filesmonster.biz
Lactancia

Libreta de salud infantil familiar digital





El cuidado del bebé mientras la madre trabaja

Dra Laura Andrea Krynski
Staff Zona Pediatrica


La gran mayoría de las mujeres en la actualidad debe proseguir con sus compromisos laborales luego de la licencia por maternidad, y en ese momento aparece la gran pregunta: con quién dejar al niño? En este artículo haremos una breve reseña de las distintas posibilidades con sus respectivas ventajas y desventajas:

La familia ampliada
Los pediatras denominamos familia ampliada de un niño a todos los miembros de esa familia que no sean padres y hermanos, es decir, tios, abuelos, tios-abuelos, primos, etc.

El beneficio más obvio de dejar al bebé al cuidado de un familiar es la confianza que ellos inspiran, no hay dudas de su amor hacia el bebé y la dedicación con que lo cuidarán. A su vez, el hecho de que sea parte de la familia es tranquilizador en cuanto a  al cuidado de la casa.

 Sin embargo, muchas veces se plantea un verdadero dilema a la hora de los límites para que estos se lleven a cabo tal como desean los padres. Luego aparecen las clásicas quejas de "el abuelo lo consiente todo el día" "lo deja hacer cualquier cosa", etc. Los pediatras solemos responder a esto con calma, explicando que los límites que los padres  enseñan son reconocidos por los niños sin ninguna dificultad e independientemente de cómo lo "malcríen" los abuelos. La dificultad de los abuelos en la puesta de límites tiene que ver con su rol en la familia, que por definición no es educativo(ellos ya han realizado esta dura tarea con sus propios hijos); sino mas bien consiste en contener a los recientes padres y transmitir sus experiencias a las nuevas generaciones.

La guardería o jardín maternal
Esta institución, creada justamente para cubrir las necesidades de la madre que trabaja, tiene algunas ventajas particulares, como ser un horario amplio pero flexible. Es decir, el bebé se puede quedar tantas horas como precisa la madre, con la elasticidad necesaria para que ella esté tranquila, no existe un número mínimo ni máximo de horas diarias. Si la guardería se encuentra dentro del lugar de trabajo, les permite a la madre y al niño tener varios encuentros diarios, y esto es muy importante sobre todo si el bebé toma el pecho. También entre sus ventajas contamos con un pediatra que asiste las urgencias y, si cumple con todos los requerimientos, es un lugar seguro desde el punto de vista de los accidentes infantiles (ver articulo al respecto). Las maestras a cargo respetan siempre las indicaciones de los padres acerca de qué cosas se le permiten al niño y qué otras no en cuanto a alimentación, conducta, etc. Y además no hay que olvidar que son personal entrenado para estar con niños durante muchas horas.

Los padres preguntan asiduamente acerca del contacto con otros niños; la creencia popular es que esto bueno porque así estarán más estimulados. Nosotros pensamos que el estímulo de estar con otros niños no es perjudicial, pero tampoco es indispensable y, de hecho, no agrega grandes ventajas en el desarrollo, ya que la necesidad real de socializar y jugar con un par no aparece hasta los tres años.

La gran desventaja de la guardería tiene que ver con las enfermedades infectocontagiosas, que inevitablemente ocurren con más frecuencia que si el bebé permanece aislado de contactos. En todo caso, habrá que evaluar cada niño individualmente, ya que esto no es una regla absoluta y la cantidad y severidad de los episodios depende de muchos factores.

Una buena recomendación es incluir en la evaluación un plan de opciones para esos días que el bebé no pueda concurrir a la guardería. Por ejemplo, averiguar de antemano cúantos días de licencia disponen la madre o el padre o con quién se puede quedar. Esto evita el stress que produce pensar una estrategia distinta en cada intercurrencia.

La niñera
La niñera reúne varias ventajas de los sistemas anteriores, es decir, es personal especializado y entrenado, que seguirá al pie de la letra las indicaciones de los padres.
Sin embargo no dispone de un horario tan flexible como el jardín maternal y resulta económicamente mas costoso.

Por otra parte, es una persona que no pertenece a la familia y que quedará a cargo de una gran responsabilidad sola en la casa. Esto es bueno tenerlo en cuenta a la hora de contratar para planificar un tiempo de entrenamiento. De esta forma los padres podrán supervisar la tarea y delegarla  paulatinamente.
 Asismismo, habrá que dejar en la casa un listado con todos los telefónos para casos de urgencia, incluyendo el del pediatra.

El padre
En algunos casos, los horarios laborales de la madre y del padre no se superponen y esto permite que ambos cuiden al bebé por turnos. La gran ventaja es que el padre que está al cuidado del niño desarrollará con éste una relación íntima, tendrá contacto con sus necesidades y sus progresos de cada momento. También compartirá la crianza con la madre y ella se sentirá más apoyada y entendida en esta difícil doble tarea.

Inclusive, la situación socioeconómica actual produce cambios tan importantes en los esquemas tradicionales que en ocasiones es el padre quien se queda a cargo la mayor parte del tiempo

 Finalmente, luego de este breve repaso, vemos que es posible encontrar la forma de trabajar mientras dura la crianza. Lo importante, en todo caso, es elegir la mejor opción para cada familia y para cada momento particular del desarrollo del niño, de la madre y del vínculo tan especial que los une.

Consulte a su pediatra a su pediatra de cabecera tanto en tiempos enfermedad como de salud.
En la salud de los niños el pediatra es irremplazable!!


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp