Enviar contenido



El Chupete – El Chupón

El uso del chupete es una costumbre con mucho tiempo de existencia, aceptada culturalmente y arraigada firmemente en nuestras sociedades.
Hay evidencia del uso de chupete desde hace ya más de 3000 años, por lo que vemos claramente que ya nuestros ancestros buscaron maneras de ofrecer respuestas a la necesidad biológica de la succión no nutritiva en los bebés.


Durante décadas se ha cuestionado, y con razón, el uso del chupete por ser asumido como un factor de confusión para el bebé en el adecuado reconocimiento del pezón, más aún si es introducido tempranamente. Esta confusión, puede atentar contra la lactancia materna aunque no hay evidencia fisiológica que avale esta corriente de pensamiento.

Otra teoría importante que explicaría el impacto negativo del chupete en la lactancia materna, es la referida a la disminución del tiempo de succión a la que estarían expuestos los niños amamantados que usan chupete.
A pesar que esta segunda línea de pensamientos ha ganado algunos adeptos, no todos los estudios realizados confirman esta disminución del tiempo de duración de la lactancia. A modo de ejemplo el Dr L´Hoir, en Holanda no encontró esta asociación en sus investigaciones.

Los estudios hasta la fecha realizados pueden evidenciar algún tipo de asociación, pero no confirmar si el chupete es causa directa de la disminución del tiempo de lactancia o simplemente la consecuencia de una lactancia con problemas

Y por ahí va la discusión, si es causa o consecuencia…
A modo de defensa del chupete se puede expresar que en las salas de internación de bebés prematuros. Los estudios realizados acerca el uso del chupete demuestran que no sólo es útil para calmar la ansiedad del bebé sino que no produce impacto negativo en la lactancia natural.

En cuanto a si el chupete, en uso prolongado, predispone a alteraciones en la dentición, presencia de otitis y otras infecciones por ser transporte de microorganismos a la boca del bebé podemos ver las siguientes reflexiones

Dentición
El uso prolongado del chupete puede producir efectos en la arquitectura dental, es por tal razón que su uso debería irse desalentando a partir del primer año de vida.

Otitis Media
En cuanto a las otitis a pesar de ser difundido mundialmente que el chupete puede ser factor predisponente , aún no se ha podido determinar si es el causante de estos problemas o si en realidad es útil ofrecerle el chupete al niño para tranquilizarlo ante estas situaciones de malestar y dolor.
Las otitis medias son infecciones que tienen su mayor incidencia en niños menores de 2 años de edad y cuyos factores de riesgo más destacados son la asistencia a maternidades, la presencia de hermanos mayores como vehículo de contagio de enfermedades, la exposición al humo del cigarrillo, la alimentación con biberón.
La lactancia materna y el dormir boca arriba son factores protectores contra las otitis

Y el chupete? Como verán, todavía parece no estar tan claro que sea un factor de riesgo directo, y en caso de serlo hay factores de mucho más peso en la generación de otitis de los que también hay que estar atentos.

En cuanto a las infecciones
Si un chupete no reúne condiciones de higiene adecuadas seguramente será puerta de entrada a micoorganismos.


A favor del Chupete
Durante los últimos años, se ha encontrado un uso altamente positivo en el chupete y que impacta en la disminución de casos del Síndrome de Muerte Súbita Infantil y por ende avala el uso de este elemento pero bajo ciertas recomendaciones muy precisas.

Es por tal razón que investigadores de todo el mundo, han empezado a buscar la manera de permitir el uso del chupete sin competir con la lactancia materna, que al fin y al cabo es patrón principal de la salud de los bebés.
De nada sirve el uso del chupete si éste es factor de confusión en el niño o eventualmente disminuya el tiempo de lactancia por ende atente contra su alimentación natural que es la leche de mamá y el contacto piel a piel con ella.

El papel potencialmente protector del chupete fue propuesto en 1979 por Cozzi et al y confirmado en los estudios iniciales de casos y controles sobre la relación entre uso de chupete y SMSL (Síndrome de Muerte Súbita Infantil) realizados en Nueva Zelanda en 1993. Desde entonces sucesivos trabajos han estudiado la relación del uso del chupete y el Síndrome de Muerte Súbita


Todos los estudios referidos observan que el “efecto protector” del chupete se obtiene en el sueño que se inicia usádolo, mientras que sólo algunos, y en menor magnitud, lo detectan por su uso periódico..
Es decir, si el bebé usa chupete de manera habitual, pero no lo utiliza en esa noche, disminuiría o incluso desaparecería tal efecto protector.
El chupete cumpliría una función de “cinturón de seguridad”, que protege si se usa ante un accidente durante un viaje, pero aún no está claro si ese efecto protector persiste durante la noche en que no se lo utiliza, algunos autores consideran que cierto efecto protector permanecería mientras que otros no están tan seguro de esto.

La ciencia avanza, muchas veces vuelve tras sus pasos para luego realizar un nuevo despegue, las recomendaciones del uso del chupete en bebés están bien documentadas, pero se aclara que no debe obligarse a ningún bebé su uso, no debe ser indicado en bebés que aun no tienen establecida su lactancia materna, y recién intentarlo a partir del mes de vida en aquellos que se alimentan a pecho materno sin dificultades

El uso del chupete debe aplicarse durante el sueño nocturno y diurno y comenzar a retirarlo a partir de los 12 meses de vida.
Se debe ser muy exigente en la higiene del mismo, no embeberlo en ninguna sustancia dulce o de otro tipo para buscar la aceptación por parte del bebé.

El siguiente es un cuadro sobre el uso permitido del chupete.

Recomendaciones de la Asociación Americana de Pediatría para el uso del chupete
• Ofrecer el chupete al niño durante la noche o la siesta.

• No obligue al niño a aceptar el chupete.

• No introduzca el chupete en la boca del niño cuando éste se ha dormido.

• No se debe embeber el chupete en sustancias dulces o azucaradas.

• En el caso de los niños amamantados, debe ofrecerse el chupete cuando el niño ya ha cumplido el primer mes de vida, para asegurar que la lactancia se encuentre bien establecida.


Instrucciones para el buen uso del chupete
Fuente: http://www.sids.org.ar
Síndrome de Muerte Súbita del Lactante – información para padres

• Se les explicará a los padres que deben limpiar el chupete en forma rutinaria (con agua y jabón) y evitar que otros hermanos lo utilicen.

• Se les aconsejará no limpiar el chupete con su propia boca. Recibirán varios chupetes para poder intercalarlos durante las limpiezas.

• Comenzar a intentar el abandono del chupete a partir del año.

• Nunca debe sujetarse el chupete con cordones o lazos. El niño podría enredarse o lastimarse. (La Comisión Europea que regula el uso de chupetes sugiere que “la cuerda” del chupete no mida más de 22 cm, European Comimttee for Standardisation (2002). Shoothers for babies and young children-EN1400.Brussels:CEN.

• Debe controlarse el chupete antes de su utilización, en especial cuando el niño ya tiene dientes. Se debe estirar la tetina de goma hacia todas las direcciones y descartarse el chupete cuando se lo observe quebrado o dañado.

• No exponga el chupete a los rayos directos del sol ni a temperaturas muy elevadas. Tampoco lo deje en contacto con desinfectantes o soluciones esterilizantes durante más tiempo del recomendado ya que podría dañarse la tetina.

• Antes de su primera utilización, debe esterilizar el chupete en agua hirviendo durante cinco minutos. déjelo enfriar y luego procure sacar el agua que pudo haber quedado dentro de la tetina. Estas medidas aseguran la higiene del chupete.

• Limpie el chupete antes de cada utilización.

• Nunca sumerja el chupete en sustancias dulces o medicamentos. Su hijo podría sufrir problemas en sus dientes. Tampoco sumerja el chupete en miel, ya que podría ocasionarle ciertas enfermedades. Reemplace el chupete después de uno a dos meses de uso, por motivos de higiene.

• Si el chupete quedara dentro de la boca del niño, procure no entrar en pánico. El niño no podrá tragarlo debido a su diseño especial. Extráigalo con cuidado de la boca del niño, muy suavemente.

• El chupete debe ser el adecuado para la edad del niño

• Si el bebé usa habitualmente el chupete para dormir, es muy importante ofrecérselo todos los días.


A modo de reflexión sobre el uso del chupete
Usted probablemente luego de leer estas líneas se preguntará, al fin y con toda razón: Usar o no usar el chupete?
La respuesta es SE PUEDE USAR CHUPETE SI SE RESPETAN LAS RECOMENDACIONES.

Creemos que aquí debe primar el sentido común, la evidencia científica y estar atentos a las novedades que surjan sobre el tema.

No parece ilógico lo que indica la prestigiosa Asociación Americana de Pediatría, siempre y cuando no sea tomada como una vía libre para el uso continuo y prolongado del chupete.
Holanda y Alemania también adoptaron una postura similar con respecto al uso del chupete.

El asegurar la lactancia materna es un factor fundamental y mucho más importante que la incorporación temprana del chupete.
Pero una vez instaurada adecuadamente, disminuidos los riesgos de confusión con el pezón, determinando que el tiempo de succión del bebé y su alimentación no están afectados, usándolo sólo durante los periodos de sueño, sin necesidad de volverlo a colocar si se cae, retirándolo a partir de los 12 meses de vida y no obligando al bebé para que lo use si no lo acepta resulta una opción que a la fecha no puede objetarse ante la evidencia científica actual.


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Artículos relacionados

Buscar en Zp