Prevención de accidentes



Semana Nacional de Prevención de Envenenamientos (National Poison Prevention Week)

Fuente: American Academy of Pediatrics, 3/06

Cada año, alrededor de 2.4 millones de personas (más de la mitad de ellas de menos de seis años de edad) tragan una sustancia venenosa o tienen contacto con ella. Puesto que la prevención de envenenamiento por contacto o ingestión, y el tratamiento apropiado e inmediato cuando ocurre, son trascendentales para mantener a su hijo seguro y a salvo, la American Academy of Pediatrics (AAP) tiene algunos consejos importantes.



Para hacer que su hogar sea a prueba de venenos
Casi todos los envenenamientos ocurren cuando los padres o las personas que cuidan a los niños se encuentran en el hogar pero están distraídos. Los venenos potenciales más peligrosos son las medicinas, los productos de limpieza, el anticongelante, líquido limpiaparabrisas, plaguicidas, cera para muebles, gasolina, queroseno, y aceite para lámparas o quinqués.

 

  • · Almacene la medicina, los limpiadores, las pinturas/los barnices, y los plaguicidas, en su envase original en armarios cerrados con llave o en recipientes cerrados, fuera de la vista y el alcance de los niños.

  • · Instale un cerrojo o pestillo de seguridad (que atranque al cerrar la puerta) en armarios que contengan productos que hacen daño y que estén al alcance de los niños.

  • · Adquiera y mantenga todas las medicinas en recipientes con tapas de seguridad. Deseche la medicina no usada.

  • · Nunca haga referencia a la medicina como "dulce" u otro nombre atractivo.

  • · Revise la etiqueta cada vez que dé medicina a su hijo, a fin de asegurarse de dar la dosificación apropiada.

  • · Nunca coloque productos venenosos en recipientes de alimentos ni de bebidas.

  • · Mantenga las estufas de carbón, madera o queroseno en funcionamiento adecuado y seguro.

  • · Mantenga funcionando detectores de humo y de monóxido de carbono.


    Tratamiento
    Si su hijo está inconsciente, no está respirando, o está presentando convulsiones o crisis convulsivas debido a contacto con o a ingestión de veneno, llame de inmediato al 911 o a su número para emergencias local. Si su hijo ha entrado en contacto con veneno, y tiene síntomas leves o no presenta síntomas, llame a su centro de control de envenenamientos al 1-800-222- 1222.

    Diferentes tipos y métodos de envenenamiento exigen tratamiento inmediato diferente:
  • · Veneno tragado: quite el artículo al niño, y haga que el niño escupa cualquier sustancia restante. No haga que su hijo vomite. No use jarabe de ipecacuana.

  • · Envenenamiento de la piel: quite la ropa al niño y enjuague la piel con agua a temperatura del cuarto durante al menos 15 minutos.

  • · Contacto de veneno con los ojos: lave el ojo del niño al sostener el párpado abierto y verter un chorro constante de agua a temperatura del cuarto en el ángulo interno.

  • · Humos venenosos: lleve de inmediato al niño al aire libre o a un lugar donde haya aire fresco. Si el niño ha dejado de respirar, empiece reanimación cardiopulmonar (cardiopulmonary resuscitation [CPR]) y no la suspenda sino hasta que el niño respire por sí solo, o hasta que alguien pueda hacerse cargo.

    Fuente: American Academy of Pediatrics, 3/06


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Buscar en Zp