislación pertinente del funcionamiento de servicios y especialidades en las que se desempeña el trabajador médico.

i) Se impone a todos los Directores Médicos de Centros Asistenciales de cualquier naturaleza, sean estos privados o Públicos, de competencia Nacional, Provincial o Municipal, la responsabilidad concreta y directa en el cumplimiento de los deberes y obligaciones que emanan del Decreto-Ley 5413/58. Estará a su cargo el fiscalizar el estricto cumplimiento del pago de las remuneraciones en tiempo y forma y de acuerdo a la legislación vigente. Hará cumplir total y absolutamente el reglamento de Médicos de guardia, así como la confortabilidad del hábitat del profesional y las normas laborales que les comprenden".

Artículo 2º: Comuníquese a todos los Colegios Distritales.
Resolución del Consejo Directivo del Distrito Vº

VISTOS:
Las crecientes dificultades que encuentran los profesionales médicos en el desempeño de sus labores profesionales en entidades asistenciales públicas y privadas y las reiteradas presentaciones formuladas ante este Colegio requiriendo la intervención del mismo en resguardo de sus derechos.

 

Y CONSIDERANDO:
a)
Que entre los principales objetivos de la creación del Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires se encuentra la de procurar la defensa y protección de los colegas en su trabajo y remuneraciones y defender a los mismos en las cuestiones que pudieran suscitarse con las entidades patronales, públicas o privadas (art. 5, inc.3 y 4 de la ley 5413).

b) Que frente a la creciente proletarización y pauperización del profesional médico y la denigración de la retribución económica que percibe por su trabajo, el Colegio debe generar procedimientos que tiendan a defender los derechos que son vulnerados en forma creciente y reiterada.

c) Que la defensa del médico por parte del Colegio no puede limitarse a la investigación y sanción disciplinaria a los médicos que los afecten en el ámbito de la ética, sino que debe y puede alcanzar, en la medida de las posibilidades de la entidad, a procurar la superación de los conflictos y/ o canalizar la efectivización de los derechos por los caminos legalmente disponibles a tal fin.

d) Que aún aceptando la existencia de dificultades económico financieras habitualmente esgrimidas por las instituciones asistenciales públicas y privadas, como justificación para la falta de pago de honorarios y/ o el desplazamiento o reemplazo de los colegas en puestos públicos y privados no puede admitirse que el ajuste originado por tales dificultades invariablemente transite por la denigración de la condición del profesional, con la consecuente desvalorización del mismo, de la medicina como profesión que debe tender a la dignificación de la condición humana y finalmente del propio paciente cuya asistencia se ve comprometida como consecuencia de un mercantilismo a todas luces incompatible con la más elemental defensa de los derechos humanos.

e) Que el Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires Distrito V se ha caracterizado desde su creación por ser respetuoso de la defensa de los ideales propios de la profesión médica y por la articulación de dispositivos o mecanismos que tiendan a prestar a sus colegiados un servicio que evidencie la utilidad de la institución legalmente habilitada para el control del ejercicio profesional.

f) Que es necesario establecer mecanismos de acción ágiles y aptos para enfrentar las situaciones que sean planteadas al Colegio y configuren conflictos en los cuales está en juego el trabajo y/o retribución del trabajo médico, sin perjuicio del ejercicio del poder disciplinario conferido por la ley 5413.

POR ELLO
EL CONSEJO DIRECTIVO DEL COLEGIO DE MEDICOS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES -DISTRITO V

RESUELVE:
Ante el requerimiento formulado al Colegio por un colega que denuncie un conflicto relacionado con su desempeño en algún ente asistencial el Colegio procederá de la siguiente forma:

1 - Si se tratare del desplazamiento o reemplazo de dicho colega de un puesto público o privado sin sumario previo y/ o sin cumplimiento de la legislación pertinente, la Mesa Directiva queda facultada para declarar el cargo en conflicto, debiendo comunicarlo en forma urgente al Establecimiento Asistencial y al Director Médico del mismo haciéndole saber que deberá abstenerse de ocupar el cargo del colega afectado o de modificar su situación de trabajo hasta la finalización del procedimiento aquí reglamentado y sin perjuicio de las responsabilidades éticas en que se pudiera incurrir. Dicha resolución se notificará, asimismo a todos los colegas que pudieran estar ocupando o siendo llamados a ocupar el cargo en conflicto.

2 - En caso anterior y/o si se tratare de falta de pago de honorarios o salarios por trabajo médico se citará al denunciante y al Director Médico del establecimiento a concurrir a reunión con la Mesa Directiva en un plazo no superior a los cinco días hábiles siguientes al ingreso de la presentación. Se le hará saber al denunciante que su ausencia a tal citación implicará dejar sin efecto su presentación y al Director Médico del establecimiento que su ausencia será considerada reticencia a colaborar con el Colegio de Médicos con las responsabilidades legales y éticas consiguientes.

3 - En la reunión convocada según el punto anterior la Mesa Directiva deberá procurar obtener un entendimiento entre las partes acerca de los intereses en juego. Si no se obtuviera dicho acuerdo se propondrá a las partes suscribir un compromiso arbitral en el que:

a) Se comprometerán a volver la situación al estado anterior al conflicto y no innovar en la misma hasta la conclusión del proceso arbitral.

b) Aceptarán someter el diferendo al arbitraje del Colegio de Médicos el cual designará un tribunal arbitral compuesto por tres integrantes del Consejo Directivo.

c) Aceptarán la inapelabilidad del fallo y la obligación de cumplimiento del mismo.

d) Tendrán el término de cinco días hábiles para presentar una memoria y planteo de la cuestión, debiendo el tribunal emitir su fallo en un plazo no superior a los diez días hábiles.

e)El incumplimiento del laudo arbitral será ejecutable ante la justicia ordinaria del Departamento Judicial de Mercedes.

4 - Si se fracasa en la obtención de un acuerdo que resuelva el conflicto o en la firma del compromiso arbitral, la Mesa Directiva ofrecerá al colega afectado el asesoramiento legal e, incluso, el patrocinio letrado para promover las acciones legales que pudieran corresponderle y elevará lo actuado al Consejo Directivo a fin de iniciar las actuaciones sumariales en el ámbito del Poder Disciplinario del Colegio de Médicos. Se determinará en cada caso quien afrontará los gastos que demande la tramitación que resultara necesaria.

5 - La Mesa Directiva queda facultada para modificar el procedimiento establecido en los puntos anteriores cuando la naturaleza del conflicto así lo requiriera procurando la superación del mismo, en lo posible por acuerdo de las partes involucradas en él.

Visite el sitio del Colegio de Medicos de la Provincia de Buenos Aires - Distrito V
Editor de dicho sitio y de la Revista del Colegio: Dr. Ernesto Miguez


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp