Vacunas




Prevención de Hepatitis B

 

La Hepatitis tipo B es una infección viral que compromete al hígado causando enfermedad aguda con posibilidad de transformación crónica.
Existen razones suficientes para prevenir mediante el uso de vacunas contra el virus de la Hepatitis B.

Un porcentaje importante de pacientes presentan infección del tipo asintomático, trasnformándoes luego en portadores crónicos del virus, con el lógico riesgo que a futuro desarrollen Hepatitis crónica, Cirrosis o Tumor Hepático (hepatocarcinoma celular); todas estas enfermedades graves con riesgo para la vida.


Este virus se transmite a través de la sangre por exposición percutánea; a través de las relaciones sexuales (está presente en semen y en secreciones cerviclases del aparto genital femenino) y también se transmite en forma "vertical" que significa aquel contagio madre-hijo durante e embarazo.

En pediatría la forma más frecuente de contagio es esta última (vertical) dada a través de madres portadoras del virus de Hepatitis B.
Las madres portadoras del virus tienen una probabilidad de transmisión del 70 al 90% al recién nacido.

Un grupo de riesgo es el comprendido por los adolescentes a través de relaciones sexuales agravándose aún si existe uso de drogas endovenosas (adictos); o múltiples parejas sexuales.

 

Datos importantes

  1. Los niños tienen mayores probabilidades de padecer enfermedad sin síntomas y portación crónica (entre 80 a 90 %) contra la posibilidad de los adultos que es de un 10%

  2. Aproximadamente un 30% de los pacientes con infección por virus de Hepatis B no tiene factor de riesgo conocido

  3. El riesgo de infección crónica después de una infección aguda es inversamente proporcional a la edad.

  4. El riesgo de infección crónica es mayor en niños que la adquieren en el período neonatal (70-90%); en niños menores de 5 años (entre 25 y 50 %) y menos en niños mayores.

Medidas de Control
La vacunación es la medida preventiva por excelencia.

Se recomienda su uso en 3 dosis, por ejemplo en Argentina se aplica de la siguiente manera:

1er dosis dentro de las 72 horas de nacido
2da dosis entre el 1er. y 2do mes
3er dosis al 6to mes de vida


Si un recién nacido, hijo de madre portadora del virus, es necesario ralizar medidas especiales que incluyen la indicación de Inmunoglobulina contra Hepatitis B dentro de las 12 horas de nacido y luego recibir la vacuna de la forma explicada previamente.

En caso de que el niño naciera en forma prematura y su peso de nacimiento fuera menor de 2000 gramos (2 kilogramos) deben recibir 4(cuatro) dosis de vacuna, esto se debe a que la respuesta inmune en estos niños es pobre.

La vacunación de refuerzo en la adolescencia es otra medida de control fundamental (comienzo de la posibilidad de relaciones sexuales y riesgo de contagio)

 

Grupos de Riesgo donde se recomienda la vacunación
Drogadictos endovenosos
Homosexuales
Personas heterosexuales con parejas múltiples.
Contacto con enfermos con Hepatitis B aguda o crónica.
Residentes en áreas de alta incidencia de esta enfermedad.
Pacientes que reciben hemodiálisis.
Pacientes y personal de institutos para discapacitados mentales.
Personal de salud (por ley).
Pacientes que reciben transfusiones de sangre o derivados.
Viajeros a países con alta incidencia de Hepatitis B
Privados de Libertad (cárceles)

Vía de aplicación
Esta vacuna se aplica pro vía Intramuscular.
En niños pequeños en la región anterolateral del muslo y en los mayores en la región deltoidea.
La vacunación en glúteos (cola) no es recomendada por producir menor inmunogenicidad
.

Dosis Pediátrica
Es la que se indica desde el naciemiento hasta los 19 años y es de 10mcg por dosis.

 

Esquema de Vacunación
Como explicamos previamente su recomendación en Argentina es :
1er dosis dentro de las 72 horas de nacido
2da dosis entre el 1er. y 2do mes
3er dosis al 6to mes de vida 

 

En caso de iniciar tardíamente el esquema se deben respetar estos números de dosis
Menores de 1 año : 3 dosis
Mayores de 1 año : 3 dosis preferentemente asociadas con vacuna de Hepatitis A .

Adolescentes: 2 dosis con diferencia de 6 meses entre las mismas.

Los pacientes con problemas inmunológicos y aquellos que reciben hemodiálisis deben recibir doble dosis.



Final
No dude en que su hijo necesita de este tipo de vacuna, asegurarle un futuro de amor, educación y prevención forman parte de sus responsabildades como padres.
Ame, eduque y protega a sus hijos.

En la salud de los niños el pediatra es irremplazable
Consulte a su pediatra.

Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp