Infectologia


Infección Urinaria


La infección urinaria es la segunda causa de infecciones bacterianas de la infancia. Es más frecuente en el sexo femenino, ya que las niñas tienen la uretra (último segmento de la vía urinaria) más corta y cerca de la zona anal.
Si esta zona se coloniza con gérmenes patógenos que provienen de la zona anal, pueden ascender desde la uretra hacia la vejiga, y causar cistitis o bien llegar hasta el riñón y causar pielonefritis. Otros factores predisponentes, que pueden facilitar la aparición de infección urinaria, son la ausencia de circuncisión, las malformaciones congénitas de la vía urinaria, el reflujo vésico-ureteral.
En los niños menores de 5 años el cuadro clínico de infección urinaria puede ser asintomático hasta en un 40% de las veces.
Los síntomas de infección urinaria en los niños pequeños no son específicos, a veces lo único que manifiestan es fiebre sin presencia de algún foco de infección , lo que denominamos fiebre sin foco, y según la edad del niño, se solicitarán análisis de sangre, orina , radiografía , etc.


Causas

La bacteria que con mayor frecuencia causa infección urinaria es la Eschericha Coli , pero otras bacterias intestinales pueden producir infección urinaria como Proteus, Serratia, Klebsiella, Enterococo, Enterobacter,Pseudomona, etc.


Clínica

El conjunto de síntomas que se presentan en la infección urinaria depende de la edad del niño y del sector de la inflamación de la vía urinaria.La fiebre es a veces el único signo de presentación, sobretodo en los más pequeños.
Otras manifestaciones pueden acompañar como los vómitos, diarrea, disminución del apetito, llanto injustificado y mucho sueño.
La infección urinaria baja o cistitis, se caracteriza clinicamente por pérdida involuntaria de orina, dolor abdominal y/o por arriba del pubis, dolor al orinar, pérdida de sangre en la orina, fiebre generalmente baja.
Si la infección urinaria se localiza en el riñón, se presenta con fiebre generalmente alta, dolor abdominal y lumbar y problemas para orinar.


Diagnóstico

El diagnóstico definitivo de infección urinaria se realiza a través del Urocultivo.Estudio que debe hacerse cumpliendo rigurosas normas de higiene y recolección de la orina, la cual varía según la edad del niño ( punción suprapúbica, cateterización uretral, recolección al acecho )

No confundir el Urocultivo con los análisis comunes de orina, ya que estos últimos no cumplen estas rigurosas normas de recolección, y sólo nos hablan de una presunción del diagnóstico de infección urinaria, pero sólo eso una presunción. Ante un niño con cuadro clínico sospechoso de infección urinaria, el pediatra pedirá un análisis de orina completa.
Si este estudio informa la presencia de inflamación de la vía urinaria, se solicitará el Urocultivo, con el objeto de ratificar el diagnóstico.


DATO
Para definir la presencia de una infección urinaria se requiere del Urocultivo con Tipificación del gérmen, recuento de colonias, antibiograma y sensibilidad del gérmen.
Por lo que es importantísimo realizar dicho estudio si se presume de esa patología.


Tratamiento
Incluye antibióticos, antipiréticos, tomar líquidos, a veces se recomienda vitamina C con el objeto de acidificar la orina y producir un medio hostil para las bacterias.


Prevención

El tratamiento preventivo de la infección urinaria, con antibióticos, está indicado en los niños que presenten reflujo vésico-ureteral, malformaciones de la vía urinaria, infecciones urinarias recurrentes y en caso que deba estudiarse la via urinaria, a través de un estudio radiológico (cistouretrografía).
La cistouretrografía micciona si bien es un estudio que realizado por el radiólogo que permite hacer diagnosticos de malformaciones anatómicas de las vias urinarias, detectar el grado de reflujo y permitir tomar desiciones terapeuticas segun el grado de afectación que presente el arbol urinario.


Estudios posteriores
Todos los niños menores de un año, todos los niños con síntomas de infección urinaria alta y los varones en su primer infección urinaria, deben ser estudiados con una ecografía renal y vesical y un estudio radiológico, la cistouretrografía .y se completa con el centellograma.A través de la ecografía se evalúa la anatomía del riñón, con la cistouretrografía se evalúa la anatomía y funcionalidad de la vía urinaria baja y permite el diagnostico de reflujo vésico-ureteral y por último el centellograma permite valorar si existe algún problema en la función del riñón y descartar la presencia de cicatrices renales secundarias a infección urinaria previa.

Las niñas mayores de 3 a 5 años, con clara sintomatología de cistitis esporádica, infección urinaria baja; en un principio no requieren de dichos estudios, salvo que se repitan varias veces.Además es de destacar la necesidad de tratamiento antibiótico profiláctico diario y preventivo de infeción urinaria, hasta determinar que los estudios de ecografia y cistouretrografia miccional son normales, como se comentó más arriba.

En caso que todos los estudios anteriores sean normales , el profesional indicará la realización de urocultivos cada 3 meses durante casi un año y luego cada 6 meses , hasta completar 2 años de seguimiento como mínimo.En otro artículo ampliaremos que se hace con los niños que presentan malformaciones anatómicas.



Algunos consejos para padres

Adecuada higiene genital, limpiar la colita de adelante hacia atrás (para impedir el arrastre de bacterias hacia la vía urinaria)

Tratar la constipación por medio de una dieta rica en fibras

No usar ropa ajustada

Ropa interior preferentemente de algodón.

Evitar los baños de espuma.

Algorritmo de Diagnóstico en Infeccion Urinaria

Definiciones
  • CUGM: Cistouretrografía Miccional
  • DMSA : Centellograma renal con DMSA
  • RVU: Reflujo Vesico Uretral
  • No RVU: Sin Reflujo Vesico Uretral
  • RRG con DTPA o MAG3: Radiorenograma con DTPA o MAG 3


Temas relacionados

Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Buscar en Zp