filesmonster.biz
Niños superdotados

Libreta de salud infantil familiar digital




Niños Superdotados

Aquí van tres artículos recopilados de la web para orientarnos y comprender sobre niños con talentos y superdotación.

1-Un Acercamiento

Carmen Diez Martín Jugar y Crecer. Nº 17. Marzo-Mayo 1999


En términos generales, se considera que una persona posee una dotación normal de inteligencia cuando obtiene un cociente intelectual en pruebas psicométricas en el entorno de los 100 puntos (CI entre 80-120).
Se habla de superdotación cuando la persona en estas mismas pruebas presenta una puntuación por encima de 150 (aunque varía en algunos puntos, según criterios específicos).

Es bien sabido que no se trata del niño que mejores notas saca o el que mayor rendimiento obtiene en los aprendizajes, por lo que suele pasar desapercibido.

Su detección se realiza en primaria, con 8-10 años y en muchas ocasiones por ser un niño problemático en su conducta o en el manejo de sus emociones.

El maestro no suele ser un buen detector porque asocia superdotado a un niño aplicado, obediente, con buen rendimiento de las habilidades académicas.

Es más, puede valorar equivocadamente a estos niños por ser muy inquietos, son los que molestan por preguntar constantemente, no muestran interés por las actividades propuestas, no siguen el ritmo de la clase...

Estos niños suelen tener problemas de comportamiento porque se aburren y buscan otros entretenimientos, además suelen cuestionar a la autoridad, a los valores tradicionales o pueden resistirse a realizar actividades que ellos no consideran importantes ni relevantes.

Es importante distinguir al superdotado del niño con "talento académico" que es el que saca buenas notas y destaca por su rendimiento en clase.

También hay que distinguirlo del creativo-artístico que limita su campo de creación a determinados ámbitos (pintura, literatura...).

En la población infantil escolarizada las proporciones que se dan son : 5% es creativo-artístico, 5% posee talento académico y 1% es superdotado.

2-Niños superdotados
(Asociación Española de Superdotados y Talentosos)

Cómo identificarlos

    Desde que son muy pequeños, los niños superdotados pueden mostrar una serie de características típicas (aparte del C.I., que debe ser medido por un profesional). Algunas de las más frecuentes son:

  • Aprenden muy rápido y tienen una excelente memoria para lo que les interesa.
  • Suelen empezar a leer muy pronto y con poca -o ninguna- ayuda. Les gusta consultar libros de referencia, como diccionarios y enciclopedias.
  • Son muy curiosos y hacen preguntas constantemente.
  • Tienen muchos intereses muy variados, o uno o dos a los que dedican la mayor parte de su tiempo.
  • Son muy independientes.
  • Quieren saber el porqué de las situaciones, especialmente de las no deseadas.
  • No les gusta someterse a la autoridad, pueden ser inconformistas y muy desobedientes.
  • Pueden sobresalir en una o más asignaturas, y generalmente rinden muy bien en la escuela si están debidamente motivados.
  • Algunos son muy creativos (aunque es de notar que la creatividad no necesariamente va unida a la superdotación intelectual).

    Conviene tener en cuenta que no todos los niños superdotados muestran todas las características que normalmente se les atribuyen, y que pueden manifestar otras, como una acusada madurez emocional o capacidad de liderazgo.


«Nuestro hijo es superdotado. ¿Qué hacemos ahora?»

    Contra lo que mucha gente piensa, no ha de hacerse nada especial. No hay que volverse loco buscándole veinte tutores y treinta y ocho mentores, ni volver loco al niño matriculándolo en mil academias "para que rinda de acuerdo con su potencial"; y mucho menos aún desmotivarlo "para que no se convierta en un pitagorín".

Un superdotado no es ningún monstruíto de circo; es un niño como otro cualquiera, pero que tiene unas necesidades educativas diferentes. Sin embargo, diferentes o no, hay que atender esas necesidades de una forma adecuada.

    Lo mejor es motivar (no obligar) al niño a aprender proveyéndole de material  conforme lo vaya pidiendo, y siempre respetando sus gustos (y las posibilidades económicas de los padres). Tan perjudicial es forzar a un niño a aprender a tocar el violín si no le gusta la música como responder sistemáticamente a sus preguntas con un "eso ya lo aprenderás cuando seas mayor".

    También es importante hacer notar que no todos los niños superdotados necesitan ayuda. Muchos de ellos se encuentran bien adaptados a su entorno y no hace falta que se les dé un tratamiento especial.

 

    Es muy conveniente que los niños superdotados tengan contacto regularmente con otros de sus mismas características. Para este fin existen en España varias asociaciones a las que se puede acudir. A menudo estas asociaciones imparten también clases de enriquecimiento. Para más información sobre asociaciones, consulte nuestra lista.


Posibles problemas que se pueden presentar

   Cuando un niño superdotado no está siendo convenientemente estimulado intelectualmente pueden aparecer problemas de comportamiento como respuesta a la frustración que está experimentando. Estos problemas pueden ser bien de índole agresiva (el niño da muestras de violencia, tanto verbal como física, una fuerte rebeldía, se niega sistemáticamente a seguir ningún tipo de reglas, etc.) o pasiva (vive en un mundo de fantasía, evita el contacto con la gente, no se defiende si alguien le insulta o le pega...).

En estos casos, sobre todo si los problemas se dan en el colegio, se debe hablar con los responsables del mismo para buscar una posible salida --en casos extremos habrá que considerar el cambio de centro.
    Normalmente, cuando al niño se le proporciona alguna clase de actividad de enriquecimiento, los problemas tienden a desaparecer por sí solos.

Sin embargo, si persisten lo más adecuado será buscar la ayuda de un psicólogo, que será quien mejor les podrá orientar. 

 

 

3-Mitos falsos sobre los superdotados
(Asociación Española de Superdotados y Talentosos)

Los superdotados son siempre los que mejores notas sacan.
No necesariamente. Algunos superdotados, acostumbrados desde pequeños a sacar los primeros cursos sin esfuerzo, no aprenden a desarrollar unos hábitos de estudio y puede que hasta se convenzan de que estudiar no vale la pena. Conforme van avanzando de curso, las materias son más extensas y difíciles, y no pueden aprobarse sin dedicarles varias horas de trabajo. La falta de costumbre hace que, a la hora de prepararse un examen, lo tengan más difícil que otras personas habituadas a estudiar desde siempre, y por eso no es infrecuente que exista fracaso escolar entre personas de altas capacidades.

Los superdotados no necesitan ayuda para nada; se las apañan bien solos
Puede parecer que es así, pero no es cierto. Es necesaria una estimulación intelectual adicional para evitar que se aburran. Además, conviene que se relacionen con otras personas de habilidad mental similar para que no acaben encerrándose en sí mismos.

La superdotación intelectual es algo que debe envidiarse.

Ser más inteligente de lo normal no es más motivo de envidia de lo que pueda ser un cuerpo esbelto o una voz bien timbrada. Una inteligencia elevada es una aptitud que no sirve de nada si no se utiliza. Y,como todo, tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Si a los superdotados se les agrupa o se incluyen en programas educativos especiales, se convertirán en un grupo elitista.
Un grupo de superdotados en un colegio no sería más "elitista" que el equipo de voleibol o el coro de una parroquia. Agrupar a los niños y jóvenes según sus habilidades para que aprendan unos de otros no les convierte en unos "creídos", sino en personas conscientes de sus aptitudes que, en un futuro, serán capaces de utilizar en beneficio de la sociedad.

Los superdotados no saben que son diferentes hasta que alguien se lo dice.

Falso. Desde pequeños, los superdotados tienen consciencia de ser diferentes de los demás niños de su edad. Según la personalidad de cada uno, interpretarán esta diferencia como una cualidad o --desgraciadamente en la mayoría de los casos-- como un "defecto que hay que corregir". Deben ser los padres y educadores quienes orienten a los niños en esta situación para que sean conscientes de sus capacidades y puedan desarrollarlas de una forma adecuada.
 

Para más información visite el sitio de la
Asociación Española de Superdotados y Talentosos

 

Volver al Home de Nños Superdotados y Talentosos 

 


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp