filesmonster.biz
Escritorio de un pediatra

Libreta de salud infantil familiar digital




Hace unos meses compartiendo una cena con colegas surgió el tema de "las madres exageradas", aquellas mamás que ante el mínimo entuerto corren desesperadas a la consulta médica, incluso en la madrugada.


Las sensaciones de los que participábamos de la comida era muy variable, pero todas se dirigían hacia el mismo punto: Por qué se ponían asi? Qué pasa en casa o en la vida para tanto miedo y angustia extra?
Hace unos dias recibí del Dr. Mauricio Kaplan este artículo.



Madres, padres, médicos, etc., etc., lo deberían leer, es claro, ameno, y por sobre todo muy real.

Dr Jorge Nasanovsky
Director Zona Pediatrica

 

Los miedos de má...

Cuentan que la PESTE, iba caminando hacia Bagdad. En el camino, un forastero le pregunto para que iba. La PESTE le contestó, que a matar a mil personas.

A la semana volvía la peste y se encontró con el mismo forastero, quien le dijo que era una mentirosa. Que habia matado a cincuenta mil. La peste le replicó que ella mató a los mil, y el resto se habian muerto de miedo.

" Que terrible que son los miedos, y cuanto mal hacen".

Vamos a comenzar definiendo, según la Real Academia, que es un miedo: Perturbación angustiosa del animo, por un peligro, real o imaginario.-
El pánico, es cuando ese temor se generaliza, se extiende y se hace colectivo.

Esta emoción la vemos cuando los medios de comunicación masivos, sin explicar, sin mostrar la realidad y con el animo de dar noticias sensacionalistas, hablan de epidemias de dengue, meningitis, sarampiones que matan a los chicos, etc.

Este análisis lo dejamos para otra vez.

Pero el miedo de las madres, que viene por componentes de su propia historia familiar, mitos populares,abortos previos, recien nacidos que van con tanta frecuencia hoy dia a las terapias intensivas neonatales,(con el lógico miedo de su posibilidad de muerte, o de secuelas graves, que dejan como resultados madres que estan esperando perder a su bebe, aún cuando ya están en sus casas y los bebes son grandes y fuertes.

Quedan marcadas de por vida con un miedo subconciente de fatalidad.

Y luego nosotros, en una consulta rápida, definimos a esas madres como exageradas, cuando no como neuróticas insufribles, dejando de lado una atención muchas veces agresiva de un pediatra apurado de ver tantos pequeños en espera.

Y pensar que esa ma, necesita que la contengamos, que le expliquemos, y que su función de madre, su amor, no se altere con esa emoción paralizante y repetitiva, que son los miedos.

Nosotros, los pediatras, compenetrados de lo físico, síntomas, signos, normas escritas, temores a la equivocacion, con el fantasma de la mala praxis, nos olvidamos de que la medicina es integral: CUERPO Y ESPIRITU, y que las enfermedades psiquicas, que pueden llegar a padecer esas madres, la van a transmitir a sus hijos, y se va a alterar la armonia (que no significa sólo felicidad) , de toda una familia.

Pensemos nomás en tantas enfermedades psicosomaticas que imposibilitan la vida o la alegria de tantas personas o familias.
Y aquí, desde el vamos, comenzamos con esa tarea impagable, que es la prevencion.

"El sufrimiento por el miedo a lo que puede pasar, es una multiplicación enorme al sufrimiento que la realidad nos va a presentar".

¿Qué pasa con la fiebre,que en el popular se asocia a convulsiones, probablemente para ellos mortales o secuelares, o con las meningitis, asociada a la idea de muerte, o con la muerte súbita, tan promocionada, que espera escondida en cualquier rincón de la casa, o con las laringitis, que la insufrible mamasa, nos enloquece.-¿qué podemos hacer? , sencillamente, sentarla, sonreirle y explicarle la realidad de esos procesos.

No hay nada más fácil. De por si, no olvidemos que en forma instintiva, toda madre, según Spitz, está durmiendo con un ojo cerrado y el otro abierto, a cualquier peligro que se asome.
"El sueño de la nodriza".

Y que madre no se levanta durante la noche o el dia varias veces a su bebe durmiendo, para ver si duerme, o dejó de respirar.

Que sufrimiento continuo en aras el amor y del miedo.

Nuestra función debe ser de tipo adulto, evitando las transferencias psicoanaliticas, que no son convenientes.
Debemos crear o ayudar a facilitar la autoestima, la informacion, y la contención siempre alejada de lo paternal.
Por último, no olvidemos que nuestra educación, con la caraterística autoritaria de DOMINAR, ejecuta una serie de acciones, que nos normatiza a nosotros, y a las mamás (no me olvido del papá, tan importante señor de la casa, (eso era antes)!, con tres famosos procedimientos que se usan hoy dia , aún en politica, en la educacion, y en nuestras propias casas.


TRES PRINCIPIOS
1-CULPA la mama la lleva encima como una cruz, y hay que ponerle rueditas a esa cruz, para que sea mas liviana

2-MIEDO: si no haces esto.....te mato, te prohibo, no vas....

3-SOBORNO: si te pones la vacuna, te compro el último Mercedes Benz, con piloto automático.

Si pensamos que una madre lleva consigo todas estas taras educacionales, podemos preguntar con mucho cuidado y respeto, si algunas de ellas no están influyendo en sus miedos.

Claro, es mucho lo que pido. No tenemos tiempo para tanto psicologismo.
- Pero recordar estas cosas que son de la ciencia y de la experiencia, ayudaría un poquito al menos, a aliviar esos terribles miedos, que enturbian la mente, y no permiten el sublime gozo de la maternidad.

Dr. Mauricio Kaplan
médico desde l957.
staff Zona Pediatrica


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp