filesmonster.biz
otorrino

Libreta de salud infantil familiar digital




Otitis Media Aguda

Es la infección aguda del oído medio.
Usualmente, la otitis media es causada por virus o bacterias que entran al oído y lo infectan. Es común después de otra enfermedad, como un resfriado, bronquiolitis, bronquitis, neumonía. Esto quiere decir que si un niño se enferma, sus oídos pueden verse afectados.

Otitismedia
Otoscopio
Oido estructura


Es más difícil para los niños combatir enfermedades que para los adultos, por eso las infecciones del oído son más comunes en los niños. Los científicos creen que otros factores, como el humo de cigarrillo, pueden facilitar las infecciones del oído.

Hay dos tipos comunes. El primer tipo se conoce como otitis media aguda. El oído se infecta e hincha con líquido y mucosidad que no pueden salir. Este tipo de infección puede ser doloroso.

El segundo tipo se conoce como otitis media serosa. Después de una infección, quedan líquido y mucosidad dentro del oído. Este tipo de otitis hace que sea difícil para el oído luchar contra nuevas infecciones. Su niño puede tener problemas para oír a causa del líquido que se queda dentro del oído.

Otitis Media se refiere a la localización en el oído medio, detrás del tímpano. Aguda porque los síntomas aparecen con rapidez en pocas horas.
El tímpano es una membrana que separa el conducto auditivo del resto del oído. Se llama también membrana timpánica.

Este cuadro junto con las infecciones de la via aérea superior (catarros, faringitis) y las diarreas constituyen las consultas de mayor frecuencia en menores de 6 años y sobre todo en época invernal.

Antes de los 3 años de edad la gran mayoría de los niños (entre un 70% a 80%) presentan un episodio de Otitis Media Aguda y aproximadamente 1/3  (un tercio) de ellos presentan 3 o más episodios.

Es resorte del Pediatra o del Otorrinolaringólogo determinar si ante episodios repetidos se encuentra ante cuadros de Otitis recurrentes o ante Otitis media con Exudado Crónico ambas difieren en cuanto a tratamiento y seguimiento.

La causa más frecuente es bacteriana siendo los gérmenes más comunes en producirla el neumococo y el haemophilus influenzae pero tambén los virus pueden provocar otitis.

Cuando los oídos están infectados, las trompas de Eustaquio se inflaman y se hinchan. Las adenoides también se pueden infectar.


  • Las trompas de Eustaquio están dentro de los oídos. Mantienen estable la presión del aire dentro de los oídos. También dejan que entre el aire en los oídos.
  • Las adenoides están cerca de las trompas de Eustaquio. Las adenoides son grupos de células que luchan contra las infecciones.

Cuando las trompas de Eustaquio están hinchadas e infectadas, es común que se tapen con líquido y moco de un resfriado. Si se tapan las trompas de Eustaquio, quedan atrapados aire y líquido dentro del oído. Es más difícil que el líquido salga del oído de un niño porque en ellos las trompas de Eustaquio son más pequeñas y más rectas que en los adultos. Por eso también las infecciones del oído son más comunes en los niños. Por lo general, las infecciones son dolorosas.

Las adenoides están en la garganta, cerca de las trompas de Eustaquio. Las adenoides también se pueden infectar e hinchar. Pueden tapar las trompas de Eustaquio y atrapar aire y líquido. Al igual que las trompas de Eustaquio, las adenoides son distintas en los niños y los adultos. Los niños tienen adenoides más grandes que pueden bloquear las trompas de Eustaquio más fácilmente.

¿Cómo puedo saber si mi hija o hijo tiene una otitis media aguda?
La otitis media aguda es frecuente entre quienes por su edad, aún no han aprendido a hablar.
Se debe sospechar cuando lloran más de lo normal, se frotan o se tiran de las orejas, no duermen bien o se encuentran muy irritables. Cuando ya hablan pueden decir que les duele el oído.
En muchos casos tendrán fiebre. A veces se ve salir secreción de uno o ambos oídos. Esto se llama otorrea.
No siempre un dolor de oídos se debe a una infección del oído medio. También puede estar relacionado con otras afecciones.
Los síntomas más frecuentes por los cuales se manifiestan las otitis medias son el dolor de oídos con o sin fiebre, irritabilidad, alteración en el sueño y alimentación, a veces vómitos , diarrea, etc.

¿Cómo se puede diagnosticar?
En general, la consulta puede demorarse 24 horas a 48 hs. No es necesario acudir de urgencia. Este tiempo puede aclarar mejor los síntomas. Mientras, puede aliviar el dolor y la fiebre con paracetamol o ibuprofeno.
Ya en la consulta, le examinarán el interior de los oídos. Para ello se utilizan los otoscopios que tienen luz incorporada
El otoscopia tiene una lupa que permite aumentar la imagen del tímpano. Puede causarle algunas molestias. Pero no es una exploración dolorosa.
Algunos otoscopios tienen una "perita neumatica" que permite evaluar la motilidad de la membrana timpánica y facilitar el diagnóstico.
A veces hay que limpiar la cera del oído externo para visualizarlo bien.
El tímpano enrojecido y abombado indica infección. La presencia de líquido o pus reduce su movilidad.

Padres atentos
Preste atención a las siguientes señales de otitis media en un niño:

  • Se frota o tira de las orejas.
  • Llora más de lo normal.
  • Le sale líquido del oído.
  • No duerme bien.
  • Tiene problemas de equilibrio.
  • No oye bien.
  • No responde a sonidos suaves.


Tratamiento

El tratamiento se basa en el manejo de la infección mediante generalmente el uso de antibióticos, el de elección es la Amoxicilina, aunque actualmente existen otros tipos de antibióticos que pueden indicarse (siempre bajo estricta prescripción médica para evitar el desarrollo de resistencia bacteriana).

También debe tratarse el dolor con analgésicos comunes a dosis adecuadas.

Es muy importante que en los controles de salud los padres sean adiestrados por el profesional para el manejo inicial de la fiebre y el dolor evitándose consultas nocturnas que con el adecuado entrenamiento en dichos cuadros pueden diferirse para la mañana siguiente.

La duración del tratamiento es dada según el tipo de antibiótico a usar. Los de uso oral entre 5 a 10 días esto depende de la edad y de la importancia de los síntomas.

Recordar que una vez iniciado el tratamiento con el antibiótico la fiebre y el dolor pueden persistir entre 24 hs y 72 horas por lo que se recomienda control a los 2 dias de realizado el diagnóstico para valorar la evolución.

Luego de una Otitis lo ideal es el seguimiento para determinar si existe cura completa o parcial del oido.

Si el cuadro empeorara a las 48 a 72 hs. a pesar del uso del antibiótico el profesional valorará el rotar el medicamento o hacer una interconsulta con Otorrinolaringología.

En el último tiempo existen gérmenes que se han vuelto resistentes a ciertos antibióticos por lo que se recomienda NO AUTOMEDICAR CON ANTIBIOTICOS sino aprender a manejar el dolor y visitar al Pediatra para que diagnostique en forma correcta el cuadro e indique el medicamento adecuado para la infección.


¿Se pueden prevenir las infecciones del oído?
Existe evidencia de que los siguientes factores ayudan a prevenirlas:
La lactancia materna disminuye el riesgo de infecciones del oído.
Si toman el biberón, sobre todo bebés menores de 2 años, que no lo hagan en postura tendida.
No deben estar en espacios donde se fume.


Otitis Media Recurrente

Se llama así cuando se presentan 3 episodios durante 6 meses (algunos autores hablan de 3 meses) o 4 episodios en el período de 1 año (algunos autores hablan de 6 meses).

Se caracteriza por presentar curación completa entre episodios (el oido vuelve a la normalidad en los períodos de intercrisis).

Es  más frecuente en niños que presentan el primer episodio antes del año de vida.

Otros factores de predisponen a la Otitis media Recurrente son:

  • Concurrencia a guarderías.
  • Lactancia materna durante menos de 3 meses.
  • Convivencia con fumadores.
  • Sexo masculino.
  • Herencia.
  • Alteraciones de la inmunidad.

En caso de Recurrencias se indica tratamiento diario preventivo durante los meses de invierno con antibióticos a bajas dosis y una vez por día.

Se operan algunos casos de otitis?

Algunos niños con otitis media necesitan una operación. Cuando el líquido de una infección del oído no se elimina por varios meses, puede causar sordera y problemas del habla. En estos casos se recomienda una operación que se conoce como canalización del tímpano (o timpanotomía).
Un otorrinolaringólogo, que es un médico cirujano que se especializa en oído, nariz y garganta, le ayudará si el niño necesita una operación. Esta operación requiere el uso de anestesia.

En la canalización del tímpano, el cirujano hará un pequeño corte en el tímpano para poner un tubito. El tubo alivia la presión del oído tapado para que el niño pueda volver a oír. También deja que entre aire y eso hace que el líquido no se acumule en el oído.

Después de unos meses, los tubos se caen solos. Aunque no es común, en algunos casos hay niños que necesitan otra operación de este tipo.

Hay otra operación en la que se sacan las adenoides. Esta operación se llama adenoidectomía. Está comprobado que esta operación ayuda a algunos niños con otitis media que tienen entre 4 y 8 años de edad. No se sabe bien si ayuda en el caso de niños menores de 4 años.

En la salud de sus hijos el pediatra es irremplazable !!
Consulte con su pediatra

Para saber más:
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/earinfections.html


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp