filesmonster.biz
Lactancia

Libreta de salud infantil familiar digital




¿Por qué es importante darle de mamar a tu hijo?
Lic Luciana Becchi
Psicopedagoga
Zona Pediatrica Staff

¿Qué es amamantar?
Amamantar es dar vida y amor. Es alimentar, confortar, proteger y comunicarse.


Es la alimentación del niño directamente del seno. Es muy importante la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y complementaria hasta los dos años. La leche materna proporciona mejor nutrición y reduce riesgos de enfermar. La leche materna presenta en su composición sustancias grasas que son esenciales para el desarrollo neurológico de los lactantes, traduciéndose en las capacidades intelectuales futuras.

El organismo de la mujer está preparado para producir el alimento ideal del niño. La lactancia materna es la forma que la naturaleza tiene de proporcionar alimento al recién nacido, y con tal de que la mujer lo acepte y entienda lo que significa, es el comienzo ideal para una relación feliz y sana entre la madre y el hijo.Impacto de la Lactancia Materna en el desarrollo intelectual de los niños
El recién nacido tiene complejas competencias, en su comportamiento que le permiten ser un participante activo en su propia experiencia social desde muy temprano. Esto es de importancia crítica y es en este contexto que el niño desarrollo un concepto de sí mismo y de los otros, de las reglas de interacción y del intento comunicativo de su comportamiento y el de los demás.

La lactancia materna ayuda en el crecimiento psicológico proporcionando el ambiente interactivo óptimo para el niño y más aun sobre el desarrollo directo del Sistema Nervioso Central (SNC) proporcionándole a los niños una mayor capacidad intelectual.

La lactancia materna debe ser valorizada por sus amplios efectos sobre la niñez desde todos los aspectos y no observar únicamente el alcance de las implicancias simplista de consideraciones nutricionales, sino como todo un conjunto de valores indispensables en el desarrollo integral de los niños y por ende de la sociedad en general.

La estimulación táctil y vestibular que el contacto corporal y la atención de la madre le proporcionan al niño en el proceso de amamantamiento son claramente importantes para las otras áreas del desarrollo y esta situación proporciona una experiencia de aprendizaje directa basada en la interacción. La autoestima materna, competencia y confianza en el rol materno y un aumento del sentimiento de valorización personal, son grandes avances psicológicos que han sido demostrados en madres que amamantan exitosamente a sus bebes. Muchos estudios relacionaron la lactancia materna como un importante componente del vínculo madre hijo

Se debe continuar insistiendo, que la lactancia materna es un eje integrador en el cual confluyen una serie de aspectos sociales, políticos y culturales que hacen del acto mismo de amamantar una verdadera integración de todos los aspectos inherentes al Ser Humano.

Dar de mamar es el mejor regalo para comenzar la vida de un niño; dar el pecho hace crecer el amor entre la madre y el hijo. El contacto con la piel suave y caliente de la madre le dan tranquilidad y placer a ambos. La madre que lacta no deja nunca a su hijo desprotegido ni aún en las primeras horas del parto; esta es la mejor forma de estrechar su vínculo con él, apenas recién nacido.

El periodo de la lactancia se prepara psicológicamente desde bien temprano en la gestación; se debe persuadir a la futura madre de las ventajas y no ocultarle las dificultades. La madre siempre debe buscar la posición que le sea más cómoda para ella y el niño

Se debe recordar que durante la lactancia hay que extremar los cuidados higiénicos; las mamas voluminosas y péndulas se deben mantener con un sostén de tamaño apropiado.

La lactancia materna es el mejor método de alimentación de los lactantes, por razones tanto económica, como higiénica y afectiva. La leche materna es un recurso material de bajo costo, el cual contiene proteínas que favorecen la respuesta inmunitaria y elementos que fomentan la respuesta del cerebro.

Por la gran importancia de la lactancia materna se ha creado el alojamiento conjunto, que favorece el contacto precoz de la madre e hijo y se impulsa la alimentación a través del seno materno.4

La madre que lacta no deja nunca a su hijo desprotegido ni aún en las primeras horas del parto; esta es la mejor forma de estrechar su vínculo con él, apenas recién nacido.

La lactancia materna, es la única que asegura el niño pequeño de una alimentación adecuada y lo protege de las infecciones, a la vez que le proporciona la oportunidad para la formación de los lazos afectivos entre él y su madre, que a su vez son la base de la seguridad e independencia futura del niño. La lactancia materna condiciona ventajas para el lactante y la madre, debido a que es la leche de la especie humana, es más balanceada, estéril, se encuentra a una temperatura adecuada y está siempre al alcance del bebito; además a través de ella la madre le transmite anticuerpos y es de menor costo y tampoco necesita de preparación.

Glándulas Mamarias
Los órganos sexuales femeninos están complementadas por las glándulas mamarias, que son formaciones situadas a cada lado de la línea media del pecho, de forma convexa y que presenta en su centro una formación aguda y redondeada llamada pezón, donde desemboca los conductos galactóforos. El pezón se encuentra rodeado de una zona circular más pigmentada que se llama areola. La principal función de las glándulas mamarias es la de producir la leche para la alimentación del niño.

Higiene
La mujer debe comenzar el cuidado de sus senos a partir del tercer mes de embarazo, evitando usar prendas que no se adapten al volumen de las mamas.

Antes de lactar al niño la madre debe lavarse las manos con agua y jabón, limpiarse el pezón y la areola con agua hervida, luego tomará el pezón entre los dedos índices y medio, presionando la areola para que el pezón quede expuesto. El niño debe colocarse en posición semi sentada, para facilitar el eructo sin que vomite. Es importante evitar que las fosas nasales del niño hagan contacto con la mama, porque esto dificulta su respiración.

La importancia de la Leche Materna
La leche materna es muy nutritiva, a veces las madres no se dan cuenta hasta donde pueden beneficiar a su hijo mediante este "cordón umbilical". Es muy importante el efecto inmunologico, antialergico,... aunque no debemos perder de vista su efecto en otros aspectos en el referente al desarrollo psicológico y emocional, en ese encuentro único e intimo.

La leche que tú hijo está succionando es un cordón afectivo que lo une a vos, del mismo modo que cuando se encontraba dentro del útero. La lactancia materna permite prolongar la estrecha relación que unió a la madre y al hijo durante el embarazo; constituye además un acto de amor que tiene gran repercusión en el desarrollo emocional del niño y en la relación afectiva de la madre y el hijo.

Cuando se da el pecho por primera vez, muchos canales de comunicación se abren. Porque alimentar a tu bebé no es solamente darle cantidad de alimento que el organismo necesita para vivir, es una experiencia que brinda algo más que la satisfacción del hambre:

  • Es una experiencia emocional, por la sensación de unidad e intimidad entre vos y tu bebé.
  • Es una experiencia psicológica, porque muchos miedos se rinden ante el placer
  • Es una experiencia visual, mediante el contacto de tu mirada con la de tu hijo
  • Es una experiencia táctil, por la temperatura de la leche, la succión del pezón, la cercanía de los cuerpos, las caricias que acompañan este momento.
  • Es una experiencia gustativa, por el sabor de la leche
  • Es una experiencia olfativa, por el olor de la leche y por tu olor corporal que tu bebé reconoce desde el primer momento (no uses perfumes cuando das de mamar)
  • Es una experiencia auditiva, si le hablas, le contas un cuento, le cantas mientras lo estás amantando

El modo en que te relaciones con tu bebé durante esos momentos estará directamente relacionado con la idea que tengas de tu hijo y con el vinculo que hayas logrado o desees establecer con él.

Las necesidades de tu hijo serán satisfechas si durante la alimentación mantienen una actitud basada en cariño, contacto y comodidad. Pero tene en cuenta que la lactancia es un proceso al que ambos se deben adaptar.

En algunos casos antes de colocarlo en tu pecho para que coma, podes cantarle, hablarle, acariciarlo, abrazarlo, para que se sienta seguro y relajado. También vos lo tenes que estar.

Las ventajas de la lactancia natural

  • La leche materna es la mejor alimentación para un recién nacido.
  • Se suministra exactamente a la temperatura adecuada y proporciona al bebé inmunidad contra las infecciones; no requiere preparación o esterilización de envases.
  • Contribuye a que se constituya un estrecho lazo entre la madre y el hijo.
  • El dar de mamar acelera el retorno del cuerpo de la madre a su apariencia normal.
  • El embarazo y el parto tornan flácidos los músculos del útero y del estómago de la madre, el bebé al mamar estimulará éstos músculos y los tensará, retornando el tono muscular a la normalidad.
  • La producción de leche supone también un gasto de energía, de forma que cualquier exceso de peso que haya tenido la madre durante el embarazo se perderá de la misma manera que si realizara un ejercicio vigoroso y regular.
  • La proteína de la leche materna puede ser digerida mucho más fácil por el aparato intestinal de los bebés
  • La leche de la madre contiene sustancias especiales que evitan el desarrollo de las bacterias nocivas que pueden formarse en el intestino del niño.
  • Aunque la leche materna no contiene mucho hierro, si posee la cantidad exacta que el recién nacido necesita. El hecho de que el contenido de hierro sea bajo, tiene sus ventajas, ya que este mineral en grandes cantidades, neutraliza parcialmente el efecto de las sustancias que evitan el crecimiento de bacterias en el intestino del niño.

Los beneficios

* Para el Niño

Nutrición óptima
Nutrición adecuada para prematuros
Evita la hiperbilirrubinemia neonatal
Protección inmunológica
Gran digestibilidad
Crecimiento y desarrollo óptimo
Organización sensorial
Organización biocronológica y del estado de alerta
Patrones afectivo-emocionales adecuados
Desarrollo intelectual del niño
Desarrollo dentomaxilar y facial

* Para la Madre

Retracción del útero
Recuperación del peso
Recuperación de los pechos
Prevención del cáncer de mamas y ovarios
Aspecto físico de la mujer

* Para la Familia

Refuerzo de lazos afectivos familiares
Prevención del maltrato infantil
Espaciamiento de los nacimientos

* Para la sociedad

Disminución de la morbimortalidad infantil
Economía de recursos

Métodos de Lactancia

Cuanto antes mame el bebé después del nacimiento, tanto mejor, de esta manera el bebé acepta rápidamente la sensación de los pechos y los pezones maternos y al mamar estimula la hormona a producir la cantidad adecuada de leche.

Durante las primeras cuarenta y ocho horas deberá permitirse que el bebé mame cada vez que llore, aunque no por mas de dos o tres minutos en cada pecho. Más tarde se pasará a alimentarlo cada tres o cuatro horas, con períodos más largos para mamar aunque por lo general basta con un total de media hora.

La madre decidirá cual es la posición más adecuada; sentada o tumbada, es importante colocar correctamente el pezón en la boca del bebé mientras que éste mama.

La mejor manera de lograrlo consiste en retener el pecho entre los dedos índice y el corazón de la palma de la mano contra el cuerpo, y guiar el pezón y la areola hasta la boca del bebé. Es necesario cambiar el pecho en cada período de lactancia, y así alternar la lactancia de ambas mamas.

El organismo de la mujer está preparado para producir el alimento ideal del niño: la leche materna durante el embarazo, las glándulas mamarias sufren modificaciones y al final de la gestación están en condiciones adecuadas para la lactancia.

La eyección láctea o salida de la leche por la glándula mamaria se produce por dos mecanismos: - Aumento de la secreción de prolactina (La prolactina es una hormona que es la encargada de estimular la producción de la leche por la glándula mamaria).

- Succión del pezón.

Las posiciones para Lactar
Existen muchas posiciones para amamantar, se debe elegir la que sea más cómoda y se sienta relajada, en un asiento o sobre la cama, se puede utilizar almohadas para apoyar la espalda y disminuir la tensión o utilizar almohadones en la espalda, debajo del codo y sobre las piernas, para apoyar al bebé para que quede más alto. Sostener la cabeza del bebé con el doblez del brazo de la madre apoyando las nalgas del bebé suavemente con la mano, la cara y el cuerpo del bebé deben estar totalmente de frente al cuerpo de la madre. En cualquier posición el bebé debe aproximarse al seno y no agacharse la madre hacia él. Por último es muy importante que el bebé esté siempre en posición semisentada ya que esto facilita la deglución.

Las posiciones para lactar son:

  •  
    • Posición acostada de lado.
    • Posición semi-sentada.
    • Posición de cuna o sentada.
    • Posición debajo del brazo.

Es importante que vos misma busques la mejor posición en la que te sientas mejor. ¡Prueba cuantas sillas creas convenientes!.

Masajea unos minutos el pecho con el que vas a dar de mamar para estimularlo y descongestionarlo. Decidí la posición que te sea más cómoda para ubicar al bebé, teniendo en cuenta la altura de tus pechos y la posición de la cabeza y el cuerpo de tu bebé, para no provocarle una hiperextención innecesaria. Observa que su cabeza esté en línea recta con respecto a su cuerpo, no arqueada hacia un costado ni echada hacia atrás, ni hacia delante.

Roza con el pezón la boca de tu hijo. Cuando la abra, colócale el pezón en el centro de la boca, por encima de la lengua y acerca el bebé hacia vos con la mano que lo sostiene para que abarque parte de la areola, hasta que la punta de su nariz toque tu pecho.

Para ver que todo está bien observa como succiona. Cuando los bebés succionan con vigor, los músculos de la cara trabajan de tal modo que sus orejas se mueven, con una firme acción de la mandíbula y un sonido audible al tragar. Si descubrís que está incomodo o succionando incorrecto, abrázalo e inténtalo de nuevo o hace que suelte el pezón con suavidad y acomódalo nuevamente

Posición correcta

Posición incorrecta

El bebé tiene la totalidad del pezón y una buena porción de la areola dentro de su boca.

El bebé tiene en su boca sólo el pezón.

Las mejillas del bebé están "infladas" hacia afuera

Las mejillas del bebé están hundidas

El labio inferior del bebé está rotado hacia afuera.

El labio inferior está hacia adentro.

Cuando el bebé succiona, se observa actividad en la sien y en la oreja.

Se observa actividad en las mejillas y ruido de "chasquidos" en los labios.

Se escucha ruido cuando traga leche.

No se escucha ruido.

Para obtener la posición correcta se debe tener en cuenta, tanto la posición de la madre, como la del niño.

Posición de la Madre.
Con el tiempo, la mayoría de las mamás y sus hijos se convierten en verdaderos expertos y son capaces de llevar a cabo el amamantamiento en las circunstancias más difíciles. Ello es producto de la confianza, que sólo se logra con la experiencia, y con la perdida de los miedos y las inhibiciones. Sin embargo hay algunas reglas básicas, que deben ser seguidas con mucho cuidado, especialmente al comienzo, lo principal es que la madre debe estar cómoda, ya sea que esté acostada o sentada. Al comienzo es mucho más fácil dar de mamar estando sentada, sobre todo si los pechos son grandes, pesados y difíciles de mantener a la altura que el niño los necesita. Después de algún tiempo, la madre aprende a amamantar estando acostada, lo cual facilita mucho las cosas en las horas de la noche. Para que el cuerpo de la madre esté cómodo, debe tener apoyo adecuado.

Posición del Niño.

El niño debe tener la boca completamente abierta antes de agarrar el pezón y la aureola. No debe dejar que el niño introduzca el pezón con la boca semiabierta. La madre debe tocar con su pezón la mejilla del niño, o un lado de la boca, o los labios, para estimular el reflejo de búsqueda y así hacérsela abrir.

El tacto
Con el contacto físico, abrazos, caricias y masajes le comunicamos bienestar y seguridad a nuestros hijos, a cualquier edad y más aún en los primeros años de vida. A través del masaje durante las primeras horas y días después del nacimiento se desarrolla en forma válida la inteligencia y la estabilidad emocional del bebé.

Todos los bebés necesitan ser abrazados y amamantados con frecuencia, cada vez que se le hace esto, les estás demostrando que el mundo es un sitio seguro, donde son cuidados y protegidos y en el que pueden confiar. Confiar en tu corazón siempre te conducirá por el mejor camino.

¿Cómo terminar la mamada?
Permita que el bebé mame en un pecho hasta quedar satisfecho. Limitar el tiempo que pasa el bebé prendido al primer pecho ofrecido puede impedir que el bebé acceda a la "leche gorda" que se produce al final de la mamada. Cuando el bebé suelte el primer pecho, hágale hacer "provechito", cámbielo si fuera necesario (muchos bebés recién nacidos mueven el vientre a cada mamada) y ofrézcale el otro pecho. Si el bebé lo toma, permítale mamar hasta que nuevamente se dé por satisfecho. Si no lo toma, o mama poco tiempo, ofrézcale primero ese pecho a la próxima mamada.
Si por alguna razón necesitara finalizar la mamada, interrumpa la succión para separarlo del pecho. No lo separe sin interrumpir la succión, ya que puede lastimar el tejido de la mama y los pezones.


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp