otorrino


 

Las Adenoides y amigdalas forman parte del tejido linfático de la faringe el cual sirve de defensa contra infecciones de la vía respiratoria..

 

La Hipertrofia Adenoidea es el aumento del tamaño de estas estructuras (adenoides) generalmente secundario a dichos cuadros infecciosos

Este aumento de tamaño altera la dinámica de la via aerea superior facilitando las infecciones del tipo recurrente de garganta, oidos, senos paranasales (sinusitis); etc.

 

Clinicamente se caracteriza por presencia de respiración bucal, rinitis persistente, ronquido durante el sueño, voz apagada y del tipo nasal, mal aliento, tos nocturna debido al pasaje de secreciones a la via aerea o por irritación laríngea dado que el aire inspirado no sigue su curso habitual que son las fosas nasales respirando el niño por la boca.

 

Los niños con esta patología tienen una facies (cara) característica: con la boca abierta, cara alargada, mordida abierta y el paladar superior se encuentra elevado.

 

Algunos pacientes (los más graves) pueden presentar dificultad respiratoria e incluso pausas respiratorias prolongadas (apneas) durante el sueño. Otros (también en cuadros avanzados ) pueden presentar compromiso cardíaco por sobrecarga en el trabajo del corazón.

 

Diagnóstico
Se basa en la sospecha clínica y métodos complementarios como las radiografías, endoscopías, estudio del sueño (polisomnografía); filmación del paciente durante el sueño o grabación de un período del mismo para buscar pausas respiratorias prolongadas, etc.

 

El tratamiento depende de cada caso en particular, si el paciente presenta alergia deberá seguir el tratamiento específico para la misma, se tratarán también las complicaciones que surgan como la otitis , sinusitis, faringitis, etc.

En cuanto al tratamiento quirúrgico es indicado en MUY POCOS casos (como en los pacientes con apneas o pausas realmente prolongadas) y la determinación de realizarlo es resorte del Otorrinolaringolo Infantil.

Lo importante es conocer que no toda Hipertrofia Adenoidea requiere tratamiento quirúrgico, y que en el mayor número de niños es probable que remita en forma espontánea entre los 6 y 8 años de vida.


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Buscar en Zp