filesmonster.biz
Enviar contenido

Libreta de salud infantil familiar digital




Vacuna contra el Virus Papiloma Humano (VPH) se aplicará a niñas desde los 11 años dentro del Calendario de Vacunación Obligatorio en Argentina.

La vacuna contra el virus de papiloma humano (VPH) será aplicada desde octubre, en forma gratuita, a todas las niñas de 11 años en todos los vacunatorios y hospitales del país, confirmaron funcionarios del Ministerio de Salud de la Nación, en el marco de un encuentro con sociedades científicas donde brindaron detalles de la implementación de la estrategia para la prevención del cáncer de cuello de útero, provocado por la infección reiterada con dicho virus. Vacunacion HPV en Argentina

La reunión, que se realizó en la sede de la cartera sanitaria nacional, fue organizado en el marco de las iniciativas para conmemorar el Día Mundial de la Acción por la Salud de la Mujer, que se celebra mañana, estuvo encabezada por el viceministro de Salud de la Nación, Máximo Diosque, el director del Instituto Nacional del Cáncer (INC), Roberto Pradier, y las doctoras Carla Vizzotti y Silvina Arrossi, responsables de los programas nacionales de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles y de Prevención de Cáncer Cérvico Uterino.

Por las sociedades científicas participaron Myriam Perrotta, representante de la Sociedad Argentina de Patología del Tracto Genital Inferior; Stella Maris Gil, de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), Alejandra Picconi, jefa de Servicio de Virus Oncogénicos de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud “Dr. Carlos Malbrán” y Adrián Moreno, jefe de Citología del Hospital Posadas.

“A partir de octubre vamos a estar vacunando contra el VPH en todo el país”, anunció Diosque y agregó que “estamos muy satisfechos de poder confirmar la puesta en marcha de la estrategia hoy, ya que mañana se celebra el Día Mundial de la Acción por la Salud de la Mujer, que fue una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud para disminuir la mortalidad materna y por los derechos de las mujeres al acceso a la salud”.

El funcionario señaló que “las estrategias que está a llevando adelante el ministerio que conduce Juan Manzur tienen por objeto disminuir la mortalidad por cáncer cérvico uterino”, una patología que –definió– , “conlleva un fuerte componente social, ya que las mujeres más atacadas por esta problemática son de condición socioeconómica más baja. Estamos haciendo todo lo posible para achicar esa brecha”.

En tanto, Pradier señaló que “la incorporación de la vacuna es un paso muy importante que va a dar lugar a una demanda grande de adolescentes que pretenden la aplicación de la vacuna, pero debe entenderse que esto es una política de salud pública que debe comenzarse a aplicar en la edad que se considera más propicia y que con el correr del tiempo se irán perfeccionando e incrementando estas posibilidades”.

Diosque precisó que “la estrategia tiene dos estructuras: un fuerte trabajo en la detección precoz del cáncer de cuello, que se hace a través de un test conocido –como es el Papanicolau, que se tienen que hacer todas las mujeres–, y otro aspecto vinculado a la incorporación nuevas tecnologías para la detección del virus de VPH, una afección que se demostró, está relacionada directamente con el cáncer cérvico uterino”.

En ese marco se inscribe la incorporación de la vacuna contra el VPH al Calendario Nacional de Vacunación, una medida que fuera anunciada por la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner en febrero último. La medida garantiza la accesibilidad a este insumo, que en el mercado privado tiene un costo de alrededor de 300 pesos cada dosis, y del cual se necesitan tres dosis.

“A partir de octubre en Argentina vamos a contar con la vacuna, que por su incorporación al calendario es gratuita y obligatoria para el 100 por ciento de la población objetivo, que son las adolescentes a los 11 años”, explicó a su turno Vizzotti, y añadió que “este insumo va a estar distribuido en todos los hospitales y centros de salud pública, y vamos a empezar a trabajar y articular para poder apoyarnos también en el sector de las obras sociales y el sector privado para poder asegurar la disponibilidad de la vacuna”.

La funcionaria enfatizó que “después del agua potable, las vacunas son el elemento más efectivo para la disminución de las enfermedades”, y precisó que “la vacuna bivalente contra el VPH incorporada al Calendario Nacional de Inmunizaciones cubre el 77 por ciento de los genotipos de ese virus que circulan en el país”.

Respecto a la edad escogida para inmunizar a la niñas, la funcionaria explicó que “la idea de esta edad específica es porque tenemos tres vacunas más en el calendario a esa edad (la triple viral, la de la hepatitis B y la triple bacteriana acelular para disminuir el impacto de la tos convulsa), a las cuales se agrega la inmunización contra VPH, con tres dosis”.

