filesmonster.biz
Enviar contenido

Libreta de salud infantil familiar digital






Internet y Niños.
Padres ingenuos, apáticos o simplemente desinteresados ?

Para leer a conciencia...!
!

Reflexiones sobre el Informe preliminar sobre los primeros 3 meses de recolección de datos a través de Internet / Reflexiones sobre el resultado
1 de agosto de 2007 al 1 de noviembre de 2007

Grupo de Informática de la Sociedad Argentina de Pediatría
Sociedad Argentina de Pediatría
http://www.sap.org.ar/

Datos y data...



  • 51% de los niños y adolescentes se conectan diariamente a Internet

  • 26% de los niños informaron a sus padres sobre alguna situación desagradable

  • En 22% de los hogares no hay regla alguna para el uso de Internet.

  • En 53 % de los hogares  no siempre hay un adulto responsable junto al niño que navega Internet.

  • 89% tiene banda ancha.

  • 90%  usa protección antivirus.

  • 72% NO aplica o no sabe si tiene activado filtros de contenidos para niños.

  • 29% navega más de 7 horas semanales.

  • 30 % no conoce el Nic (apodo) de su hijo.

  • 51% NO conoce el Nic (apodo) de los contactos de su hijo.

  • 48% tiene citas offline con sus contactos de Internet.

  • 44% no pide autorización para llenar formularios o la solicita esporádicamente.

  • 53% de los adultos no consideran necesario aumentar la supervisión que están ejerciendo.

  • 100% cree útil este tipo de campañas.

Interpretación de resultados

Observando los datos obtenidos en  esta encuesta podemos extraer conclusiones de alto valor para orientarnos en la búsqueda de respuestas y generación de políticas preventivas en el uso responsable de Internet en el hogar.

Que la mayoría de los encuestados cuenten con conexiones de banda ancha no sólo aumenta la velocidad de navegación standard sino también genera una vía rápida para la descarga e intercambio de todo tipo de archivos (videos, software, imágenes, música, etc).
Este aumento de velocidad de transmisión de datos facilita enormemente la navegación y descarga de material, y por ende la exposición a los  potenciales riesgos de encontrar material no adecuado para los menores.
60 minutos de navegación a través de banda puede multiplicar varias veces la experiencia como usuario si la comparamos con tecnologías de dial up (modem telefónico) que cuentan con velocidades reducidas de conexión.

Más del 90% de los encuestados cuentan con protección con antivirus, esto es asumido como una conducta positiva aunque llama la atención la baja aplicación de .Filtros de Contenidos (28%), que si bien no son la panacea para la protección total , forman parte de  herramientas válidas en el cuidado informático de los niños menores.

Más de la mitad de los niños y jóvenes ya navegan en forma diaria la web, y se entiende que en un futuro cercano el porcentaje aumentará progresivamente, por lo tanto los cuidados dentro de las familias deberán mantenerse y en ocasiones ampliarse.

El 26% de los niños informaron a sus padres sobre la presencia de situaciones desagradables durante la navegación, pero tomando en cuenta que muchos niños por pudor o temor no informan a los adultos sobre estas circunstancias tenemos que tener presente que este porcentaje seguramente es mayor desde la óptica infantil-juvenil..

A modo de ejemplo se puede mencionar la encuesta Holandesa del año 2006 donde revelaba que, de los 10.900 adolescentes encuestados, el 72 por ciento de los chicos y el 83 por ciento de las chicas habían recibido preguntas sexuales en la red. Un 40 por ciento de los chicos y un 57 por ciento de las chicas había recibido peticiones para desnudarse frente a una webcam, y, de ellos, uno de cada tres chicos y una de cada 10 chicas así lo hizo.

La presencia siempre de un adulto responsable en un 47% de los hogares cuando un menor navega Internet es un dato alentador, aunque consideramos que este coeficiente deberá mejorarse  por lo menos para disminuir el número de niños que nunca son supervisados por un adulto en forma directa o cercana.

Es importante recordar que la muestra de esta encuesta fue realizada íntegramente a través de  Internet...

Muchos de los adultos que respondieron tienen un conocimiento suficiente o superior sobre el uso de la herramienta Internet. Cuentan con una buena experiencia de navegación y también de responsabilidad al participar voluntariamente en este tipo de proyectos online de recolección de datos.

Un  30% de padres no conoce cual es el nic (apodo) de su hijo, este punto es delicado, y debe ser uno de los objetivos a revertir.
Otro punto a mejorar es el que más de un 50% no conoce el nic (apodo) de los contactos de los niños. Hay que tener en cuenta que muchos inescrupulosos se presentan con identidades y datos falsos para ganarse la confianza de los niños y adolescentes.

