filesmonster.biz
Psicologia

Libreta de salud infantil familiar digital




Maltrato Infantil
Lic. Luis Alberto Domínguez
Psicólogo Clínico y Especialista en Educación sexual

Los niños tienen derecho a disfrutar de su infancia, un fenómeno que atenta contra esto es el maltrato infantil.


 

El maltrato existió siempre, aparece un escenario donde los valiosos y poderosos socialmente hablando llegan a creer que tienen el poder para imponer su voluntad a los más débiles.

 

 Estos vulnerables y frágiles como son las mujeres, los niños, los ancianos, los indígenas, los homosexuales, los negros y los discapacitados entre otros, es decir los diferentes, por esa diferencia , anatómica, cultural, racial, étnica y erótica sexual ha devenido en diferencia social y ha justificado hasta legalmente una serie de discriminaciones y maltratos hacia ellos, hablaremos aquí del maltrato a los niños.

 

Podemos decir que la violación es uno de los maltratos mas severos, ya que atenta contra los derechos humanos, presenta ciertas características:

 

Es un acto pseudo-sexual – se realiza por medio de la coacción física y moral

 – se lleva a cabo contra la voluntad, siempre genera trauma posterior.

Contra lo que se creía anteriormente por diversas disciplinas, los generadores son en su mayoría PERSONAS FAMILIARES Y CERCANAS A LA VICTIMA (padre, tío, primo, padrino, maestro) quienes utilizan la ventaja que les da su posición de poder (afectivo, de autoridad, económico, de edad) para envolver al niño en actividades sexuales.

 

Ante una situación de este tipo es importante tener presente:

Creer totalmente en el menor, poner de manifiesto que el ofensor hizo algo malo y que no es culpa de ella o de el, nunca confrontar al menor con su ofensor, respetar el ritmo del menor respecto a hablar de lo ocurrido según necesite, no forzar, ni silenciar, siempre buscar algún profesional con experiencia en este tema.

 

Los afectados describen los siguientes sentimientos: temor, culpa, odio, desvalorización, asco vergüenza, desconfianza, aislamiento, ansiedad, depresión etc.

 

Los distintos tipos de abusos pueden darse de la siguiente manera :

 

El menor es sometido a: miradas, manoseos especialmente de genitales, besar eróticamente, apoyatura de genitales contacto oral-genital.

 

El adulto somete a mirada libidinosa, manoseo o hacerse manosear, escuchar insinuaciones, narraciones, besar en la boca u otras partes del cuerpo.

 

Estos distintos tipos de abuso pueden darse en: medios de transporte, consultorios médicos, casas, comercios, baños, clubes, institutos educativos, etc.

 

Muchas veces estas situaciones son ignoradas por:

Negación por parte del adulto, secreto no pudiendo hablar del tema, el menor puede no contar por multiples razones, negación o minimización del proceso de pensamiento, lo no hablado no puede procesarse intelectualmente dando lugar al trauma, falta de contención familiar, descalificación del menor.

 

A partir de estudios estadísticos, se observa que una cada cuatro niñas y uno de cada ocho niños serán abusados sexualmente antes de llegar a los 16 años. En más del 90% el abusador será masculino y en más de un 80% de los casos será una persona conocida por el niño.

 

Los signos de abuso sexual en menores o adolescentes son: llanto facil sin ningun motivo, cambios bruscos en la conducta, problemas al dormir, pesadillas, terrores nocturnos, depresión o aislamiento de sus amigos y familia, tener miedo a que haya algo malo en sus genitales, negarse a ir a la escuela, conocimiento sexual y conducta inapropiada para su edad, falta de noción de peligro, conducta agresiva o destructiva.

 

Por ultimo ante tan cruel panorama, me gustaría plantear que medidas preventivas pueden tomar lo padres ya desde la edad temprana de sus hijos:.

 

Decirle al niño, que “ si alguien trata de tocar tu cuerpo o hacerte cosas que te hacen sentir raro, dile que NO a la persona y ven a contármelo enseguida”.

 

Enseñarle el respeto por su cuerpo y el de los demás.

 

Remarcar que el respeto a los mayores no quiere decir que tienen que obedecer ciegamente a los adultos y a las figuras de autoridad.

 

Fomentar el diálogo y la confianza en si mismo.

Autor del artículo
Lic. Luis Alberto Domínguez Psicólogo Clínico y Especialista en Educación sexual.


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp