filesmonster.biz
Lactancia

Libreta de salud infantil familiar digital




 

Lic. Maria Paula Cavanna
Licenciada en Psicología
Líder de la Liga de la Leche
Directora de UPA ! Sitio sobre Lactancia y Crianza
Zona Pediatrica Staff


El destete es un proceso que comienza cuando se incorpora a la dieta del bebé cualquier otro alimento además de la leche materna, y finaliza cuando el bebé no toma más el pecho.

Muchas mamás se preguntan hasta cuándo se debe amamantar. La respuesta es algo compleja, ya que por un lado deberían ser la mamá y el bebé quienes decidan cual es el mejor momento para ambos, pero por otra parte, existen muchos factores sociales y culturales que interfieren a la hora de decidir.

Según UNICEF y la Organización Mundial de la Salud, “todos los lactantes deberían ser alimentados exclusivamente a pecho desde el nacimiento hasta los seis meses de edad. Posteriormente los niños deberían seguir siendo amamantados, recibiendo al mismo tiempo alimentos complementarios apropiados y en cantidades suficientes, hasta los dos años de edad o más”.


Esta declaración puede parecer un tanto exagerada, pero esto es debido a los factores culturales que mencionaba más arriba. Pensemos sinó por qué no nos parece extraño ver a un bebé de dos años o más tomando una mamadera. Consideramos que sigue siendo un lactante y que debe ingerir grandes cantidades de leche. Entonces, ¿por qué reemplazar la leche de mamá por otra ?

Ya hablamos en notas anteriores acerca de cómo la leche materna se va modificando para adaptarse a las necesidaddes nutricionales del bebé a medida que este crece. También es importante que la mamá esté atenta a las otras necesidades que tiene su hijo ( estimulación, distracción) que también se van modificando con el crecimiento. Citando al doctor Carlos Beccar Varela, el destete “es un período de la vida de la madre y del niño en el que ambos aprenden a dar y recibir comida, confortación y comunicación de una manera diferente que con el pecho” (Tomado de Lactancia Materna .Guía profesional )

Dejando de lado la edad del bebé, en todos los casos, el destete debe ser un proceso gradual , paulatino, y debe llevarse a cabo respetando los tiempos de la mamá y del bebé. Esto quiere decir que, por ejemplo, deberíamos tratar de evitar que el destete coincidiera con una mudanza, con el retorno de la madre al trabajo, o cualquier acontecimiento que altere la rutina de la casa ; con el comienzo de la dentición o con el momento en el que el bebé empieza a caminar.

Sugerencias para la madre que quiere destetar
· La Liga Internacional de la Leche aconseja : “no ofrecer ni rehusar”. Esto significa no ofrecer el pecho porque llegó la hora acostumbrada, o porque nos parece que el bebé tiene hambre ; sino esperar a que sea el bebé quien lo pida. Y cuando esto ocurre, no rehusarnos ni conformar al bebé con otro alimento.


· Evitar los lugares donde usualmente amamantábamos. A veces es útil cambiar algunos muebles de lugar, o evitar los lugares de la casa donde solíamos dar de mamar.


· Distraer al niño antes de la hora en que sabemos que pedirá el pecho. Ofrecer un juguete, una actividad divertida u otro alimento puede ser de gran ayuda.


· La primera mamada de la mañana, y la última antes de irse a dormir suelen ser las últimas en dejarse, y las que demanden más trabajo.


· Si vamos a sustituír el pecho por una mamadera, será más fácil que el niño la acepte si se la da otra persona y la madre no está cerca.


· La introducción de los semisólidos es un juego, no una obligación que debe cumplimentarse en una determinada cantidad de tiempo. Si su hijo no quiere hoy una comida, no insista. Ofrézcasela dentro de unos días, o presentada de otra forma. Deje que el niño intente agarrar la cuchara, o que toque el alimento. Este es un nuevo elemento en su vida y debe explorarlo y conocerlo a su manera. Si se respetan los tiempos sugeridos para el destete, no hay que preocuparse por el peso o el estado nutricional del niño, ya que la leche materna sigue siendo su principal fuente de nutrientes.


· Tengamos en cuenta que amamantar no es sólo dar y recibir comida, sino que es un momento en el cual nosotras y nuestro hijo estamos exclusivamente el uno para el otro, y en el que él sabe que dejaremos todo lo que estemos haciendo para atenderlo. Planifiquemos entonces, otros momentos o actividades en las cuales el niño pueda contar con nosotras en exclusividad, para que él no sienta que dejar el pecho implica perder nuestra dedicación.
Cada mamá sabe internamente cuál es su tiempo y el de su bebé. Respetar éste tiempo es la única receta para un destete feliz.

Lic. Maria Paula Cavanna
Licenciada en Psicología
Líder de la Liga de la Leche
Directora de UPA ! Sitio sobre Lactancia y Crianza
Zona Pediatrica Staff


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp