Endocrinologia





En nuestra sociedad hay mitos con respecto al tamaño del pene en los niños y sus implicancias posteriores con respecto a su virilidad y comportamiento sexual, es por eso que esta preocupación lleva a la consulta reiterada con los pediatras.

Durante los primeros 6 meses de vida el pene estirado de un lactante de término tiene un tamaño medio de de 3 a 4 centímetros.

Si mide menos de 2 centímetros se considera micropene e implica investigar la etiología (causa) y determinación del sexo.  

La maniobra de estiramiento debe ser realizada por el profesional en salud infantil.

 

Causas
Incluyen las causas del tipo endocrinológico localizados a nivel de un defecto hipotalamo / hipofisiario que puede acompañarse con disminución de la glucosa en sangre (hipoglucemia).

Las de falta de secreción de testosterona por insuficiencia testicular, y la causada  por insensibilidad a la estimulación por  testosterona.

Tambien se encuentran causas desconocidas o a determinar.

 

Algunas Conclusiones
Difícilmente un micropene severo (los menores de 1,8 centimetros) alcance un tamaño adecuado en la edad adulta, por lo que estaría indicado asignarle al niño el sexo femenino, requiriéndose también pruebas adicionales para determinar el sexo y la participación de un equipo multidisciplinario que abarque al pediatra, a endocrinólogos infantiles, genetistas, urológos y psicólogos o psiquiatras para la contención del grupo familiar.

La estimulación hormonal puede ayudar en los casos límites pero si hay escasa respuesta es poco probable que el pene llegue a tener un tamaño adecuado en la edad adulta, por lo tanto se debe considerar la firme posibilidad de asignar el sexo femenino al lactante.


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp