filesmonster.biz
Psicologia

Libreta de salud infantil familiar digital




Niños superocupados

Dra. Gabriela Arista Farini
Pediatra del Hospital de Niños Ricardo Gutierrez
Miembro Titular de la Comisión de Relaciones Comunitarias
de la Sociedad Argentina de Pediatría
Zona Pediatrica Staff



Para las familias de hoy, el ritmo de vida nos obliga a estar continuamente ocupados. No tenemos tiempo. No alcanzan las horas del día para todo lo que tenemos que hacer.

Las metas y los objetivos que nos trazamos (cambiar el auto, arreglar la casa, comprar un nuevo electrodoméstico, ahorrar para las vacaciones, etc.), requieren del máximo esfuerzo y rendimiento.

Pareciera que rendir exámen en el área laboral, familiar y social fuera cosa de todos los días.

Si en el mundo que nos toca vivir hay que competir, ahí estamos, con todo lo que somos capaces de hacer, de saber y de sacrificar para estar en el mejor lugar. Y si además somos excelentes madres y esposas, padres y esposos, competentes en todo lo que se espera de nosotros... mejor!!!

-Lautaro, hola cielo, como te fue?
-Bien, ma.
-Podes poner la mesa que ya comemos?
-Porqué yo? No tengo tiempo, tengo que....


Nuestros hijos van acoplados al ritmo que les impone la sociedad que todos construimos. Sentimos que somos buenos padres, si los preparamos desde chiquitos para saber todo lo que pueda ser necesario para el mundo de mañana.

-Mi hijo, doctora tiene un montón de actividades extraescolares. Después del cole va a ingles, natación y piano los Lunes y Jueves. Hace futbol, gimnasia deportiva, computación los Martes y Viernes.
Los Miércoles y Sábados, después de su clase de pintura, entrena básquet (porque es federado) y juega los Domingos....Sin embargo lo noto cansado, que habla poco y se aburre cuando no tiene nada que hacer!!!!!
Que tal si lo anoto en un curso de teatro?


Un grupo cada vez más numeroso de niños padecen el síndrome del niño "superocupado".
El niño está sobrecargado de actividades y estresado. Las actividades pueden o no gustarle, pero en todas ellas debe superarse
continuamente para mejorar, y su día está "organizado" para no desperdiciar una tarde libre.
Muchas veces se manifiestan síntomas físicos recurrentes, como dolor de cabeza, dolores musculares, inapetencia, dolor abdominal.

Estos síntomas no tienen una causa orgánica que los justifique, y ceden al indicar reposo de las actividades.
Se trata de niños que después de la carga horaria escolar, no encuentran un momento de ocio y sin horario para que surjan las actividades "no pautadas", sin profesor, aquellas que tienen que ver con la vida, el juego y la improvisación; la charla con los padres o abuelos, ayudar a un hermano con la tarea, compartir un paseo en bicicleta, irnos a hacer un mandado, o a llevarle un pedazo de torta al vecino o al portero, acompañarnos a visitar a un amigo enfermo, hacerse la cama y aprender a lavarse su propia ropa interior, batir una crema, acomodar su cuarto, leer un libro,¿ y porqué no? aburrirse un poco

¿Porqué los padres retrasamos tanto el contactar a nuestros hijos con las actividades de la vida cotidiana? Participar en la cotidianeidad familiar, tener actividades no pautadas, encontrar tiempo libre, es para los chicos una oportunidad de aprender valores y desarrollar el espíritu solidario y de la buena convivencia.

Este desarrollo es tan importante como el del intelecto, es el que los ayuda a conectarse con lo que realmente les pasa y sienten y es el que marca la diferencia entre chicos con potencial para ser más o menos felices personas.

-Poné la mesa con los platos azules, corazón
-Ma, hoy estoy cansado. No es justo!!!
-Si, corazón, lo sé, la vida no es justa!!!

 

 

Dra. Gabriela Arista Farini
Pediatra del Hospital de Niños Ricardo Gutierrez
Miembro Titular de la Comisión de Relaciones Comunitarias
de la Sociedad Argentina de Pediatría
Zona Pediatrica Staff


Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp