filesmonster.biz
Niños superdotados

Libreta de salud infantil familiar digital





Zona Niños Superdotados y Talentosos en Zona Pediatrica

La inteligencia como problema

 

La falta de programas de educación especial para niños superdotados lleva a los padres al extremo de desescolarizarlos

MAVI CORELL | Madrid

'Baja la mano, ya sé que te lo sabes'. A los 11 meses, mientras su padre le daba de comer la papilla, Marta aprendió a distinguir los colores; a los tres años recitaba el abecedario y a los cuatro restaba llevando; a los seis su mayor preocupación era la justicia. Por eso su maestra le ordenaba, una y otra vez, bajar la mano. 'Para qué voy a estudiar si no me van a preguntar', se lamentaba la cría.

 

Marta, una niña andaluza de ocho años, tiene un cociente intelectual de 140 (lo normal es 100). Pertenece a ese 2,5% de la población con alta capacidad intelectual. ¿Niña privilegiada? 'En España la inteligencia es más una desgracia que una suerte', explica Luz Pérez, profesora de psicología de la Universidad Complutense de Madrid y experta en niños superdotados. 'Los maestros carecen, en general, de formación para tratarlos. Nos hemos fijado más en los niños con inteligencia por debajo de la media', añade.

 

 


Un Real Decreto de 1995 reconoce la existencia de niños superdotados, pero están prohibidas las escuelas de élite intelectual

  
 

En el Congreso Internacional de Superdotados de Barcelona, 700 especialistas de 54 países han discutido recientemente la situación de estos niños pero, a buen seguro, el tema saltará a la calle con la emisión a finales de año del concurso Pequeños grandes genios en Televisión Española, producido por Valerio Lazarov. La idea procede de un programa de EE UU donde los niños de altas capacidades intelectuales compiten con sus conocimientos. De momento, a la Asociación Española de Superdotados y Gente con Talento (AESG) no le ha gustado el anuncio que emite televisión porque da una mala imagen de estos niños.

Marta no estará entre los 200 niños que el programa comenzó a seleccionar el pasado viernes porque, aunque lo sospecha, desconoce que es superdotada. Sólo lo saben sus familiares más próximos. 'La gente cree que son niños raros', explica Gabriel, padre de Marta, 'por eso lo ocultamos'.

 

Marta aprende deprisa, profundiza en los temas, tiene muy buena memoria y curiosidad por aprender. Su juego favorito es diseñar en el ordenador vestidos para la muñeca Barbie y es un hacha de la natación. Pero odiaba el colegio. Se aburría. 'La maestra era hostil con la niña y la cambiamos de colegio', explica Gabriel. Al contrario que su hermano de cinco años, Marta es muy introvertida. Ambos son superdotados, pero el equipo de orientación escolar de la Junta de Andalucía ha decidido evaluar sólo al niño. 'No nos han explicado por qué no quieren evaluar a la niña', lamenta Gabriel, que asegura que Marta está contenta con su nueva maestra y no insistirá más a la Junta.

 

En Andalucía no existe un programa especifico para superdotados y la familia de Marta, con un solo sueldo de funcionario, costea cursos de habilidades sociales y de actividades extraescolares. Mientras a su hermano lo van a acelerar, a adelantar un curso-una estrategia que no conviene a todos los niños-, Marta se desacelera para adaptarse a los niños de su clase. Esta situación es, según Alicia Rodríguez, presidenta de AESGT, 'demasiado frecuente. Sobre todo las niñas se callan, pasan desapercibidas. Hay padres que ante el sufirmiento de sus hijos los desescolarizan y las denuncias a Educación se multiplican. En Canarias llevan 18 sentencias judiciales ganadas'.

 

A Marta sus padres le imponen una dura disciplina de trabajo. 'No necesitan esforzarse y al llegar a secundaria carecen de disciplina. Y el problema es que se aburren y pierden la motivación por los estudios. No son niños problemáticos, el problema lo tienen si no se les da lo que necesitan', explica Marisol Ruiz del Gabinete de psicología Athenea que evaluó a Marta. 'El 48% de los niños de alta capacidad de Madrid tienen notas normales e incluso suspensos en secundaria y el fracaso escolar es del 17%', añade Pérez.

 

Un real decreto de 1995 reconoce que hay niños superdotados. Existen Centros de Alto Rendimiento Deportivo, pero están prohibidas las escuelas de élite intelectual. De 1995 a 2000, los colegios de la Comunidad de Madrid han hecho 124 solicitudes de aceleración y se han concedido 56. Muchas otras las han frenado los mismos centros, según AESG.

 

La falta de respuestas de Educación ha multiplicado las asociaciones de padres de niños superdotados. En Navarra, una familia, angustiada desde hace cuatro años por el estado de su hija de altas capacidades intelectuales, Rosa de ocho años, ha organizado la Asociación Navarra de Superdotados y Talentosos que en dos meses ha contactado sólo en Pamplona con 200 familias. Rosa pasa seis horas semanales con un psicólogo privado para tratar de paliar la fobia al colegio que le ha originado una anorexia nerviosa.

 

Como muchos padres, los de Rosa tuvieron que acudir a un centro de Valladolid para obtener un informe psicopedagógico que evaluó el CI de María en 143. Pagaron 75.000 pesetas (más la estancia). Después, el Centro de Recursos Especiales de la Comunidad de Navarra le facilitó el cambio de colegio pero, para su sorpresa, carece de recursos para atender a la niña que 'está en un hoyo del que no sale', explica entre lágrimas su madre.

 

Angel, un niño andaluz de 10 años, pertenece a ese escasísimo grupo con un CI de 160. Es un niño motivado en los estudios y extrovertido.

Practica artes marciales y fútbol sala. 'Cuando supimos que era superdotado entendimos por qué pasó los primeros cuatro años de colegio llorando. Se aburría pintando', cuenta su padre. A Ángel todo le ha ido muy bien. Ha adelantado un curso en primaria y se examina de materias del año anterior para evitar las 'lagunas académicas'. Pero al contrario que en EE UU donde los niños pueden cursar asignaturas en la universidad, Ángel sólo podrá adelantar un curso más en secundaria y, como muy pronto, con 15 años será universitario. Ahora asiste al colegio con chavales mayores y tiene problemas para mantener el liderazgo, otra característica del superdotado. 'Tiene que ingeniárselas para mandar', bromea su padre.

 

Los programas para superdotados que reúnen a estos niños dos veces al mes son, según AESGT, insuficientes. Los especialistas consideran que lo mejor es la adaptación curricular que les permita seguir su propio ritmo de estudios en clase.

Que lleguen o no a ser eminencias parece no importar a los padres. ¿El éxito? 'Si no llegan donde ellos quieren habrán fracasado. Pero Marta tiene opiniones poco corrientes. La sociedad necesita de estos niños, de formas nuevas de ver las cosas. Deberíamos aprovecharlos', afirma su padre.


Superdotadas y 'supervulnerables'

Si no consideramos los factores sociales no se comprende que, mientras entre los alumnos de 6 a 12 años el 45% de los superdotados son chicas y el 55% chicos, el porcentaje de chicas superdotadas baje al 25% a partir de los 12 años y el de chicos suba al 75%, según un estudio de las psicólogas Luz Pérez y Pilar Domínguez. Los 14 años parecen ser el momento de declive de las chicas en los test psicopedagógicos. Las diferencias en las aspiraciones profesionales de chicos y chicas se deben no tanto a las capacidades como a los impedimentos sociales.

 

Las alumnas con problemas son ligeramente más numerosas que su compañeros, pero las causas de esos problemas se centran en sentimientos de inseguridad.

El estudio muestra a las chicas socialmente muy adaptadas, conformistas, preocupadas por su imagen y por su interacción con los demás. Sus familias las consideran más fácilmente educables que a los chicos.

Un rasgo de personalidad detectado en numerosos estudios en mujeres de alta capacidad intelectual es el perfeccionismo; las altas metas, por inalcanzables, generan baja autoestima y ansiedad.

 

Con el anhelo de perfección se relaciona el síndrome de la abeja reina que lleva a mujeres con alto nivel profesional a buscar el diez en cada cosa que hacen y a una tensión psicológica constante que las conduce frecuentemente a la depresión.

Volver al Home de Nños Superdotados y Talentosos

Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn



Niños Superdotados y Talentosos - Zona Pediatrica

¿Sindrome de Disincronia? -

Lic. Mariela Vergara Panzeri
CEDAP-Centro para el desarrollo del Alto Potencial

Un niño talentoso afronta la realidad con una inteligencia potencial de un adulto, pero la percibe y la sufre como un chico de su edad real. De este modo se produce un desfasaje central, lo cual constituye el problema vital de estos niños.

 

El síndrome de disincronía, descripto por Terrasier, es definido como: "Desarrollo heterogéneo específico de los sujetos intelectualmente superdotados".1 Consistiría en un desfase, una ruptura, entre la esfera intelectual y las otras facetas de la personalidad. Este fenómeno puede producir problemas de relación entre:

 

·        el niño consigo mismo,

·        el niño y el grupo de amigos,

·        el niño y su familia,

·        el niño y la escuela.

 

 

El síndrome de disincronía se puede dar en 3 órdenes:

 

1- Disarmonía, a veces muy evidente y fácilmente observable, entre el nivel intelectual y el nivel afectivo.

 

2- Disincronía entre el sector léxico y el sector gráfico. El primero es mejor que el segundo porque la evolución psicomotriz es más lenta por estar ligada a la edad real del niño.

 

3- Desfase interno en 2 puntos del dominio intelectual:

- adquisición del lenguaje
- razonamiento.

 

En el WISC,(Escala de inteligencia Wechsler para niños) por ejemplo, que es un test de inteligencia para niños, los niños talentosos de 6 años rara vez obtienen adelanto superior de dos o tres años en áreas que exploran información, vocabulario o aritmética ya que el niño tiene pensamiento inteligente más que saber o conocimiento. En cambio, si se le administra un subtest de Semejanzas puede tener un adelanto de 4 a 6 años.

La disincronía que produce mayores problemas para el niño talentoso es la disarmonía entre el desarrollo intelectual y el desarrollo afectivo. Esta produce, a veces, incomprensión por parte de los padres. Encontramos 2 elementos importantes en ella:

 

·        A- para los padres es difícil admitir una conducta infantil en un niño que razona como un adolescente. Se espera que el niño talentoso se comporte siempre de manera inteligente conforme a las reglas de los adultos. Y, por consiguiente, los adultos se enfadan con él cuando no responde a lo esperado de acuerdo a su madurez intelectual.

 

·        B- el niño busca modelos de identificación extraños a la familia (sobre todo si es una familia culturalmente desfavorecida). Esta búsqueda de un modelo de identificación se convierte en un dilema desastroso y tiene dos alternativas:

*integrarse en su propia familia, y renunciar a saciar su sed de aprender.

*desarrollarse intelectualmente y arriesgarse a caer en la angustia resultante de la culpabilidad.

 

Efecto Pigmalion o Factores de deterioro de la inteligencia

Ante distintas y determinadas circunstancias en el hogar o en la escuela, muchos de estos niños limitan ex professo sus realizaciones, sus avances y su crecimiento intelectual con el único fin de:

·        ganar amigos más fácilmente

·        ser aceptados por los chicos de su misma edad,

·        evitar envidias, celos, competencia.

 

Lentamente, en el afán de igualarse con los demás de su hogar, del grupo escolar, o del club, van deteriorando su nivel de trabajo intelectual y se frustran en esa área, aunque logren inicialmente superar los problemas de su afectividad. A una mayor profundidad, en un tiempo breve esa frustración posiblemente haga crisis.

 

Otros niños talentosos en el momento de iniciarse en el jardín de infantes se encuentran con problemas por no entrar en el programa de actividades previstas para los 3 años, ya que ya leen y escriben. En estas condiciones tienen escasísimas posibilidades de desarrollar normalmente su vida escolar dentro de un sistema común sin algún tipo de ayuda especial por parte de los padres que capten sus características, y de docentes que puedan dedicarles una atención personalizada.

 

Aquellos niños que lograron avanzar en los grados, procuran pasar el tiempo entre el aburrimiento, el desgano, la mala conducta, las idas y venidas a la dirección escolar, las expulsiones de colegio en colegio y el sufrimiento familiar que estos incidentes conllevan, además de la frustración de la persona, que es el peor de todos estos males.

 

Podríamos dividir este efecto según el círculo de relaciones del niño:

1- Escuela Común => Se da cuando se espera del niño eficiencia normal, media y se lo estimula a trabajar pero muy por debajo de su capacidad. La actual conformación curricular presenta pequeños desafíos para el intelecto del niño talentoso, a esto se suma que ellos mismos consideran a su inteligencia como una desventaja social.

 

Las consecuencias que esto trae aparejado son:

a- se llega a acostumbrar pronto a trabajar por debajo de su verdadero nivel.

b- se "apaga" de tal forma que termina presentando problemas agudos de aprendizaje o de conducta.

c- a otros aparentemente les va bien en la escuela, pero utilizan un mínimo porcentaje de sus capacidades intelectuales.

 

2- Familia => Se da el efecto pigmalión si la familia valora la capacidad del hijo por debajo de cómo es en realidad y el niño tiende a manifestarla dentro de los límites de lo esperado.

Se da sobre todo en:

 

·        familias desfavorecidas socioculturalmente. Cuanto más desfavorecido es el medio de donde procede el niño, más bajo es el nivel que esperan de él sus padres. Lo mismo ocurre con los maestros y los amigos. Estas esperanzas limitadas influyen negativamente sobre la representación de sí mismo.

 

·        familias poco interesadas en la evolución de sus hijos.

 

3- Grupo de Compañeros => Se da si el niño desborda de una manera excesiva las normas del grupo porque, en este caso, puede verse rechazado por él.

 

Como consecuencia del efecto pigmalión negativo se presentan inhibiciones intelectuales unidas al sentimiento de que toda expresión de la inteligencia es una fuente de culpabilidad.

 

Lamentablemente la premisa: Niño talentoso en escuela común = niño aburrido se transforma en verdadera en muchas de nuestras escuelas. Algunas veces, los niños tienen un intelecto tan brillante y fértil, que les resulta casi imposible hacer lo que, para ellos, va a la velocidad igual a la de un caracol. Se aburren cuando se ven forzados a trabajar en el mismo nivel que los demás niños de la clase. No es infrecuente que niños talentoso vayan quedando a lo largo del camino en clases que o bien no son socialmente apropiadas o bien no los estimulan intelectualmente. Esos son los niños que tienen más probabilidades de experimentar problemas emotivos o de conducta a medida que avanzan en la escuela. Muchas veces esto hace que se encuentren perturbados emocionalmente porque se genera una enorme discrepancia entre lo que sabe y lo que puede comunicar. Generalmente se acompaña de una imagen de sí mismo terrible y la idea de fracaso resulta intolerable.

Conclusión

Cuando los niños talentosos son incomprendidos por sus familias respectivas o vagan a la deriva en un sistema educativo que no contempla sus necesidades ni su ritmo, ni su nivel intelectual se los pone en situaciones frustrantes y problemáticas o en un quebranto real. El hastío en la clase, la falta de motivaciones, el nivel de estudio demasiado bajo, la incomprensión de los padres, de los amigos y de los maestros son a veces tan insoportables que cierto número de casos no encuentran otro refugio que el debilitamiento intelectual o la angustia, o incluso ambas a la vez.

Nuestro objetivo debería ser lograr que este tipo de niños pueda integrarse plenamente en el hogar, en la escuela y en la sociedad, a través del entendimiento y aceptación de sus diferencias, ventajas y desventajas. En definitiva, es de una importancia radical la ayuda de los padres y de los docentes para que el niño se conozca y se acepte a sí mismo, y pierda el temor de sentirse distinto y evite, además, disfrazarse para ocultar sus habilidades. Un niño de estas características necesita vivamente que el mundo que lo rodea lo conozca y lo acepte tal cual es. Los niños talentosos si bien parecen tan maduros, tan adultos, son niños y deben vivir como tales. Debemos ayudarlos a desarrollar su potencial en un marco de seguridad, independencia y estabilidad emocional, elementos que significarán la base de todo su crecimiento personal e intelectual.

La sociedad debería tener especial interés en este tipo de niños, tanto por ser individuos como por ser potenciales contribuyentes al bienestar de la misma. Como individuos tendrían que tener los mismos derechos de oportunidades para su completo desarrollo, al igual que todos los demás niños. Toda persona tiene derecho a experiencias educativas que desafíen el nivel de su desarrollo individual tanto si es inferior, superior o igual al nivel de su grado, estén o no en el nivel de sus pares, teniendo en cuenta su estilo e intereses. Cualquier otro sistema es pérdida de potencial humano, e impide el progreso del individuo y de la sociedad y torna confuso el concepto de democracia. Además, muchos de los líderes, científicos, y poetas de la próxima generación provendrán probablemente del grupo actual de niños talentosos o creativos.

Este es nuestro desafío.

 

 

Volver al Home de Nños Superdotados y Talentosos

Visite Cedalp - Centro para el Desarrollo del Alto Potencial - Argentina

Bibliografía

"El efecto pigmalión negativo" Terrasier Publicación presentada en el Congreso Internacional sobre niños superdotados Julio 1979 Jerusalén.

"Los niños superdotados" Coriat Edit. Herder 1990 Barcelona España.

"Interpretación Cl¡nica de la Escala de Inteligencia de Weschler para niños (WISC)" Alan Glasser e Irla Zimmerman Editorial Tea ediciones S.A. 1991 10ma edición Madrid - España.

CEDAP - Centro para el desarrollo del Alto Potencial

Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn


Zona Niños Superdotados y Talentosos en Zona Pediatrica

Lidiando con la sensibilidad de los niños talentosos
Sally Yahnke Walker
Traducción: Lic.  Mariela Vergara Panzeri
CEDAP-Centro para el desarrollo del Alto Potencial



Los niños talentosos y creativos tienden a ser sensibles emocionalmente, y algunos son incluso hipersensibles. Esto se hace evidente no sólo en sus interacciones con los demás y sus actitudes hacia ellos mismos, sino también en sus reacciones hacia los eventos cotidianos: pueden tener lágrimas de pasión la primera vez que escuchan a Beethoven o sentir fascinación al ver un prisma de luz. Ven las implicancias y la interrelación entre distintos eventos, y sienten el impacto emocional.

 

Las actitudes y emociones de los demás tienen un fuerte impacto en los niños talentosos. Su conciencia aumentada los hace seres especialmente vulnerables. Por ejemplo: si una clase entera es castigada, el niño brillante puede erróneamente asumir más que compartir la culpa. Es el niño que se siente devastado cuando le disgusta a alguien. Es importante que nosotros como padres tratemos de advertir a nuestro hijo hipersensible que siempre puede encontrar gente a la cual simplemente no le guste, por cualquier razón, sólo por su personalidad particular (aunque usted piense que decir esto es terrible).

Los niños gifted son capaces de interpretar el lenguaje corporal y leer las emociones que convergen en el tono de voz, a una edad más temprana que la que la mayoría de la gente sospecha,. Incluso cuando no pueden entender las palabras, entienden los sentimientos. A la sensibilidad se suma el hecho que estos chicos generalmente tienen una imaginación activa y pueden interpretar implicaciones sutiles, actitudes ocultas de rechazo y conductas en forma errónea en el lenguaje no verbal e incluso verbal. Pueden leer en situaciones comunes un exceso de significados e incluso saltar a conclusiones. Pueden pensar: "mamá y papá tuvieron una pelea, discusión acerca de mí, por lo tanto si se divorcian será por mi culpa". Estos chicos necesitan ser alentados a verbalizar y compartir sus sentimientos e intereses antes de que se sientan agobiados por ellos. Es importante ayudarlos a desarrollar maneras de chequear sus pensamientos y temores, y a interpretar el significado con la intención real que se ha puesto.

El niño gifted conoce cuáles son sus verdaderos amigos. Si alguien trata de usarlo, adularlo o utilizar su lado bueno, sienten la falsedad detrás de sus acciones. Cuando escucha, "Sos la mejor en esto, y me gustaría que me hicieras uno" sabe que está siendo manipulado. Puede decir si alguien trata de bromear, y odia ser el blanco de un chiste o broma.

Los niños talentosos están también alertas ante pequeños cambios en su medio ambiente. Se dan cuenta de todo. Al mismo tiempo, ellos son super-conscientes de sus propios intereses y habilidades intelectuales. Paradójicamente esto puede disminuir su auto-estima. Esto es porque muchos niños brillantes enfocan más el hecho de cómo son distintos de sus pares que de cómo son similares. Se olvidan que son seres humanos, justo como sus compañeros o pares, y se sienten apartados de una forma negativa. Perciben sus diferencias como debilidades más que como fortalezas. Esto es especialmente verdadero para niños altamente creativos. Su percepción artística no es necesariamente como la de cualquier otro.

Ya que los niños gifted son tan sensibles a su entorno, ellos terminan con más "material" para procesar. Los diarios, TV, noticieros, y las conversaciones adultas contienen cosas por las cuales preocuparse en consecuencia los jóvenes no siempre pueden procesarlas correctamente. Es difícil que los padres puedan estar conscientes de aquello que su hijo ha escuchado, sin molestar al niño que está ansioso o asustado por ello. Por ejemplo, muchos de nosotros hoy estamos interesados en el medio ambiente y si vamos a tener suficiente oxígeno para respirar en el futuro o no. Muchos chicos talentosos y creativos sensibles han aplicado por sí mismos una política ecológica en sus propias casas, donde señalan con gran seriedad que sus padres no están reciclando o comprando el producto correcto. Muchos padres han sido puestos a raya por el niño con sus preguntas.

La pasión de los niños talentosos por la justicia y la verdad hace que el engaño y la insensibilidad sean intolerables para ellos. No es inusual que se pongan del lado de la víctima de la injusticia social. Su hipersensibilidad también los hace tener una hiperconsciencia de la hipocresía y la injusticia social. Frecuentemente las rechazan por interesarse más temprano que sus pares, y se interesan en reformar el mundo. A una niña de 10 años le gusta pedir un deseo a la primera estrella que ve cada noche. Pero nunca pide juguetes o ropa para ella sino, desea que halla paz en el mundo. Ella ha reconocido también y es capaz de discutir el hecho que la sobre población es un problema serio del mundo.

Estos chicos tienden a ser idealistas e insisten que se les responda a preguntas que suelen ser incómodas. Ellos ven atrocidades en las noticias. Leen acerca de la falta de ética, injusticia en los diarios. Fracasan en entender como nosotros, sus padres, podemos permitir que todo ésto continúe así.

Bibliografía "Guiding the Gifted Child" James Webb, Elizabeth Meckstroth, Stephanie Tolan Ohio Psychology Press

Dayton, Ohio 1994 12 edición "The survival guide for parents of gifted kids -How to understand, live with, and stick up for your gifted child" Sally Yahnke Walker 1991 Free Spirit Publishing U.S.A.

Volver al Home de Nños Superdotados y Talentosos 

Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn


Zona Niños Superdotados y Talentosos


¿QUÉ HACER EN LA ESCUELA COMÚN, EN UN GRADO COMÚN, CON UN NIÑO TALENTOSO O CREATIVO?

Lic. Mariela Vergara Panzeri

Un niño/a talentoso/a aprende diferente, actúa diferente, reacciona diferente que sus compañeros de la misma edad cronológica con habilidades promedio. Enseñar a un niño brillante lleva más tiempo y trabajo para la maestra aunque parezca lo contrario, se requiere:

-          planear y evaluar separadamente y en forma distinta sus tareas

-          más tiempo de enseñanza por la cantidad de trabajo que son capaces de hacer y

-          más entrenamiento de parte de la maestra por la calidad y la sofisticación del trabajo

 

 

Cuando uno inicia un programa para niños brillantes tiene que haber compromiso y cooperación de ambas partes, es decir, por un lado del alumno y por otro de la maestra. No es fácil mantener a un niño curioso, creativo e intenso con buena predisposición para lo que se le presenta y colaborador con la tarea. Pero si uno hace lo mejor que puede y mantiene el sentido del humor se va logrando mejorar.

El primer paso es elaborar un programa que sea adecuado a las necesidades del niño. El programa debería estar basado en:

- sus necesidades

- sus habilidades

-          sus talentos

Cuando esto se logra, el niño se siente:

·         desafiado

·         desarrolla su auto-confianza

·         está motivado

·         ama la escuela y le encanta aprender

·         las clases le demandan trabajo pero las vive como divertidas

·         no se siente tan ridiculizado por ser sabelotodo

¿Por qué contemplar las necesidades de un niño con habilidades superiores al resto de los niños en el aula?

Aquellos chicos brillantes que están aburridos y frustrados en la escuela están en peligro de aislarse mentalmente, físicamente y emocionalmente. Se pueden rebelar, transformarse en chicos problema, ser castigados por ser astutos, vivos o hacerse los payasos en clase. Pueden aprender a rendir por debajo de sus capacidades. Y así tener un bajo rendimiento ya que perdieron el deseo de aprender. Si nunca tienen que hacer nada que los desafía, frecuentemente pueden terminar con habilidades de estudio pobres y/o inexistentes. Cuando un niño siente que sus necesidades no se satisfacen en la clase, cuando no obtiene la atención que necesita, tiende a bajar su rendimiento, a interrumpir la clase, a molestar a sus compañeros, a desafiar los conocimientos de la maestra e incluso a fracasar en sus tareas y exámenes. Su reacción es debida a una alta energía contenida, su baja tolerancia a la frustración y la presión que siente que proviene de sí mismo.

 

Algunos niños no tienen el concepto de una alta habilidad propia. Saben que son distintos a sus pares (algunos se dan cuenta de esto a una edad muy temprana) pero no saben porqué son distintos por lo tanto frecuentemente llegan a conclusiones negativas. Pueden pensarse a sí mismos como estúpidos y a veces la falta de madurez emocional los lleva a entender que porque aprenden distinto o más rápido, no pueden congeniar con nadie.

Cómo podemos lograr integrar a un niño talentoso en un aula común

Sugerencias a los docentes

·         Cuando no se los atiende en sus necesidades especiales sufren negligencia. Si se los mantiene dentro del grupo de pares promedio y se pretende que sigan el ritmo de los niños promedio, se ve que el niño tiende a desarrollar hábitos de trabajo perezoso y conductas inadecuadas.

·         Es fundamental buscar las oportunidades educacionales adecuadas de manera que el niño encuentre sus necesidades intelectuales y pueda desarrollar su potencial.

  • Buscar que los padres se involucren de una forma positiva. Tanto las maestras como sus padres tendrían que preocuparse, cuidarlo, y tratar realmente de satisfacer sus necesidades intelectuales. Así su conducta desorganizadora mejoraría.

 

  • El mensaje del maestro y de sus padres debería ser: "tener altas capacidades es algo positivo"

  • Algunos niños superdotados prefieren no actuar antes que tomar el menor riesgo. Es decir prefieren no emprender una nueva actividad o hacer algo que les despierta un desafío intelectual por temor a equivocarse o al fracaso. La mayoría son niños pequeños e inseguros que quieren saber como es todo, como funciona, antes de hacer un compromiso u obligación. Algunos no se aventuran hasta que ven como los otros chicos lo hacen, o participan en situaciones similares. Odian verse mal, parecer tontos o no saber que hacer.

 

  • Es importante diferenciar: aquel niño que toma todos los recaudos porque no quiere verse como un tonto, o no saber qué sucede o qué hacer, de aquel que tiene un fuerte miedo al fracaso!! En este caso el miedo a intentarlo lo paraliza y sacrifica de esta manera su propio potencial.

  • Si se pone a los niños con altas capacidades como maestros de sus compañeros para ocuparlos es negativo. Una cosa es el aprendizaje cooperativo y otra cosa que se ponga a un niño a enseñar a otro que no entendió. Allí no hay cooperación

  • Es importante tener cuidado con favorecer el resentimiento de ambas partes poniéndolo como líder a la fuerza.

Una curricula diferenciada

Para que un niño talentoso funcione en la escuela común, a la maestra se le tiene que permitir elaborar una curricula diferenciada para ese alumno particular. Así la maestra da oportunidades de enriquecimiento más allá de la curricula usual, como por ejemplo con proyectos especiales. El enriquecimiento implica extender la curricula regular

El trabajo en clase para el niño talentoso que termina primero no debería ser dar más de lo mismo. O darle un trabajo que requiera mucha atención y que sea monótono. Tampoco es premiar a un niño darle:

-          una actividad como para colorear

-          ser el ayudante de la maestra

-          jugar un juego

-          ayudar a alumnos más lentos

De este modo se pierden de vista las necesidades intelectuales del niño tratando de mantenerlo ocupado en algo.

El enriquecimiento consiste en que lo básico debe ser aprendido a un nivel distinto al de sus compañeros y a la vez adecuado a sus capacidades y equilibrado en todas las áreas.

 

Aunque el niño tenga habilidades superiores para la matemática y no le guste mucho la lengua, tiene que ver los contenidos de lengua. No pueden quedar los contenidos de por ejemplo: lengua, olvidados.

Como ocurre con frecuencia el niño con altas habilidades muestra nada o poca disposición a trabajar sobre lo que no le interesa o gusta, y es necesario encontrarle, a aquello que no le gusta, conexión con aquello que sí le agrada y así abrirle un nuevo panorama exploratorio. Además, el material necesita ser adaptado para reducir la repetición. Un buen programa proporciona muchas chances de aplicación creativa y pensamiento crítico.

Una curricula diferenciada tiene en cuenta:

·         Dar a los alumnos trabajos más desafiantes e interesantes.

·         Trabajar en un nivel de habilidad más alto con resolución de problemas, pensamiento divergente, evaluativo y , creativo.

·         En el enriquecimiento, se puede extender o estudiar en profundidad un área o ir saltando por distintas áreas que sean de interés para el alumno.

·         Se puede aplicar como recurso un estudio independiente: es un forma de incorporar habilidades de trabajo mientras se desarrollan altos niveles de pensamiento, se apunta a la gran diferencia entre memorizar algo y conocer y aplicarlo creativamente. Consiste en planear, realizar y evaluar su propio trabajo. Es fundamental que las maestras estén seguras de cuales son los intereses de los niños para que sean el punto de partida. Un estudio independiente necesita ser bien planeado, llevado a cabo conscientemente y ser evaluado con precisión.

·         La evaluación regular es esencial como base para redefinir, modificar y reciclar cualquier programa. Puede ser formal (evaluación escrita) o informal (comentarios).

·         La técnica de la tormenta de ideas ayudan a estos niños a desarrollar habilidades de pensamiento más altas

·         Cuando el niño completó una tarea, se le puede permitir ir a la biblioteca o a una habitación de recursos para buscar algo o investigar o trabajar con el bibliotecario u otro especialista.

·         No deberían tomarse ni como premio ni como castigo esos lugares.

Diferencia en un programa en 4 áreas

Contenido:

·         el material o asunto puede alterarse para permitir abstracciones, complejidad, variedad y organización.

·         moviéndose más rápido a través del material o yendo más profundo en un área de estudio.

·         Al estudiar una ciudad, el niño talentoso podría elegir otra y discutir diferencias y similitudes, discutir el planeamiento de la ciudad y su desarrollo, a lo mejor crear un plan para una ciudad ideal.

Proceso

·         usar la mente

·         aprender a pensar

·         aprender a manejar la frustración

·         utilizar hipótesis- prueba / corroborar (o refutar una teoría) y hacer investigaciones

·         Acentuar los finales abiertos, los descubrimientos

·         Poner énfasis en los razonamientos

·         Permitir la elección libre del método para resolver el problema

Productos

Si bien el producto usual es el papel o la prueba, un niño con estas características puede usar otras formas de demostrar lo que ha aprendido

-          invención

-          solución a un problema

-          un nuevo juego

-          un video

-          etc

El ambiente de aprendizaje ideal

Consistiría en disponer de medios adecuados para un aprendizaje con características distintas más exploratorio y autodidacta

Equipos apropiados y facilidades

Laboratorio de lengua

Laboratorio de ciencia

Terminales de computadora

Equipos de video

El rol del maestro/a en la educación de un niño diferente en un aula relativamente homogénea debería ser el de alguien que:

·         Sea un facilitador del aprendizaje y que ayude a mantener el foco en las experiencias educativas de este tipo de niños más que ser la persona que proporciona información.

·         Tenga el deseo de enseñar a estudiantes que son incluso más brillantes de lo que él o ella puede ser

·         Los respete y los entienda

·         Aliente el pensamiento y el cuestionamiento, que sienta respeto para las distintas individualidades y permita la falta de acuerdo y la controversia. El aula debería ser un lugar seguro donde el estudiante pueda tomar riesgos sin temor a fracasar o a la humillación.y así lograr altos objetivos

·         Profundice los temas más que los libros

·         Escriba cumplidos merecidos en el cuaderno de un alumno cuando alguien hizo un buen trabajo

·         Sea responsable, eficiente y brillante

·         Sea amoroso y atento, que se preocupa por los alumnos

·         Cree una atmósfera de aprendizaje que sea segura y estimulante, de mutua confianza y respeto, con compromiso y búsqueda del autoperfeccionamiento.

Cuando todo esto se da, los niños pueden aceptar la crítica constructiva, la respuesta creativa y desarrollar maneras de manejarse y salir adelante en el mundo real.

La Lic. Mariela Vergara Panzeri Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. forma parte del Centro para el Desarrollo del Alto Potencial http://www.cedalp.com/ o al T.E. 4583-0834  CEDAP     

Volver al Home de Nños Superdotados y Talentosos

Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn


Mitos acerca de los niños superdotados (gifted)  y talentosos entre padres y educadores

Lic. Mariela Vergara Panzeri
CEDAP-Centro para el desarrollo del Alto Potencial

 

Algunos mitos fundamentales acerca de los niños con altas capacidades

 

Mitos comunes en la percepción del público en general

  • Tienen todo servido en su camino
  • Pueden tener éxito sin ayuda
  • Sus habilidades especiales son siempre premiadas por su familia
  • Deberían ser valorados primariamente por su poder mental
  • Son más estables y maduros emocionalmente
  • Han tenido "algo por nada"
  • Naturalmente quieren estar aislados socialmente.

 

 

Mitos comunes entre padres y educadores:

  • No son conscientes de sus diferencias a menos que alguien es diga que lo son
  • Revelarán sus altas capacidades
  • Su superioridad necesita ser enfatizada por encima de todo lo demás
  • Necesitan constantemente ser desafiados por los demás para obtener logros
  • Necesitan ser más disciplinados que otros chicos
  • Deberían asumir responsabilidades extra por otros
  • Se divierten sirviendo de "ejemplos" a otros chicos.
  • Pueden cuidarse a sí mismos
  • Todo lo que necesitan es un poco de trabajo extra para desafiarlos
  • Si sólo yo tuviera lo que él tiene, sería rico, famoso o ambos
  • ¿Por qué deberíamos hacer más por aquellos que ya tienen todo?

 

 

¿Cómo reacciona la sociedad ante la superioridad?

  • Negligencia
  • Ignorancia
  • Emociones fuertes de parte de maestros, pares, hermanos, padres. Su conducta provoca reacciones
  • Emocionales fuertes y muchas veces el adulto piensa que este tipo de chicos necesita ser puesto en su lugar o que se le baje los humos. El mensaje oculto es: "Mejor que aprendan ahora que tienen que ser como cualquier otra persona".
    (Poner a un niño en su lugar es igual a criticarle sus habilidades o dejar ver sarcásticamente que su superioridad no es deseable y es un problema.)
  • Ser brillantes para ellos es una responsabilidad más que una ventaja o un bien. La mayor fortaleza del niño se le vuelve en contra. ( De este modo se puede establecer el escenario para un repliegue emocional, con el agregado de stress, inseguridad y mala adaptación.)

Contrariamente a lo que la gente cree

No necesariamente una mente brillante es capaz de encontrar su propio camino. Aunque lo niños brillantes poseen capacidades excepcionales, muchos no pueden sobresalir sin asistencia. Necesitan ayuda académica pero también asistencia emocional a través del entendimiento, la aceptación, el apoyo y el aliento......Un niño brillante típicamente ve el mundo de una manera no tradicional. Son pensadores divergentes. Son probablemente intensos en sus sentimientos, en su conducta y en sus puntos de .vista. Los niños brillantes y creativos ven al mundo a través de un par de anteojos bastante .diferentes que los niños promedio.....Ven cosas que los otros no ven y que ni siquiera los otros imaginan.Los pensamientos y las experiencias que un niño gifted lleva en su cabeza típicamente son por muy lejos más importantes e interesantes que aquellas que suceden alrededor de él, en el mundo externo. A lo mejor se puede explicar a través de esto el porqué tantos niños brillantes tienen amigos imaginarios durante sus años previos a la escuela primaria.

Un niño brillante no sólo ve las cosas en forma diferente sino que también trata de hacerlas de un modo distinto. No sólo cosas más complejas sino también hacen en forma distinta tareas comunes y ordinarias.

Pueden ver muchas posibilidades y soluciones alternativas dentro de una situación. Esto puede causar tensión. (como que saben lo que va a pasar)

Pueden ver muchas posibilidades pro no las pueden llevar a todas a cabo. Generalmente se enganchan en una gran cantidad de experimentación con frecuencia con bastante interés y a veces con consecuencias desastrosas.

Típicamente exhiben un alto nivel de energía inusual y pueden necesitar menor sueño que ningún otro en la familia.

Como su nivel de actividad puede ser tan alto, algunas veces se los diagnostica como hiperactivos e incluso se les llega a dar medicación.


Hiperactivos
  • Cortos períodos de atención
  • Actividades constantes y repetitivas


    Alto Potencial
  • Se puede concentrar en una tarea por largos períodos de tiempo.
  • Su actividad se dirige a objetivos específicos
  • En general la mayoría de los niños gifted empiezan la escuela muy entusiasmados. Pero con frecuencia pierden el entusiasmo muy rápidamente.Para pasar el tiempo algunos molestan, los que no quieren molestar buscan otras maneras como estar: Creativamente inatentos.Cuentan los dientes con la lengua Escriben para atrás
  • Sueñan despiertos

Las relaciones con los pares son un problema:

Sus intereses son de mucha más sofisticación que aquellas de los niños de la misma edad.

Su madurez intelectual

Sus actividades de juego

Deseo de conocimiento

Búsqueda de desafíos

Exploración de ideas


Un niño gifted con frecuencia necesita distintos tipos de pares

  • algunos para deportes
  • otros pares intelectuales
  • otras para sus relaciones emocionales

Desfasaje motriz- intelectual. Sufre de una continua falta de habilidad para producir lo que se puede imaginar. Puede llevarlo a abandonar cuando intenta lograr todo de una vez.

Un niño brillante está altamente enfocado en sus intereses. Están tan inmersos que les cuesta entender porque los otros no lo están.

Pasan de puntos de interés a otros luego de un tiempo y por eso los demás los pueden ver como desorganizados.


Tendencia a desarrollar o no sus intereses tiene que ver con

su temperamento y como manejada en la casa o en la escuela la manía de preguntar y su curiosidad.

Si acepta ser inquisitivo, preguntón, curioso su rango de intereses probablemente será muy amplio.

Si el medio no es sustentador, el niño probablemente se retraiga, se limite o tome un interés único como un medio de repliegue y para proteger su identidad.

Los niños con altas capacidades con frecuencia desarrollan habilidades tempranas en el lenguaje. Un amplio vocabulario deja a sus pares atrás y puede causar problemas de comunicación. Gravitan entre adultos y niños más grandes que comparten no sólo sus intereses sino también su vocabulario. Esta relación puede ser satisfactoria e incluso generar orgullo en los padres pero relacionarse con personas de edades más altas puede separar al niño de sus compañeros de la misma edad y puede reducir el número de amigos. Estar acostumbrado a la compañía de adultos puede condicionar al niño a asumir un rol adulto con los otros niños, con frecuencia con efectos alienantes.

Otro problema es que el niño brillante tiene una cierta madurez emocional más de acuerdo con su edad cronológica y un juicio social más de acuerdo con su edad intelectual. No se desarrollan al mismo nivel su curiosidad y su conocimiento acerca de los hechos.

A veces uno como padre espera que su hijo actúe tan maduro con lo es de inteligente. No esperan que actúe de acuerdo a su edad e incluso pueden sentirse perturbados cuando lo hace.

Patrón diverso perplejo de conducta: por momentos aparecen como muy maduros y por otros como chiquilines. Por la mañana nos pide ver un programa sobre el espacio en el canal Discovery y por la tarde va a jugar con sus muñecos? Puede discutir con nosotros las razones de una posible guerra mundial y a los pocos minutos pelearse con el hermano pro quien se sienta en el carrito del supermercado.

"Guiding the gifted Child" James T. Webb, Elizabeth A. Meckstroth, Stephanie S. Tolan Ohio Psychology Press 1994

Volver al Home de Nños Superdotados y Talentosos

Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

 Zona Niños Superdotados y Talentosos en Zona Pediatrica
El 66 por ciento de los superdotados
tiene bajo rendimiento escolar

(Recorte del diario ABC, de Madrid)
Por I. Gallego

 

Aunque resulte paradójico, el fracaso escolar puede ser consecuencia de una elevada inteligencia. Así se desprende de las estadísticas. En España, alrededor del 2 por ciento de la población escolar es superdotada. Es decir, en cada clase, al menos un niño tiene un coeficiente intelectual por encima de los 130 puntos. Sin embargo, el 66 por ciento de estos tiene un bajo rendimiento escolar que la mayoría de las veces desemboca en fracaso.

 

A los tres años, Iván hacía perfectamente su cama y le ponía el desayuno a sus padres, pero jugaba solo en el colegio. A los siete, dividía, multiplicaba y sacaba decimales de cabeza, mientras sus amigos jugaban al fútbol o al baloncesto. El pasado mes de mayo, su madre, aconsejada por varios psicólogos, le inscribió en clases de ajedrez.

Quince días después ganaba su primer torneo.

Ahora, a los ocho años se prepara para competir en el campeonato de Toledo mientras estudia Tercero y Cuarto de Primaria en un centro concertado de Talavera de la Reina.

Sus padres comenzaron a preocuparse cuando vieron que Iván perdía el hábito de estudio, se aburría y no se relacionaba con el resto de los niños de su edad. «Era muy inteligente, por eso no entendíamos que no fuera expresivo o que se aburriera», explica su madre, María Teresa Iglesias. «Pero, lo que en principio fue un motivo de satisfacción, se convirtió en una pesadilla por la falta de atención que existe para estos niños. Hay recursos para los niños con deficiencias, pero muy pocos para los superdotados».

 

Iván, que tiene un coeficiente intelectual de 160 puntos es un claro ejemplo de niño superdotado: no les gustan los deportes de mayorías; sus aficiones preferidas son la lectura, el dibujo o hacer puzzles; se relacionan mejor con niños más pequeños o más mayores; suelen ser desobedientes, vulnerables al fracaso y al rechazo de sus compañeros.

 

La Organización Mundial de la Salud considera superdotada a aquella persona con un coeficiente intelectual por encima de los 130 puntos. En España, se calcula que alrededor del 2 por ciento de la población escolar es superdotada, lo que significa que uno de cada 25 niños puede serlo. Es decir, en cada clase puede haber al menos uno de estos alumnos. Sin embargo, a pesar de su inteligencia, el 66 por ciento de los superdotados tiene un bajo rendimiento escolar, que, en muchos casos, llega incluso al fracaso, según datos de los últimos estudios internacionales.

 

«Este porcentaje tan elevado se debe a que en las clases ordinarias, se aburren al no disponer de los recursos técnicos y materiales necesarios para desarrollar sus capacidades», explica el presidente de la Asocación Española de Superdotados y con Talento (AEST); Esteban Sánchez. El fracaso escolar radica también en el hecho de que no cuentan con profesores preparados, así como la inexistencia de tareas apropiadas donde poder demostrar sus habilidades. La desmotivación ante los trabajos, el aburrimiento y las escasas posibilidades para desarrollar su creatividad hacen que en muchas ocasiones el profesor califique al niño de «poco brillante».

 

«Es lógico pensar que todos los niños superdotados, desde que entran en la escuela presenten un bajo rendimiento escolar, ya que la enseñanza no se ajusta a su nivel de aprendizaje», explica la directora del centro «Huerta del Rey», Yolanda Benito, en un extenso informe publicado por este centro. Un claro ejemplo es la contestación que un niño de 5 años daba a sus compañeros: «Vosotros empezar a hacer los deberes que yo os pillo».

 

Preguntas y respuestas inteligentes

Aunque la superdotación no puede detectarse antes de los cinco años, hay síntomas que pueden alertar a los padres cuando el niño es menor de esa edad. Por ejemplo, la capacidad del pequeño para resolver los problemas por procedimientos distintos a los utilizados por otros niños, respuestas impropias de su edad o una inusitada impaciencia por recopilar información.

 

Estos son algunos ejemplos recogidos por la Yolanda Benito, especialista en estos casos.

- ¿Cómo sabe la gente el camino para ir al Cielo cuando se muere, si no se sabe antes de morirse? (2 años y medio).

- ¿De qué está hecho un libro? De cerebro (2 años).

- ¿Para qué sirven los senadores y diputados? Para que nosotros no tengamos que preocuparnos de hacer la política (6 años).

- ¿Para qué se mete a los malos en la cárcel? Para que no hagan daño a los buenos. (4 años y dos meses).

- ¿La sangre va muy deprisa? (3 años).

- ¿Dónde está el papá de la abuela? (2 años y dos meses).

- ¿Dónde van las palomitas cuando me las como? (2 años y dos meses).

 

Volver al Home de Nños Superdotados y Talentosos 

Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Zona Niños Superdotados y Talentosos en Zona Pediatrica

Mitos y Realidades de los Niños Talentosos y Creativos

Lic. Mariela Vergara Panzeri
CEDAP-Centro para el desarrollo del Alto Potencial

Volver al Home de Nños Superdotados y Talentosos

Aunque la precocidad intelectual ha sido reconocida desde hace bastantes décadas, ha habido un estereotipo persistente sobre los individuos talentosos y creativos. Se los ha considerado a lo largo de los años como personas que eran físicamente débiles, socialmente ineptas, estrechas en sus intereses, propensas a la inestabilidad emocional y a un temprano deterioro.

 

A través de distintos estudios realizados, entre ellos los de Louis Terman, se ha roto el mito a través del cual se creía que los niños talentosos y los niños creativos encerraban un conjunto de características no deseables.

Hoy en día, se empieza a reconocer que tienden a ser superiores en todo sentido: en inteligencia, en lo físico, en ser socialmente atractivos, en sus realizaciones, en su estabilidad emocional, y aún en su carácter moral. El peligro en la actualidad y para el futuro es que se desarrolle un nuevo estereotipo del niño talentoso que caiga en el polo opuesto, es decir, considerarlo como un "superhumano", como alguien inmune a debilidades y defectos.

Los que siguen a continuación son algunos de los mitos que se les han atribuído y por consiguiente su respectiva realidad:

 

Mitos
Hechos

Los niños Superdotados son considerados como superhumanos

No son superhumanos, simplemente son seres humanos con extraordinarios atributos en  áreas particulares.
Los niños talentosos y creativos son físicamente débiles,socialmente ineptos,estrechos en sus intereses y propensos a la inestabilidad emocional y a un temprano deterioroAunque hay una amplia variación individual, los niños talentosos, considerados como grupo,tienden a ser excepcionalmente saludables,bien adaptados, socialmente atractivos y moralmente responsables
Los niños talentosos y creativos se aburren frecuentemente en la escual y son antagónicos ante aquellos que son responsables de su educaciónFrecuentemente les gusta la escuela y se adaptan bien a ella y a sus compañeros y maestros.
Los niños talentosos y creativos tienden a ser mentalmente inestables.Aquellos que son talentosos y creativos tienden a ajustarse bien a la realidad y son emocionalmente sanos
Se considera que el 3% al 5% de la población son talentosos y creativos.El porcentaje de personas talentosas depende de la definición que se utilice. Algunas definiciones incluyen sólo el 1% ó 2% de la población hasta otras que incluyen el 20%.
Los niños talentosos hacen todo bienAlgunas personas conocidas como talentosas o como creativas tienen muchos tipos de habilidades superirores, otras son claramente superiores en una única área.
Un niño es talentoso si alcanza un determinado puntaje en los test de inteligenciaLos tests de inteligencia son sólo uno de los elementos que nos indican la superioridad de la inteligencia. La creatividad, la alta motivación son también importantes indicadores al igual que el nivel de inteligencia general.
Todos los niños talentosos vienen de hogares de status socioeconómico alto, tienen padres mejor educados y tienen menos carencias.Los niños talentosos y creativos están distribuidos en todos los estratos sociales, en proporciones iguales a través de todas la clases sociales (por lo menos cuando los tests de inteligencia son un medio de identificación primario)
La superioridad intelectual es una característica estabel siempre consitentemente evidente en todos los períodos de la vida de una persona.En algunos casos el talento notable y la productividad se desarrollan tempranamente y continúa a lo largo de la vida; en otros, los dones o talentos de una persona no son advertidos hasta la adultez, y ocasionalmente un joven que muestra habilidades destacadas se transforma en un genio adulto

Es importante aclarar que aunque es verdad que los talentosos como grupo son superiores en casi todas las características, si los tomamos individualmente se desvían de la media del grupo. Es decir, hay también niños talentosos que son débiles, pequeños, enfermizos, socialmente obtusos, bajos en el nivel alcanzado, si los comparamos con sus compañeros de la misma edad , de inteligencia común.

Y por supuesto recordar que todo ser humano es único e irrepetible y que las generalizaciones la mayoría de las veces no describen al individuo que tenemos delante.

Por otro lado, contrariamente a lo que la mayoría de la gente cree, una mente talentosa o creativa no es necesariamente capaz de encontrar su propio camino.

Aunque los estudiantes talentosos y creativos poseen capacidades excepcionales, la mayoría no pueden sobresalir sin asistencia. Necesitan asistencia académica, pero también asistencia emocional a través del entendimiento, aceptación, apoyo y estímulo.

El bajo rendimiento es frecuentemente no tenido en cuenta. Muchas veces detrás de un niño que no rinde dentro de los parámetros esperables en la escuela, hay un niño talentoso con claros problemas emocionales, o que no está motivado para aprender o que tiene maneras inusuales de expresar su habilidad mental.

 

Desafortunadamente muchos padres, educadores y legisladores de nuestra sociedad parecen no tomar conciencia de que su conducta es influenciada por muchas de esas falsas concepciones más arriba expuestas. Conceptos como: "Todo lo que necesitan este tipo de chicos es un poco de trabajo extra para desafiarlos", "Si yo hubiera tenido lo que ellos tienen, sería rico, famoso o las dos cosas", "¿Por qué tenemos que hacer algo extra por aquellos que tienen todo?", causan daño a estos niños y al objetivo de llevar adelante una educación contemplativa, enriquecedora y constructiva de la cual ellos formen parte y a través de la cual no se pierdan sus potencialidades .

 

Bibliografía

"Exceptional Children" (Introduction to special education) Hallahan/ Kauffman Editor Prentice Hall, Inc. University of Virginia 3ra edition 1986 Cap¡tulo 9 EE.UU.

"Guiding the gifted child" James Webb, Elizabeth Meckstroth, Stephanie Tolan Ohio Psychology Press Dayton Ohio.

"Parents´ guide to raising a gifted child" James Alvino Ballantine Books New York

Volver al Home de Nños Superdotados y Talentosos

Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn


El Predicamento perfeccionista: Ser demasiado bueno

¿Qué hay de malo en ello?

Lic Mariela Vergara Panzeri
CEDAP-Centro para el desarrollo del Alto Potencial


Uno de los problemas más comunes y más destructivos que enfrentan muchos chicos talentosos es el perfeccionismo
Ellos se conducen a sí mismos (y a otros alrededor de ellos) hacia la búsqueda del logro de alguna versión ideal del "éxito".

 

Empecemos por describir cuales son algunas características generales de una persona perfeccionista, siempre teniendo en cuenta que todo ser humano es único e irrepetible y atraviesa su propia circunstancia para luego adentrarnos en cómo se da en los niños talentosos y cómo podemos hacer para ayudarlos.

 

Una Persona perfeccionista es aquella que:

- oscila entre una autoimagen inadecuada y un manejo compulsivo que apunta a la realización del ideal superior.

 

- Pone excesivas demandas en sí mismo y en los otros.

 

- Insiste en determinar que todo es bueno o malo, totalmente negro o totalmente blanco, particularmente aquellas situaciones que tienen que ver con asuntos morales. No acepta grados o matices de grises.

 

- Su mente está demasiado saturada y corre a su alrededor un pensamiento obsesivo- usualmente alguna clase de inseguridad.

 

- En general, sufren de insomnio, y éste se establece debido a los problemas irresueltos. En realidad son los mismos problemas que para la gente normal pueden esperar. El perfeccionista no puede esperar encontrar un momento más apropiado para solucionarlos, debe ocuparse ya de ellos.

 

- Insiste en dar un orden exacto a casi todo: ropa, notas, etc. Cualquier desorden es considerado un signo mortal de abierta negligencia.

 

- No puede afrontar tener un desempeño promedio, como el resto de las personas, porque asocia "ser promedio" con fracaso.

 

- Está casi totalmente vuelto hacia sí mismo y comparte sus logros con los demás sólo cuando eso le dará gloria, por ej: obtener la aprobación de otro.

 

- Funciona en los extremos. Se regocija con su éxito, o se deprime con sus fracasos.

 

- El perfeccionista debe tener todas las respuestas y sus opiniones deben ser absolutamente correctas e inmutables.

 

- Cuando se trata de superar este síndrome perfeccionista, aquel que lo padece puede caer aún más profundamente en la trampa del perfeccionismo, sintiendo que debe liberarse de este defecto de carácter, completamente e inmediatamente.

 

El principio del perfeccionismo es muy sutil porque la premisa es: "después de todo, yo sólo estoy tratando de hacer un buen trabajo."

 

¿Qué es tan malo acerca del perfeccionismo?

Para empezar, aquellos que lo padecen piensan que tienen que ser perfectos, de este modo paradójicamente no les gusta tratar o intentar nuevas experiencias, porque en todo intento se arriesgan a dejar de ser perfectos. Por lo tanto, terminan limitando sus propias opciones, simplemente para estar seguros que nada pueda ocurrir que revele sus defectos o imperfecciones.

 

En el caso de los niños cuando hay una enorme brecha entre el ideal y lo que el chico ve que es capaz de, algunas veces simplemente abandona porque el intentar algo nuevo puede significar caer en el fracaso. Entonces, puede decir que no lo intentó o no trató y esto lo tranquiliza más. De esta manera, éste niño se siente imposibilitado a realizar más de una simple fracción de lo que debería o podría realmente hacer. El perfeccionismo explica incluso algún caso de bajo rendimiento escolar.

 

Un problema que se ve en niños de altas habilidades, especialmente mayores que han sido catalogados como de "bajas realizaciones" es la falta de habilidad para postergar gratificaciones. Aquellos niños que son muy brillantes consiguen acostumbrarse al éxito.

Como muchas cosas les vienen fácilmente es tentador ignorar y evitar aquello que no lo es. Pero esto puede ocurrir sólo durante unos años hasta que la adquisición de conocimientos se torna más compleja. En ese mismo momento los otros chicos comunes de su misma edad ya tienen un historial de esfuerzos para no quedarse atrás, mientras que algunos niños gifted recién atraviesan por primera vez una prueba real.

 

Así, enfrentados a estímulos de diferentes tipos: trabajos en la escuela, la necesidad de superar una materia adquirir una destreza etc. prefieren tomar la actitud de no intentar. Y comienzan a manifestar los síntomas de un síndrome de bajo rendimiento. No tienen conocimiento de lo que es persistir obstinadamente para lograr algo. Por todo ésto, es fundamental que a los niños talentosos se les enseñe que el aprendizaje por su naturaleza, implica tomar riesgos.

 

Un camino para eludir este escenario es enseñar a postergar gratificaciones tan pronto como sea posible, por ejemplo: cuando una tarea parece demasiado extensa para un niño, es importante ayudarlo interrumpiendo la tarea por etapas.

 

Poner especial atención para que cada etapa sea realizada o estructurada conteniendo algunas actividades en las cuales su niño tenga siempre éxito, y otras que sean un poco más complejas para que pueda empezar ya desde pequeño a manejar la frustración. Como el objetivo es presentarle un desafío no generarle del vamos una frustración, cuando el niño muestre signos de fatiga o desánimo se puede intervenir.

 

Otra forma podría ser incentivarlo para que se anime a planear por adelantado lo que va a hacer y ceñirse a sus planes. No es necesario que arme un vasto plan sino comenzar por un plan pequeño y por una espera corta para ponerlo en práctica. Por ej: a un niño de 3 años se le puede dar varias opciones para que diga lo que quiere hacer después de la siesta.

 

Pero, ¿dónde está realmente el problema?

Interesantemente y significativamente, muchos niños perfeccionistas tienen como mínimo un padre perfeccionista. Sus padres pueden compartir otras características, como fijarse metas no realistas, o ser demasiado críticos. Pueden hacer demasiado por sus niños significando que estos no pueden hacer cualquier cosa correcta. Pueden no ser capaces de gozar sus propias realizaciones. Aquí está unas de las raíces del problema.

 

Otra de las raíces del problema está en la confusión de las propias habilidades con el propio valor y así los niños se definen en términos de sus realizaciones y no en términos de lo que son. Llegan a ser perfeccionistas, prisioneros de sus propios éxitos para quienes nada, pero lo mejor es bastante bueno. Viven en permanente miedo de cometer un error.

A menudo son incapaces de distinguir entre el tiempo en el cual es apropiado dar todo de ellos y el tiempo en el cual es derroche de energía emocional.

Aunque ésta es una faceta de personalidad más que de habilidad está  estrechamente vinculada a lo último. Individuos exitosos - a quienes la sociedad muy a menudo describe como gifted- son ciertamente guiados a triunfar. Pero mientras el guiar puede ser una fuerza positiva, también puede dirigirse hacia el perfeccionismo, en el cual se pueden encontrar situaciones con stress psíquico y problemas emocionales. De todos modos parece que algunos individuos son más propensos a esta conducta que otros.

 

Es importante que la familia de un niño talentoso, esté advertida y se prepare para enfrentar una situación de este tipo, a través del diálogo entre los padres acerca de las cosas en las que pueden estar equivocados y acerca de las mejores maneras en las que pueden responder. Los padres de niños propensos a ser perfeccionistas deberían también ser cuidadosos de no formular demasiadas alabanzas.

 

La alabanza parece ser tan universalmente una cosa positiva, que los padres muchas veces se olvidan que esto puede provocar respuestas saludables y otras no saludables. Con niños gifted, niños que hacen cosas tempranamente y bien, es muy fácil caer dentro de un modelo de alabanza que agrava sus tendencias perfeccionistas.

 

Es perfectamente aceptable premiar el logro de un niño- pero también lo es no ir demasiado lejos. Los chicos que están continuamente elogiados llegan a creer que lo que hacen es más valioso que quiénes son. Y si lo que ellos hacen, hace que sus padres los quieran, entonces se van a asegurar de que cada cosa que hagan sea valiosa para tener su amor.

 

Los padres deberían elogiar los esfuerzos de sus hijos así como también sus éxitos. Por ejemplo, cuando manejan el fracaso apropiadamente también merece felicitaciones. Por otro lado, los elogios deberían darse, también por cosas que no tienen nada que ver con las habilidades: abstenerse de golpear a su hermana aún cuando ella se lo merezca; compartir una pelota con un amigo quien le tiró la suya; jugar con el perro cuando éste necesita ejercicio - todos son actos justos de elogios.

 

Y retomando el tema de los padres, aquellos padres perfeccionistas de niños perfeccionistas deberían aprender a relajar sus expectativas. Ellos necesitan darse a sí mismos permiso para ser, a veces, término medio y extender este privilegio a sus hijos. Los niños brillantes necesitan, con frecuencia, ser guiados. Para educar y guiar a un niño talentoso es fundamental tener en cuenta la dimensión afectiva.

 

Me gustaría terminar el artículo con una frase de una persona que trabaja diariamente con niños talentosos, tratando de entender sus necesidades sociales y emocionales.

 

"Su visión del mundo, su visión de ellos mismos, y otras cualidades (como el perfeccionismo y la sensibilidad) los colocan aparte de sus pares y su familia - los pone en problemas en la escuela.

 

Para mantenerlos en la escuela y ayudarlos a madurar emocionalmente tanto como intelectualmente, debemos poner también el acento en sus necesidades afectivas".

Judy Galbraith - 1985

Visite Cedalp - Centro para el Desarrollo del Alto Potencial - Argentina

Volver al Home de Nños Superdotados y Talentosos

Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Buscar en Zp