Enviar contenido




Intoxicación por el Té de Anís Estrellado

En todo el mundo el uso de plantas medicinales sigue siendo una práctica común.

Su bajo costo, fácil acceso y el conocimiento tradicional sus aplicaciones y formas de ministración, lo mantienen como una de las terapéuticas alternativas más utilizadas por la población general.

Particularmente las madres latinoamericanas (independientemente del nivel socioeconómico) han dado alguna vez tizanas a sus hijos para el tratamiento de varias molestias y enfermedades diversas .

En esta ocasión deseo alertar a las madres de acerca de lo peligroso que resulta dar té de anís estrellado a los niños para el tratamiento del cólico.

Las abuelas cubanas lo llaman el remedio santo ya que se aplica no sólo para el tratamiento del cólico del lactante sino también para aumentar la producción de leche en la mujer que está amamantando y para el reumatismo.
Sin embargo, es importante señalar que hay dos tipos de anís: el anís francés o Badiana de China( Illicium verum) y el anís estrellado japonés o Badiana del Japón (Illiciumn religiosum) éste último con compuestos altamente tóxicos.

El problema surge cuando quien cultiva estas plantas confunde una especie innocua con la tóxica.
Pero además los expertos dicen que ambas especies son muy parecidas a simple vista.

¿ Qué sucede si le das a tu bebé una infusión preparada con té de la variedad tóxica?
Pueden presentarse:

  • Convulsiones
  • Movimientos anormales de los ojos (sacudidas verticales de los ojos llamada nistagmus vertical)

  • Aumento del tono muscular

  • Movimientos anormoles en cara y otras partes del cuerpo

  • Irritabilidad

  • Boca con succión débil

  • Somnolencia

  • Vómitos

  • Diarrea

  • Deficiente saturación de oxigeno del organismo (medido con un oxímetro).

  • En la mujer embarazada se ha relacionado con aborto.

Resulta que la Badiana japonesa contiene especialmente un compuesto llamado Siquimina o Shikimina causante de esta intoxicación. El tratamiento requiere atención hospitalaria y es de tipo sintomático ya que hasta el momento no existe un antídoto específico. Si tienes la seguridad de preparar una infusión con el anís francés( el innocuo), la técnica de preparación correcta es la siguiente:

  1. Añadir una estrella de anís francés(aproximadamente 1g), o una bolsita de anís o una cucharadita de producto( aproximadamente 1g) a 200 ml de agua hirviendo.

  2. Dejar reposar por 5 minutos.

  3. Filtrar.

  4. Para un adulto tomar una taza preparada de esta manera con cada comida.

  5. Para niños menores de 2 años únicamente ministar 10 ml de la infusión por toma disuelta en un poco de agua, por toma.

  6. Para niños de 2 a 6 años dar 40 ml de la infusión disuelta en un poco de agua, por toma.

  7. En niños de 6 a 12 años ofrecer 120 ml de la infusión disuelta por toma.

  8. El uso de la mayoría de las infusiones de tés no se recomienda para los recién nacidos.

  9. Si se tiene la duda de la especie de anís estrellado con que se prepara el té nuestra recomendación es no darlo por el riesgo de que contenga la especie tóxica.

De igual forma el uso de plantas medicinales es delicado sobre todo en niños por ello se recomienda:

Tabla 1. Consejos a los pacientes que decidan utilizar plantas medicinales

  • Siempre deben considerarse las plantas medicinales como medicamentos.

  • Deben seguirse las recomendaciones de la dosificación.

  • Evitar los tratamientos prolongados.

  • Consultar con su médico y pedir consejo en temas concretos.

  • Ser consciente de la posibilidad de interacciones entre la planta medicinal y otros medicamentos.

  • Ser consciente de la posibilidad de que algunos preparados de plantas medicinales (“chinas”, “asiáticas”) pueden contener metales pesados tóxicos o fármacos no declarados.

  • Comprar únicamente en centros reconocidos.

  • Cuando se noten efectos adversos, interrumpir su uso y consultar con su médico o su farmacéutico.

  • No se deben usar plantas medicinales en individuos vulnerables (por ejemplo, lactantes), mujeres embarazadas o que estén en período de lactación, sin consultar.

No se trata de evitar una de las terapéuticas más antiguas de la humanidad,
sino más bien recomendar su consumo informado siguiendo las precauciones mencionadas y evitando exponer a tus hijos a riesgos innecesarios
.

Dr. Ernesto Lugo Llamosas
Subdirector Médico Centro de Desarrollo Infantil “Artículo 123 Constitucional”
de la Suprema Corte de Justicia de México.
Staff Zona Pediátrica


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Buscar en Zp