Muchos, (78%), contestaron que existen reglas en su  hogar sobre el uso de Internet,  esto puede deberse, entre varias razones,  a una necesidad de tiempos y usos prioritarios  de la computadora hogareña
Si sabemos que el 71% de los encuestados cuentan sólo con 1 PC en el hogar. directa o indirectamente  impacta en la necesidad de organización familiar y reglamentación en el uso de la máquina.

Sorprende que un 48% de los encuestados confirme que los niños y adolescentes tienen citas con sus contactos de Internet,  reconocemos este resultado  como un valor alto si lo comparamos con encuestas de otras entidades del mundo.

Si uno busca alguna explicación, puede tratarse  al contacto o encuentro con los compañeros y conocidos de estudios y otras actividades que realiza el niño o adolescente.

De todas maneras es aconsejable un control cercano y persistente de este tipo de actos por parte de los adultos.
Toda cita de un menor debe contar con la presencia de un adulto familiar por cada niño que participe, por lo menos en las primeras reuniones, con el objeto de conocerse entre los responsables de los niños y protegerlos así de la actividad pedófila y malsana de personajes peligrosos...

Recordemos que un  adolescente puede tener decenas de contactos, con mayoría de desconocidos en su libreta de direcciones..

Por último, algo que genera alarma  es que un 53 % de los encuestados no considera necesario aumentar la supervisión realizada en el uso de Internet por parte de los niños y adolescentes
Si comparamos esta respuesta con las obtenidas por otras agrupaciones y países (por ejemplo el Eurobarómetro) esto puede tratarse de una falsa certeza de los adultos de este lado del mundo.

En Europa el país que más control familiar tiene sobre el uso de Internet es Bélgica (29%)
España un 15% y el que menos realiza control por adulto es Bulgaria con un magro 8%.
Estos datos por ser realmente bajos preocupan  a las autoridades de la Comunidad Económica Europea quienes están trabajando en distintos planes para sensibilizar a los padres con el fin de estimularlos a tomar  una conducta realmente activa en este campo.

Los datos obtenidos en nuestra encuesta pueden ser que se refieran  más a una ¨falsa sensación de seguridad ¨ que vemos replicarse en otros ámbitos y de la que la navegación en Internet por parte de los niños y jóvenes tampoco impresiona escapar.
 
Veremos en encuestas posteriores como van evolucionando estos índices en nuestro medio.

Es importante entender  que supervisar a un niño no es exponerlo a situaciones de presión o exigencias innecesarias. Supervisarlo es hacerlo respetando su libertad individual pero teniendo  en claro y haciendo cumplir las reglas consensuadas que debe manejar la familia en el uso de Internet en el hogar.

Como dato alentador destacamos que el 100% de los encuestados consideran positivo el uso de campañas como la presente para fomentar el buen uso de las nuevas tecnologías y la comunicación familiar.


Reflexiones sobre esta encuesta
En los últimos años, algunas  entidades realizaron encuestas sobre el uso de Internet por parte de los niños, siendo el denominador común en sus resultados el bajo e ineficiente control paterno, lo que facilitaba, muchas veces de manera accidental, el encontrar contenidos no aptos por menores.

Las últimas encuestas realizadas en niños y jóvenes, también muestran que cada vez es menos fortuito que un niño se tope con material indebido, sino que, al contrario, muchos saben no sólo dónde buscarlos sino también cómo ¨ escapar ¨ del ojo adulto de manera eficiente.

A su vez, los menores tienen claro los riesgos que pueden presentarse ante un uso incorrecto de las nuevas tecnologías (virus, hackers, pedófilos, robos de identidad e incluso irritación ocular), pero esa confianza muchas veces es burlada por personas inescrupulosas, que se abusan de la inocencia infantil y de la desaprensión de los adultos responsables en cuanto el control de uso de Internet en el hogar.

Por estas razones, periódicamente se ve un dramático aumento de situaciones que atentan contra la salud emocional, física y en ocasiones inciden sobre los bienes patrimoniales de las familias.

Encuestas realizadas a niños que usan Internet dejan bien claro que los padres son los últimos en enterarse si un menor sufre algún tipo de acoso externo, este silencio generalmente es debido al temor a que se le suspendan sus actividades en línea que ya forman parte de su vida social.

Estas encuestas, la mayoría realizada en países de la Unión Europea y Estados Unidos de América destacan el alto riesgo y el frecuente interactuar con información impropia para menores. También se resalta la baja participación paterna en el control del uso de la herramienta Internet en el hogar.

Es por tal razón que cada vez son más los gobiernos que toman en serio estas alarmas, comenzando a intentar generar políticas preventivas que puedan regular el uso de esta fantástica herramienta que es Internet.

La Encuesta realizada por el Grupo de Informática de la Sociedad Argentina de Pediatría es hasta la fecha la que abarca el mayor espectro desde lo cuali y cuantitativo de la información sobre los usos en el hogar en países hispanoparlantes

En esta encuesta se destacan muchos puntos que los adultos asumen como algo ¨natural¨ y que realmente son puertas de entradas a serios problemas si no se toman los recaudos necesarios

Más allá que un niño o adolescente esté en su casa mientras navega Internet, es a través de la pantalla donde muchos riesgos pueden ingresar, si no existe adecuadas y consensuadas normas de uso en el hogar.

Esta encuesta nos está diciendo algo, que los padres están tranquilos por tener un  ¨pacto de confianza¨ en el uso de Internet pero que realmente en algunos casos por ingenuidad, en otros por apatía y en algunos por simple desinterés están dejando espacios abiertos a situaciones de conflicto, que en primera instancia son fácilmente prevenibles.

Desde el Grupo de Informática de la Sociedad Argentina de Pediatría apoyamos completamente el uso de las nuevas tecnologías. Teniendo la certeza que estamos transitando el siglo de la información, donde Internet tiene un papel primordial.

Pero se requiere la participación de toda la sociedad para regular su aplicación adecuada, que no la desvirtúe en su objetivo.

Son los padres los primeros encargados en que la información que entra a través de la computadora sea clasificada, son también los encargados de transmitir los buenos usos de la tecnología y de la ética en el estilo de comunicación

No necesariamente un padre debe ser un experto en informática para lograrlo, e incluso puede hacerlo con mínimos conocimientos de esta ciencia, sólo con voluntad, persistencia e interés puede ser el orientador adecuado.

Es por tal razón la necesidad de involucrarse con responsabilidad en el cuidado de sus hijos, fomentar el  dialogo fluido, estimular la generación de reglas consensuadas del uso de la herramienta, comentar a sus hijos que como adultos responsables estarán al tanto de sus actividades en línea y por sobre todo actuando con el ejemplo, siendo el espejo donde sus hijos deseen reflejarse. En síntesis, nuestra premisa: ¨Compartir Internet¨

Tanto padres como profesionales de la salud estamos preocupados por la alimentación, el sueño, la vacunación, la prevención de accidentes, las enfermedades, los condiciones emocionales, etc.,  tenemos ahora otro desafío a enfrentar y contener, que es el de las nuevas tecnologías y su aplicación adecuada en el hogar.

No podemos dejar pasar la oportunidad de trabajar en forma global en esto, debemos educar y pregonar el uso adecuado de la tecnología. Entender que el  mañana es hoy.

Enseñemos a las familias simples medidas (que no son dictatoriales) y que llevan a buen puerto a nuestros hijos en cuanto al uso de la TICs.

No podemos repetir los errores que suceden periódicamente, por ejemplo con el abuso de sustancias, donde los familiares son los últimos que se enteran de la situación conflictiva preexistente cuando su hijo es internado en una guardia de emergencia o directamente cuando se le informa sobre su muerte.

No es nuestra intención mostrar un futuro sombrío, pero sí es nuestra obligación  mostrar una realidad y dar respuestas democráticas y de convivencia para lograr que la navegación en Internet sea una experiencia única en información, entretenimiento, aprendizaje y comunicación.

Para esto está creada la ¨Red¨, para facilitarnos las cosas, pero siempre teniendo claro que debemos estar alertas, que tenemos que valorar de forma periódica la actividad que se realiza y no dejando que sea sólo el azar, lo intuitivo o el mero descuido lo que regule las actividades de nuestros hijos en la web.

Es Internet un avance único en la democratización de los pueblos, pero sin la participación activa de los padres, educadores y profesionales de distintos ámbitos encontraremos dentro de este océano muchas dificultades y peligros para la población de riesgo que son los niños.

A modo de reflexión final, creemos adecuado y necesario la gestación de planes que busquen la atención y comprensión por parte de los padres y familiares sobre el uso correcto de las tecnologías.
Creemos que informando y comunicando de manera concreta y didáctica evitaremos tropezar con la  piedras de la apatía, la abulia y el desinterés que invaden el núcleo de nuestra sociedad.

Queremos niños y adolescentes que apliquen Internet, pero es necesario que tengan supervisión por parte de un adulto responsable, queremos y necesitamos familias que sepan distinguir lo bueno de lo malo y que transmitan esto como enseñanza y ejemplo a los más pequeños.

No sirven las excusas vacías que buscan vanamente justificar muchas veces el mal desempeño como padres o responsables.

No sirve responder con desinterés o ingenuidad, no es útil  pensar que ¨está todo bien ¨

Usted, estimado lector, seguramente entenderá a lo que nos referimos.

Grupo de Informática de la Sociedad Argentina de Pediatria – GISAP

www.sap.org.ar

Noviembre de 2007


Temas relacionados
Internet e Infancia en Zonapediatrica.com


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp