otorrino




 

El sangrado nasal en niños (Epistaxis); es un proceso que se observa con frecuencia constituyendo una de las urgencias otorrinolaringológicas por excelencia.

Presenta un pico máximo de incidencia entre los 4 a 6 años de edad, pero todo niño de cualquier edad puede presentar sangrado nasal único o reiterado.

Hasta la pubertad se encuentra más frecuente en varones pero a partir de dicha edad las niñas empiezan a ser las más afectadas.

Muchos sangrados nasales se producen en niños completamente sanos sin encontrar causa o factor predisponente aparente. Si esos sangrados aparecen en forma recurrente es importante determinar si no existe una causa de base ya sea local como general.

La hemorragia nasal es consecuencia de alguna enfermedad local (de la zona nasal) o de alguna enfermedad general. Ante un cuadro de epistaxis es fundamental encontrar de dónde procede el sangrado y controlarlo.

Formas de sangrado nasal
Podemos hacer una división básica para hablar de la epistaxis.

  1. Epistaxis Benignas: aparecen en personas jóvenes, en los que no hay antecedentes de enfermedad y no pruducen efectos de importancia en el estado general del paciente.


  2. Epistaxis Graves: Aquí pueden encontrarse antecedentes personales y son potencialmente productoras de alteraciones orgánicas importantes en los pacientes que las padecen.
    Se asumen como graves ya sea por su abundancia (se ve en la Hipertensión arterial o en los traumatismos de cráneo); por su recurrencia como ocurre en las enfermedades de la coagulación. Siendo el sangrado generalmente del tipo bilateral (ambas fosas nasales); pueden asociarse con sangrados en otras partes del cuerpo. Se caracterizan también por su reaparición frecuente, su prolongación en el tiempo y su dificultoso manejo.

Factores predisponentes
Existen condiciones y circunstancias que contribuyen al desarrollo y recurrencia de estos episodios.
Estos factores se pueden dividir en Factores locales y Factores Sistémicos (o Indirectos)

Factores locales

  • Alteraciones de la anatomía nasal como las desviaciones del tabique
  • Infecciones de la mucosa nasal: Rinitis, sinusitis.
  • Lesiones con ulceras. Secundarias al abuso de drogas como la cocaína o a enfermedades ulcerativas (Lepra y Leshmaniasis).
  • Traumatismos como los cuerpos extraños en las fosas nasales, los traumatismos accidentales de la región medio facial y los posquirúrgicos de cirugias de tabique nasal.
  • Tumores endonasales donde se destacan los Granulomas del septum nasal, los angiomas de las fosas nasales y el el Fibroangioma nasofaríngeo-juvenil.
    El Fibroangioma nasofaríngeo-juvenil es un cuadro casi exclusivo de presentación en varones adolescentes entre los 14 a 16 años (variación de edades entre los 8 a 28 años).
    Se caracteriza por obstrucción nasal unilateral permanente y hemorragias nasales recurrentes y abundantes. Tiene tratamiento quirúrgico.


Factores Sistémicos (o Indirectos)
Vasculares: Hiperrtensión arterial, Diabetes, Enfermedades de la coagulación como la Hemofilia, el uso habitual de aspirina, Déficit de vitamina K, anticoagulantes, leucemias, enfermedades hepáticas, disminución o alteraciones en las plaquetas.

Toxicos: Insecticidas y plaguicidas (organofosforados); tabaco, alcohol, monoxido de carbono

Enfermedades infecciosas: Gripe, sarampión, paludismo, escarlatina, etc.


Sangrados Nasales más frecuentes

  1. Traumatismos
  2. Epistaxis sin causas aparentes
  3. Hipertensión arterial.

Tratamiento
Lógicamente los sangrados nasales de origen secundario a enfermedades sistémicas como la Hipertensión, diabetes, intoxicaciones, etc requieren del tratamiento de la "causa base" para su control.

Que hacer ante un sangrado nasal de reciente inicio?

  • Si es posible sentar al niño con la cabeza elevada.

  • Sujetar con firmeza la raiz nasal haciendo presión sobre el lado de la nariz por donde se expresa el sangrado.

  • Pueden aplicarse elementos frios (bolsa con hielo) para provocar la constricción de los vasos sanguíneos que están activos y sangrantes.

  • Realizar la maniobra durante 5 a 10 minutos sin dejar de presionar durante ese tiempo (evite el "a ver si paró el sangrado" ya que probablemente en los primeros minutos este no haya cedido aún y el sangrado continúe.

  • Se debe realizar la consulta con el pediatra o el otorrinolaringologo infantil para valorar una mayor investigación en las causas o proceder a un tratamiento especifico.

En el caso de los sangrados sean importantes y detectado su origen en la parte anterior de la zona nasal el especialista puede recurrir a métodos como

  • Cauterizaciones con sustancias químicas (perlas de nitrato de plata).
  • Cauterizaciones con electrocauterio.
  • Taponamiento anterior con gasa vaselinada. Este tapón se deja durante unas 48 hs. y puede ser o no necesario el uso de antibioticos del tipo profilactico. El paciente puede permanecer en el domicilio.

Sangrados de la parte posterior de las fosas nasales

  • Taponamiento posteroanterior con gaso o sonda balón folley en caso de epistaxis de origen posterior y severo. El taponamiento dura unos 5 dias con el paciente internado.
  • Electrocoagulacion , ligadura o embolización de la arteria esfenopalatina.
  • Ligadura de la arteria maxilar interna, de la etemoidal anterior, carótida externa (en caso de riesgo de muerte del paciente)

Si su hijo presenta sangrados nasales abundantes y /o reiterados requiere de una evaluación pediátrica y eventualmente otorrinolaringológica.

Como dato extra es importante recordar que el uso de aspirina y en menor medida ibuprofeno pueden provocar sangrado nasal recurrente por lo que la indicación de dichos productos debe ser justificada y no ser dados ante cualquier síntoma dudoso o ante la habituación en el uso de dichos productos.

Si su hijo presenta fiebre o dolor constatados se justifica la indicación de analgésicos-antitérmicos pero es muy frecuente encontrar padres que ante minimas expresiones de molestias o "por las dudas" le suministran a sus hijos medicamentos que no necesitan aumentando el riesgo de exposición a efectos secundarios (como la epistaxis) o toxicidad por medicamentos.


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Comentarios  

0 #1 Josie rodriguez 21-08-2014 22:32
A pesar de haber leido que el sangrado por la Nariz suele ser frecuente en Los ninos, siempre uno busca mas a fondo. Mi niño tiene 7 anos y ha tenido algunos episodios controlables facilmente en casa pero puedo anadir que muchas veces respira por la boca y ronca. Me gustaria conocer mas. Gracias.
Reportar al moderador

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Buscar en Zp