Situación del cáncer de cuello de útero en Argentina
Durante el encuentro, Arrossi dio un panorama sobre la incidencia del cáncer de cuello de útero en el país, una enfermedad que genera 3 mil nuevos casos anuales y causa la muerte de más de 2 mil mujeres al año. En ese sentido, la responsable del Programa Nacional para la prevención de la enfermedad, consideró que “el cáncer cérvico uterino expresa con mayor crudeza las desigualdades de acceso de las mujeres a la salud”.

No obstante, la funcionaria destacó la creación del Programa y las acciones que se llevan adelante para disminuir la mortalidad por esta causa y lograr que en 2011, el 60 por ciento de las mujeres de entre 35 y 64 años, se hayan realizado un Papanicolau, una de las metas del plan.

En ese sentido, Arrossi destacó que la cartera sanitaria nacional tiene como objetivo en 2011, que el 100 por ciento de las mujeres con lesiones de alto grado y cáncer reciban tratamiento efectivo después de los 6 meses de diagnóstico. “Un dato alentador en este aspecto es el incremento de la realización de PAP entre 2009 y 2010, que en una provincia como Jujuy, que tiene alta incidencia, pasó de 8.600 a 20.000 en ese período”.

En ese contexto, Arrossi consideró que la incorporación del test de VPH “es muy importante porque simplifica el proceso de tamizaje y tiene una sensibilidad cercana al 100 por ciento”.

El VPH es la causa del 98 por ciento de los cánceres de cuello de útero. Se trata de una infección muy frecuente en las mujeres jóvenes, que puede evolucionar en la enfermedad oncológica si se presenta en forma reiterada. Sin embargo, no todas las pacientes que tienen VPH desarrollan la enfermedad: la gran mayoría de ellas elimina de forma espontánea la infección. El cáncer cervical es una complicación muy rara de una infección frecuente.


La opinión de los expertos


Stella Maris Gil (Sociedad Argentina de Pediatría)
“Como pediatras estamos totalmente de acuerdo y acompañamos esta iniciativa del Ministerio de Salud de la Nación de incorporar esta vacuna al calendario oficial. Porque somos quienes atendemos al sector de la población al que se le va a aplicar la vacuna, entendemos que debemos acompañar no solamente esta iniciativa, sino todo lo que implica educación, y medidas vinculadas la educación sexual, procreación, el uso de preservativos, no solamente para prevenir esta enfermedad sino otras enfermedades de transmisión sexual”.


Miriam Perrota (Sociedad Argentina de Patología del Tracto Genital Inferior)
”Es un hito histórico que se ha logrado en nuestro país después de muchos años de trabajar en pos de la prevención del cáncer de cuello uterino. Este tumor es de alta incidencia en nuestro país y es lamentable ya que es un tumor fácilmente prevenible a través de la implementación de metodologías que son simples, como fue durante muchos años la implementación el Papanicolau”.

Alejandra Picconi (jefa de Servicio de Virus Oncogénicos del Instituto ANLIS Malbrán)
"Es un momento en que los argentinos podemos sentirnos muy satisfechos porque la política de prevención de cáncer de cuello uterino del Ministerio de Salud de la Nación es una política integral, y aborda tanto la prevención primaria con la vacunación contra VPH como también la prevención secundaria a través del tamizaje poblacional, introduciendo además una prueba tecnológicamente renovada, como es el test de VPH. Todo esto siguiendo evidencia científicas internacionales y también estimulado por la OMS. Creo que es un momento histórico para el VPH y el cáncer de cuello en Argentina, y el equipo multidisciplinario está trabajando activamente para que todo este proyecto se desarrolle de la mejor manera".

Adrián Moreno (jefe de Citología del Hospital Posadas)
"La medida implementación de la estrategia contra el VPH es importantísima porque primero está insertada en el marco de un programa nacional de prevención que está científicamente diseñado, cosa que no hemos tenido prácticamente nunca.
La otra cuestión fundamental es la decisión política de apoyo a esta estrategia al programa. La tercera es la incorporación de nuevas tecnologías con el mantenimiento de las antigüas, como es la citología cérvico vaginal, que vulgarmente se conoce como Papanicolau.
No puede negarse la utilidad de la incorporación de las dos técnicas, la de vacuna y la de la detección molecular, sobre todo para acceder a las poblaciones más descubiertas que son las que menos accesibilidad a la salud tienen.
Así que tanto la actividad del programa, como todos los que hemos estado colaborando con ellos ha sido bastante exitosa y creo que va a seguir siéndolo en la medida en que se mantenga la decisión política".



Comparte este contenido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

NO tienes permisos para ingresar comentarios

Buscar en Zp