otorrino





Otitis Externa

Oido externo
El oído externo esta formado por el pabellón auricular (la oreja) y el conducto auditivo externo.

El conducto auditivo externo está situado entre el pabellón auricular y el tímpano.

Es una cavidad recubierta de piel, prolongación de la piel de la oreja, que tiene como fondo al tímpano.

Esta disposición de la piel, en una cavidad parcialmente cerrada y de difícil limpieza, la hacen especialmente vulnerable a las infecciones e incluso a las lesiones traumáticas producidas por hisopos o cuerpos extraños.
Oido Externo - Anatomia

Sobre la Otitis Externa

La otitis externa, otitis de las piscinas u otitis del nadador es la inflamación de la piel del conducto auditivo externo.

Habitualmente en el oido externo se encuentran secreciones de las glándulas sebáceas y restos de células de la piel que constituyen el cerúmen o cera.
El cerúmen es un protector para impedir la entrada de agua, cuerpos extraños, etc.

En casos de excesiva humedad en el conducto auditivo externo , la disminución del cerúmen y la posibilidad de traumatismo en la zona (rascado o uso de hisopos) favorecen la sobreinfección bacteriana y por ende la producción de la tan molesta otitis externa o del nadador.

Clinicamente el síntoma dominante es el dolor de oídos que se exacerba cuando se toca el pabellón auricular y sus alrededores.

El conducto auditivo se ve por otoscopía edematizado y eritematoso (inflamado y rojo).


Prevención de la otitis externa
- Evitar la entrada de agua en oídos.
- Secar siempre los oídos, con un paño fino, después de cada baño y de manera muy delicada.
- No usar para la higiene hisopos de algodón ya que producen lesiones que aumentan el riesgo de infección.
- Consultar con el médico sobre el uso de tapones de siliconas y/o de gotas de alcohol boricado durante los deportes o recreación acuática.

-No automedicarse ya que pueden generar un trastorno mayor

Tratamiento de la otitis externa
Consiste en tratamiento con gotas óticas que contienen antibióticos y pueden también tener en su composición corticoides de uso local durante 3 a 5 días, luego de disminuida la inflamación se puede indicar Alcohol Boricado para uso local.

El dolor debe ser manejado con analgésicos comunes (Paracetamol, Ibuprofeno, Dipirona, etc); por vía oral.
En caso de no buena respuesta al tratamiento local o la aparición de fiebre con empeoramiento del estado general puede ser necesario la indicación de antibióticos por via oral (Cefalexina, Amoxicilina con Acido Clavulánico) siempre bajo estricta indicación y control clinico.

Para la prevención de esta molesta enfermedad se recomienda el uso de alcohol boricado posteriormente a la actividad acuátiva: natación, juegos en natatorios, deportes acuáticos.

También es recomendable el uso de tapones en los oídos como los que son vendidos en casas de deportes o farmacias.

Si su hijo presenta dolor de oidos usted debe consultar con el médico, quien evaluará el cuadro e indicará el tratamiento oportuno.


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Buscar en Zp