filesmonster.biz
Enviar contenido

Libreta de salud infantil familiar digital




El colmo de la cara dura
Nos gusta como escribe esta colega
Fuente:
http://dra-amalia-arce.blogspot.com/2009/10/el-colmo-de-la-cara-dura.html
Cara dura

Urgencias es un sitio muy interesante desde el punto de vista sociológico. Aunque en cada hospital predominan unos grupos sociales en función de la ubicación y si el servicio que se ofrece es público o privado, al final en todos los sitios acaba desfilando gente de todo tipo.

Siempre he trabajado en la ciudad de Barcelona, aunque en cada ocasión en barrios diferentes y he combinado hospitales de titularidad pública y privada.
Por muy diferente que sea el barrio de ubicación hay fenómenos que se repiten y que me he encontrado en todos los hospitales (aunque en algunos más que en otros). Entre los "profesionales" de acudir a Urgencias te encuentras el típico que va al hospital como el que va a un centro comercial "como pasaba por aquí, a ver si le puedes mirar esta lesión en la piel que tiene desde hace un mes", el que viene a que le hagas una receta, el que pretende que le adelantes una visita programada con un especialista, el que lo utiliza de excusa para no ir a trabajar (sí, sí, más de los que pensáis), etc.

Luego está el que entra en la consulta y hace acopio de todo lo que encuentra (guantes, depresores, etc). Uno de los artilugios de Urgencias que tienen que estar bajo control (porque vuelan a la que uno se descuida) son las cámaras de inhalación de broncodilatadores

Les explico el final de una de las visitas de ayer. Al acabar de visitar a unas hermanas, la madre estaba vistiendo a la pequeña, de 13 meses, y le dice a la enfermera:

- ¿Tenéis pañales?


- La enfermera muy diligente le contesta - Sí, ¿qué talla?

- La 4

Vuelve la enfermera enseguida con el pañal y dispuesta a ayudar a cambiar a la bebé con la madre y se encuentra a la niña ya casi vestida del todo. A esto la madre le dice guardándose el pañal en el bolso...

- No, si no es para ahora, es que ahora voy para casa y ya no me queda ninguno, así le podré poner éste hasta que esta tarde vaya a comprar...

Como véis el colmo de la cara dura. Ya se sabe que los pañales van caros, pero a mí no se me hubiera ocurrido....

De hecho son muchos los padres que piden pañales y que piden comida cuando vienen al hospital, siendo la mayoría de las visitas completamente planeadas. Salvo situaciones en las que se entiende como por ejemplo que te hayas quedado sin pañales porque el niño no deja de hacer diarreas o que se le pidan pruebas y la visita se alargue y llegue la hora de comer y no tengan comida, nunca he comprendido que la gente salga de casa sin preveer qué puede necesitar su hijo en las horas siguientes.

Cuando mis hijas eran pequeñas siempre llevaba en la bolsa unos cuantos pañales de repuesto, una muda completa (más de una si estaban con diarreas), y si no tenía claro el tiempo que iba a estar fuera, me llevaba la comida y baberos por si acaso. Vaya, sinó no sé para qué sirven las enormes bolsas que acompañan a los cochecitos....


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp