Enviar contenido




Infecciones del recién nacido

Infecciones congénitas 

 

Las infecciones del recién nacido son relativamente frecuentes, se calcula hasta un 2% de los fetos se infectan  intraútero, y hasta un 10% de los recién nacidos se infectan durante el parto o durante el primer mes de vida.
En Argentina, se estima por ejemplo, entre 3500 y 7000 casos por año  de infecciones del recién nacido.

Las infecciones del  recién nacido pueden ocurrir intautero o prenatales, se transmiten a través de la placenta ( sífilis, rubeola, citomegalovirus, parvovirus, VIH, varicela zóster, listeria, toxoplasmosis)  y las infecciones perinatales, ocurren justo antes  o durante el parto, generalmente puede tratarse de bacterias del canal del parto ( estreptococo grupo B, listeria, escherichia coli, chlamydia) o de virus como el virus del herpes simple, de la hepatitis B y del VIH.

En caso de rotura prolongada de la bolsa, la que favorece la invasión de bacterias ( síndrome de infección amniótica ) puede producir neumonía congénita o infección bacteriana generalizada del feto o del recién nacido, según en que momento ocurra     
Las manifestaciones clinicas más frecuentes que orientan a una probable infección intrauterina son:-    Abortos, muerte intrauterina

  1. Prematurez
  2. Retardo en el crecimiento intrauterino
  3. Ictericia : es la coloración amarillenta de piel y mucosas como consecuencia del aumento de la bilirrubina
  4. Hidrops no inmunológico: el recién nacido se presenta en mal estado general, anemia, edema generalizado secundario a falla cardíaca debido a la  grave anemia fetal
  5. Retraso madurativo: falta de progresos en el desarrollo psicomotor y déficit intelectual
  6. Microcefalia: disminución del perímetro cefálico por debajo de los valores esperables para la edad del bebe
  7. Hidrocefalia: es consecuencia de un trastorno de la circulación y reabsorción del líquido cefalorraquídeo
  8. Hepatoesplenomegalia: aumento del tamaño del hígado y del bazo
  9. Miocarditis, Cardiopatía cóngenita
  10. Calcificaciones cerebrales
  11. Lesiones de piel
  12. Disminución de la audición
  13. Lesiones oculares

El diagnóstico de las infecciones del feto y del recién nacido no es tan sencillo. Cuando una mujer embarazada  presenta fiebre y se sospecha una infección fetal, la búsqueda diagnóstica  debe basarse fundamentalmente en la historia materna con sus antecedentes personales, patológicos por ejemplo, eruptivas como varicela, rubeola, contactos cercanos con enfermedades virales o vacunas recibidas hasta ese momento, por ejemplo hepatitis B, doble viral, etc, de enfermedades venéreas tanto de ella como de su pareja y otros antecedentes.

De acuerdo a lo interrogado, el médico solicitará los estudios que considere necesario, las pruebas serológicas maternas son el método tradicional para evaluar a la mamá.

Los estudios serológicos que generalmente se solicitan en las mujeres embarazadas son para detectar toxoplasmosis, rubeola,  citomegalovirus, herpes simple, sífilis, parvovirus y el virus de la varicela - zóster, hepatitis B y VIH, según la sospecha se pedirá lo que el médico considere.

Si los datos de las serologías maternas no son concluyentes puede que sea necesario otros estudios como una amniocentesis y posiblemente una cordocentesis ( extracción de sangre del cordón umbilical guiado con ecografía de alta resolución), las muestras obtenidas permiten llegar al diagnostico de la infección fetal.


Los controles del embarazo deben realizarse periódicamente, a través de la ecografía fetal se controla el crecimiento del bebe y en caso que el médico lo requiera le solicitará otros estudios.


El diagnostico en el recién nacido depende de los datos maternos, además debe ser estudiado junto a su madre ( serología pareada madre- hijo ) ante  la sospecha de una infección congénita, se  investiga aquellas infecciones que pueden ser tratadas como toxoplasmosis, sífilis, Chagas y herpes simple. También se realizan estudios oftalmológicos y estudios de imágenes, como  radiografía de cráneo y/o ecografía cerebral, y radiografía de  huesos largos.

EL CONTROL DEL EMBARAZO ES MUY IMPORTANTE PARA LA MADRRE Y SU HIJO,
CONCURRA PERIODICAMENTE AL CONTROL CON SU MEDICO DE CABECERA.  


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp