filesmonster.biz
Zona Bebés

Libreta de salud infantil familiar digital




La importancia del vinculo temprano Madre-Hijo

Licenciada Gretel Rabczak
Psicologa Infantil - Staff Zona Pediatrica

 


Durante mucho timpo se penso que la relacion entre la madre y el bebé era una relación de “mano única” en donde el bebé aparecía como un objeto pasivo de la escena, siendo la madre(o el adulto) quien ejercía y povocaba las acciones y reacciones en el mismo, guiando y modelando la viscisitudes de su crecimiento.

Sin embargo, y especialmente en los últimos 30 años, los estudios sobre la psicología y neurofisiología de los bebés asi como del vínculo entre ellos y sus madres, han demostrado que muy por el contrario, los bebés son parte protagónica de esta relación.

Desde entonces se sabe que los mismos son capaces de generar reacciones y provocar respuestas a sus demandas por parte del adulto, influenciando a su entorno tanto como ellos son influenciados.
Diversos estudios mostaron que las actitudes y conductas de los padres variaban en función de las características propias de cada bebé ( sexo, maduracion, edad, etc.); así como también que cada bebé presentaba grandes diferencias individuales en su modo de vincularse e interactuar con su madre (lo que un autor como Winnicot dio a conocer como “gesto espontáneo”).

Estas respuestas diferenciadas de cada bebé son las que constituyen el origen de los diferentes tipos de cuidados proporcionados por la madre en respuesta a ese vínculo.
Y lo más importante, que se observaba la existencia de un “dialogo” muy particular de intercambio de mensajes, de demandas y respuestas..

Y hablamos de dialogo particular porque en estos primeros tiempos de la vida de un ser humano, esta comunicación se efectúa a través de la tonicidad muscular (rigidez o pasividad de los músculos, contracciones del cuerpo y del gesto, etc.) , de la mirada o contacto visual entre ambos, de las expresiones vocales (llanto, gorjeo,etc) ,del tacto, la postura.

Y si bien estas expresiones pasan como desapercibidas y obvias en lo natural de ese vínculo entre padres y bebés (basta con observar cualquier situación de cuidado habitual de un lactante); sin embargo contienen todo el potencial del inicio de todo vínculo posterior.

En el momento que una madre toma en brazos a su recién nacido, lo toca entonces, le habla, lo mira y brinda su calor, ya estas caracteristicas son mas que datos objetivos que vemos como adultos; son desde un principio otros tantos estímulos vinculares que ya el recibe y que el tambien podra responder.

Son esos primeros ensayos de comunicación donde el sujeto humano es introducido a la cultura y directamente participando de ella (ya que se sabe que las influencias del medio comienzan en la vida intrauterina) , sumergido en los códigos de un lenguaje que es transmitido por los padres en ese mismo dialogo particular del que hablabamos .

La decodificacion de los mensajes y señales que envía el niño lo incluye en una historia familiar que otorga sentido a eso que el “dice, ratificando ese lugar de ser alguien para alguien, iniciado ya con la elección de un nombre, pero más aún en la fantasía de cada padre referida a que es un hijo para cada quien.

Algo tan trascendente en la vida de un ser humano es lo que transcurre de lo más naturalmente cuando alguien elige ese nombre para un hijo, cuando la mama lo amamanta o lo calma porque llora, o cuando el papá dice que no quiere esa comida “porque ya tiene mi caracter”

Un pediatra con el que trabajaba decía con gracia…” Que hacen los bebes ? Comen, cagan y duermen..!”
Si, pero no todos de la misma manera.!. Es allí donde se va filtrando la particularidad de ese vinculo esencial y que constituye la base de todas las futuras interacciones.

De alli que destaquemos la importancia de este periodo de la vida que a simple vista parece de una naturalidad obvia y sin embargo es tan sensible y esencial que trastornos en estos tiempos tempranos dan lugar a situaciones críticas en el desarrollo y evolución de un nino, situaciones que detectadas a tiempo revierten un mal mucho mayor.

Es parte de nuestro trabajo como agentes de la salud ayudar a los padres y sus hijos en intentar que estos procesos no se detengan.

Licenciada Gretel Anelis Rabczak.
Psicologa Infanto-juvenil.


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp