filesmonster.biz
Cirugia Infantil

Libreta de salud infantil familiar digital





Mi hijo tiene que ser operado! ¿Qué debo saber?


Artículo realizado por el Dr. Javier Svetliza
cirujano infantil y administrador de www.drstetliza.homesterad.com

Lo más probable es que nunca necesites operar a tu niño, aunque algunos conceptos que vertiré a continuación te podrían ayudar a sobrellevar mejor la angustia y la tensión familiar, en el caso de que esta contingencia te sorprenda.

¿Quién lo tiene que operar?
Es el cirujano infantil el profesional más calificado para intervenir a tu niño. Fue capacitado para resolver desde una malformación congénita severa, hasta un accidente de tránsito. Pero lo más importante es que forma parte de un equipo de especialistas en pediatría que busca la mejor opción para quien lo necesita, sabiendo que sus pacientes vivirán la mayor parte del siglo XXI, y que deberán hacerlo de la mejor manera.

¿Es realmente necesaria la operación?

El mejor cirujano, es el que más cirugías evita, y esto es una regla para el cirujano pediatra. Cuando éste indica una operación, es la culminación de un proceso comparativo entre los riesgos y beneficios de esperar u operar. Además es seguro que consensuará con la familia el momento más oportuno para la intervención en el caso de que no exista urgencia.

¿Qué tipo de anestesia recibirá?

Casi todas las intervenciones en pediatría se llevan a cabo bajo anestesia general. Hoy en día es muy segura. No deja secuelas físicas ni mentales. El detalle más importante a tener en cuenta, es que el estómago esté vacío en el momento de la operación, para impedir que haya escurrimiento del contenido hacia las vías respiratorias. Esto se consigue con 3 horas de ayuno en los recién nacidos, con 4 a 5 horas en los lactantes y con 6 horas en los mayores de 2 años.

¿Es necesaria la preparación emocional?
Es el núcleo familiar el que debe prepararse, puesto que los niños asimilarán todos los tmores de sus padres. La explicación que se les ofrecerá, dependerá de la edad del pacientito.
Antes de los 6 meses de vida, es imposible explicar nada, pero en este término el impacto emocional que es mínimo en el niño, suele hacer blanco en sus padres.


Entre los 6 meses y los 2 años,
transcurre la etapa más difícil para preparar a los niños, pero como siempre, el estado final de ellos dependerá mucho de la angustia que presenten papá y mamá. Un error muy común en esta época de la vida es decirles "no tengas miedo, que no te va a doler", y ya les estamos incorporando el miedo y el dolor que no existían previamente en sus cabecitas.

Entre los 2 y los 3 años
se les ofrecerá una explicación muy natural y sencilla de lo que les va a ocurrir y por qué, no con demasiada antelación puesto que la ansiedad es un estigma en este lapso de la vida.

Después de los 3 años
podremos dar más detalles de los procedimientos incorporando láminas explicativas. Suele ser de utilidad el juego con su peluche favorito a que éste tiene su mismo padecimiento por lo que ambos serán intervenidos.
Desde ya que su peluche le acompañará el día de la operación, y ambos saldrán con el mismo apósito de la sala de operaciones. Es bueno familiarizarse con antelación con el lugar donde será operado, con los atuendos que llevará, etc., aunque más no sea a través de fotografías.


¿Cuándo consiguió la preparación ideal el niño que será operado?

1) Cuando perdió el temor a la hospitalización.
2) Cuando confía plenamente en su pediatra y en el cirujano que éste recomendó.
3) Cuando dentro de sus capacidades, comprende el significado del tratamiento a que será sometido, y los beneficios que con éste conseguirá.


Agradecemos al Dr. Javier Svetliza www.drstetliza.homesterad.com


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp