filesmonster.biz
Enviar contenido

Libreta de salud infantil familiar digital




Cómo reconocer el maltrato de menores
Los síntomas y los indicios

El primer paso para ayudar a los niños que han sido abusados o descuidados es reconocer los indicios del maltrato de menores. La presencia de un solo indicio no es prueba suficiente de que haya ocurrido el abuso en una familia, pero vale le pena evaluar la situación si estos indicios aparecen con frecuencia o en combinación.

Si usted sospecha que un niño es víctima del maltrato y lo denuncia puede proteger a este niño y obtener ayuda para su familia. Cualquier persona interesada puede denunciar sospechas de abuso y negligencia de menores. Algunas personas (por lo común ciertos tipos de profesionales) están obligadas por ley a denunciar el maltrato de menores en ciertas circunstancias—a estas personas se les llama denunciantes obligados.


Maltrato y abuso infantil

Para averiguar cómo y dónde puede hacer una denuncia, llame a su oficina local de servicios de protección de menores o a su departamento de policía.

Cómo reconocer el maltrato de menores

Estos pueden ser indicios de abuso o negligencia de menores:

El niño:

  • Demuestra cambios repentinos en su comportamiento y en su desempeño escolar
  • Tiene problemas de aprendizaje que no pueden ser atribuidos a una causa física o psicológica específica; se concentra con dificultad
  • Siempre está alerta, como si algo malo le pudiera ocurrir
  • Carece de supervisión adulta
  • Es extremadamente retraído, pasivo o sumiso
  • Llega temprano a la escuela y a otras actividades, se queda hasta tarde y no quiere regresar a su casa

El padre (o la madre):

  • Demuestra poco interés por el niño
  • Ha sido notificado de los problemas físicos o médicos del niño, pero el niño no ha recibido tratamiento
  • Niega la existencia de los problemas del niño en casa o en la escuela, o culpa al niño por estas dificultades
  • Pide a los maestros o cuidadores que utilicen fuerza física severa como método de disciplina si el niño se porta mal
  • Piensa que el niño es por naturaleza malo, problemático o que vale poco
  • Exige resultados físicos o académicos que el niño no puede alcanzar
  • Muestra cierta dependencia afectiva con el niño; lo necesita para satisfacer sus necesidades emocionales; exige toda su atención

El padre (o la madre) y el niño:

  • Raramente se tocan o se ven a la cara
  • Consideran que su relación es completamente negativa
  • Dicen no caerse bien

Tipos de abuso

Estos son algunos indicios comúnmente asociados a ciertos tipos de abuso y negligencia, como el abuso físico, la negligencia, el abuso sexual y el abuso emocional. Es importante subrayar que estos tipos de abuso por lo común se manifiestan en combinación y no aisladamente. Un niño que es abusado físicamente a menudo también es víctima de otros tipos de abuso, como el abuso emocional o psicológico. Un niño abusado sexualmente también puede ser víctima de la negligencia o el abandono.


Indicios de abuso físico

Hay que considerar la posibilidad de abuso físico cuando el niño:

  • Tiene lesiones, quemaduras, mordidas, ojos amoratados o huesos dislocados o rotos
  • Tiene moretones, machucones u otras marcas en la piel después de haber faltado al colegio
  • Parece estar aterrorizado de sus padres y llora o protesta cuando es hora de irse a su casa
  • Se encoge o se disminuye cuando un adulto se le acerca
  • Dice que ha sido lastimado por uno de sus padres o por un cuidador

Hay que considerar la posibilidad de abuso físico cuando el padre, la madre u otro cuidador adulto:

  • Da una versión contradictoria o poco convincente, o cuando no puede explicar las lesiones del niño
  • Dice que el niño es "malo", o lo describe de manera muy negativa
  • Recurre a la fuerza física severa para disciplinar al niño
  • Fue abusado durante su infancia


Indicios de abandono o descuido

Hay que considerar la posibilidad de negligencia o abandono cuando el niño:

  • Falta a la escuela con frecuencia
  • Anda mendigando para que le den comida o dinero, o los roba.
  • Carece de atención médica o dental, no tiene inmunizaciones o lentes (si los necesita)
  • Con frecuencia está sucio y huele mal
  • No tiene ropa suficiente para protegerse del clima
  • Abusa el alcohol y las drogas
  • Dice que no hay nadie en casa que lo pueda cuidar o atender

Hay que considerar la posibilidad de abandono o negligencia cuando el padre, la madre u otro cuidador adulto:

  • Se muestra indiferente hacia el niño y sus necesidades
  • Parece estar deprimido o sin motivación
  • Se comporta de manera irracional
  • Abusa el alcohol y las drogas

Indicios de abuso sexual

Hay que considerar la posibilidad de abuso sexual cuando el niño:

  • Tiene dificultes para caminar o para sentarse
  • De pronto se niega a participar en actividades deportivas o a cambiarse de ropa en el gimnasio
  • Dice que tiene pesadillas y que se orina en la cama
  • De pronto le cambia el apetito, no come bien
  • Demuestra conocimientos sobre la sexualidad que parecen muy sofisticados, inusuales o hasta raros para su edad
  • Se embaraza o contrae una enfermedad venera, particularmente si tiene menos de catorce años
  • Se escapa de su casa
  • Dice que fue abusado sexualmente por uno de sus padres o por un cuidador adulto

Hay que considerar la posibilidad de abuso sexual cuando el padre, la madre u otro cuidador adulto:

  • Sobreprotege al niño o limita severamente su contacto con otros niños, especialmente del sexo opuesto
  • Se recluye y es dado al misterio
  • Es celoso y controla a otros miembros de la familia

Indicios del maltrato emocional

Hay que considerar la posibilidad de maltrato emocional cuando el niño:

  • Demuestra comportamientos extremos, que van de la sumisión al comportamiento intempestivo, de la pasividad a la agresión
  • Se comporta como adulto (por ejemplo, cuidando a otros niños), o demuestra cierto infantilismo (golpeándose la cabeza o meciéndose)
  • Está retrazado en su desarrollo físico o emocional
  • Ha intentado suicidarse
  • Dice que no tiene un vínculo afectivo con sus padres

Hay que considerar la posibilidad de maltrato emocional cuando el padre, la madre u otro cuidador adulto:

  • Acusa, desprecia o humilla al niño constantemente
  • No demuestra ningún interés por el niño y se niega a aceptar ayuda para los problemas del niño
  • Rechaza al niño abiertamente

Para encontrar más recursos en español sobre el abuso y el maltrato de menores visite nuestra página en Internet

Esta hoja informativa es una adaptación, previa autorización, de Recognizing Child Abuse: What Parents Should Know. Prevent Child Abuse America© 2003.

Enlaces relacionados


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp