filesmonster.biz
Enviar contenido

Libreta de salud infantil familiar digital




Mi hijo/a tiene cáncer: ¿qué hago?

"Curar puede ser un intercambio de amor y no una transacción económica"
Dr. Patch Adams, padre de la risoterapia

"Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad; un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad."
Winston Churchill

Cancer infantil, que hago?

El cáncer es uno de los diagnósticos más temidos para cualquier persona. Y cuando se trata de nuestros hijos la sola mención de esta posibilidad puede tener consecuencias devastadoras en el núcleo familiar de tal suerte que ante un diagnóstico así te recomiendo:


-Tener certeza en el diagnóstico (acudir a un centro especializado en cáncer infantil)

-No perder tiempo

-No buscar culpables(buscar resolver el problema lo más pronto posible)

-Tener claro en qué etapa se encuentra

-Pedir segunda opinión

-Iniciar el tratamiento a la brevedad y mantenerlo por el tiempo que el oncólogo y su equipo lo indique.

-Es posible que algunos tratamientos alternativos pudieran tener  algún beneficio en el tratamiento del cáncer sin embargo, deben ser un complemento al tratamiento oncológico.

-Como la dinámica familiar se altera  de manera importante el apoyo psicológico en estos casos es indispensable. Es bien sabido que los tratamientos oncológicos afectan la inmunidad, disminuyendo las defensas; también es cierto que la depresión asociada  al cáncer y otras enfermedades graves, baja eficiencia del sistema inmune favoreciendo infecciones y puede acelerar la evolución del cáncer y de complicaciones.

Por ello todo lo que se haga para que tú, tu pareja y tu hijo(a) mantengan la esperanza y un optimismo razonable y objetivo debe ser una meta a alcanzar y mantener durante el tratamiento. Muchos enfermos con cáncer mueren más pronto cuanto más deprimidos se encuentran. En los niños la terapia de juego ,las muestras de afecto, y un ambiente alegre(dentro de lo posible) pueden tener un efecto positivo en su recuperación.

-Hablar con tu hijo(a) del tema, por doloroso que sea( es necesario siempre el apoyo del psicólogo), ya que los tratamientos oncológicos son agresivos, hay pérdida de pelo, puede requerir una cirugía, recibir radiaciones, requerir colocación de catéteres, etc. No es conveniente evadir el tema, ya que tu hijo(a) se dará cuenta muy pronto de que padece una enfermedad grave, de que puede morir(depende de la edad).Algo muy importante, a pesar de tu dolor, tu rabia o desesperación no hay nadie mejor que tú para ayudarlo a pasar mejor ese trance.

-Hablar con tu pareja e integrarse a una terapia individual o de pareja ayudará a manejar mejor las emociones .

-Si eres creyente, no olvides que  orar por los enfermos tiene un efecto benéfico  aún cuando  ellos  no lo sepan. Así parece demostrarlo el estudio MANTRA(1997) en el cual  se puso a orar a personas de diferentes religiones por pacientes a los que ellos no conocían.[1]

-Si el cáncer se encuentra en una etapa avanzada, o no tiene cura, apoyo de un tanatólogo es insubstituible.

-El cáncer detectado a tiempo es curable en muchos casos, pero aún en aquellos casos avanzados siempre hay mucho por hacer( aunque no se logre la curación)

-Los niños con cáncer se vuelven hipersensibles al mundo que los rodea, se dan cuenta perfectamente de cómo te sientes, de cómo se sienten, y pueden hacerte preguntas difíciles como si se van a morir,o rehusarse a que les tomen muestras,pueden ser agresivos ; hay que tener paciencia, control, y asesorarse con el psicólogo y el oncólogo de lo que hay que cómo manejar la información con tu hijo(a) conforme se requiera. Ser compasivo(ponerse en sus zapatos)


[1] The Monitoring and Actualization of Noetic TRAining the MANTRA Study, a randomized controlled study of healing interventions.Beginnings. 1997 May ;17(5):9.


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp